Especiales

Una “cruz” para Tacuara Cardozo

Hace exactamente 4 años, la selección paraguaya quedaba fuera del Mundial de Sudáfrica 2010 a manos de España. Lo recordamos en CCh.


El 3 de julio de 2010, la Selección Paraguaya quedaba fuera del Mundial de Sudáfrica a manos de España. Aquel gol de David Villa faltando 7 minutos para terminar aquel durísimo partido sigue doliendo, pero lo que no olvida la gente es el penal malogrado por Oscar “Tacuara” Cardozo. Una carga muy grande y hasta injusta para cualquier jugador.

La selección paraguaya pisaba por primera vez en su historia los cuartos de final de un Mundial de Fútbol. Con el Tata Martino a la cabeza, Paraguay tenía que enfrentar a España, que por primera vez justificaba su chapa de candidata en una copa mundial -que a la postre la ganó- y que venía desarrollando un fútbol exquisito.

Paraguay en lo suyo. Un equipo solidario y con muchas ganas de llegar hasta lo impensado. No era, precisamente, aquella selección un equipo que deslumbraba en las canchas. Pero si algo tenía Tata era ordenar tácticamente a 11 tipos que salían a morder (y no como Suárez) en cada pelota. No había que pedir a estos muchachos 50 toques de calidad para llegar al gol, pero había demasiada disciplina y huevos como para ir a buscar el arco rival.

El equipo que pisó la cancha en Johanesburgo.

El equipo que pisó la cancha en Johanesburgo.

Si bien el golpe mortal a la estructura de “buen fútbol” de este equipo de Martino fue la salida de Cabañas tras aquel incidente en México, lo cual condicionó enormemente el potencial futbolístico de la selección -basta recordar aquel poema de Cabañas, en pleno Defensores, ante la Argentina de Messi y Maradona, para el gol de Haedo (que en ese entonces hacía goles)- por lo que, sin el itagüeño en la cancha, se perdía la magia. Era el Mundial consagratorio de Cabañas, pero el destino dijo otra cosa.

Igual, lo concreto es que sin Cabañas, la idea era armar un equipo a base de lo que siempre se tuvo: fuerza, marca y apostar al centro, cabeza y gol como elementos fundamentales. Contra España, la cuestión fue más o menos así. Martino metió un solo punta y una línea de 4 con Darío Verón, Paulo Da Silva, Antolín Alcaráz y Claudio Morel; el Topo Cáceres frente a los cuatro del fondo, y tres en el medio; Jonathan Santana, Edgar Barreto y Cristian Riveros; una especie de media punta Nelson Haedo y arriba, solo y contra el mundo, Oscar Cardozo. El arquero fue Justo Villar.

Como vemos, la alineación Martiniana era menos ofensiva que un caniche, pero parecía lo mejor para ese entonces, y sobre todo, teniendo en cuenta lo que se venía. España, a su vez, presentaba lo mejor que tenía: Casillas en portería; Sergio Ramos, Puyol, Piqué y Capdevila; el medio, lo mejor; Iniesta, Xavi, Busquet y Xavi Alonso; y arriba Villa con el Niño Torres.

El partido

Carlos Batres, el que cobró el offside de Tacuara.

Ni Haedo puede creer lo que cobró Carlos Batres.

Exactamente a las 14.30 de aquel 3 de julio de 2010, Paraguay dejó de funcionar, mientras Lari se hacía conocida mundialmente. Es cierto, la selección española fue la que más buscó y propuso, pero no concretaba. De contragolpe, Paraguay tuvo lo suyo e inquietó a Casillas. Pero lo bueno para Paraguay, siempre vino por arriba. A los 40 del primer tiempo, un centro al área de España queda para Haedo que define. El árbitro del partido, el guatemalteco (!) Carlos Batres, anula el gol por offside. Haedo no estaba en posición adelanta, pero sí Cardozo, quien no participa de la jugada. Gol mal anulado.

En el segundo tiempo, las cosas se pusieron más ásperas. Paraguay esperando y saliendo de contra y España manejando la pelota. Pero otro centro -esta vez, de tiro de esquina- lanzado al corazón del área española hizo que Pique le haga una clara infracción a Cardozo y penal para Paraguay. La mejor oportunidad en la historia del fútbol paraguayo para estar a pocos minutos de soñar con una semifinal en un mundial, en los pies de Oscar Cardozo.

Con sus 1 metro y 93 centímetros, el joven delantero, oriundo de Juan E. Estigarribia, departamento de Caaguazú, que hasta el año 2005 apenas había viajado un par de veces a Asunción, cuando fichó por Nacional de Arsenio Erico, procedente del 3 de Febrero de Ciudad del Este, el mismo que se casó con su novia de toda la vida y que fue goleador del fútbol argentino, siendo ídolo de Newell’s Old Boys y que el 21 de junio de 2007 firmó un multimillonario contrato con el Benfica de Portugal, que pagó por su ficha unos 12 millones de euros y cuya hinchada rápidamente lo quiso por sus goles, el mismo que exprimía ubres en su ciudad natal de pequeño, fue el que se animó a tamaña responsabilidad y pateó ese maldito penal que atajó Casillas.

Lo que vino después, lo normal. España, agrandada, fue a buscar el partido. Tuvo a su favor un penal que detuvo Villar de Xabi Alonso, pero faltando apenas 7 minutos para terminar el partido, una genialidad de Iniesta habilita a Pedro, cuyo remate da por uno de los postes y del rebote se encargó Villa. Colocó la pelota tan esquinada, que la misma rebotó en ambos palos para darle más dramatismo a la acción. Es cierto, Santa Cruz tuvo oportunidad de empatar el partido, pero ya era muy difícil. Casillas se mostraba imposible de vulnerar y la selección ya estaba casi sin fuerzas.

Las lágrimas de Tacuara, al terminar el partido, bañaron a Paraguay, al igual que las de los demás jugadores. Un partido que dejó una rara sensación en todos, pero que, siendo honestos, no fue más que simplemente un resultado justo por lo que se vio en el trámite.

Lo más lamentable de todo esto es que hoy, a cuatro años de aquel encuentro, estamos recordando un penal errado, cargando de nuevo con una injusta cruz a un jugador de fútbol, en lugar de hablar sobre lo que tendría que haber sido la participación paraguaya en Brasil 2014.
Pero ya se sabe, el fútbol, como la vida, a veces es injusto. Los responsables de que la Albirroja no esté en Brasil, hoy no cargan con la cruz que tiene Tacuara Cardozo.

OBS: (Los responsables están en Brasil viendo el mundial desde sus buenas sillas)…

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba