Resumen de ligas

Resumen Fecha 21: El Ciclón gritó Campeón

Penúltima fecha de este apasionante torneo denominado (por cuestiones inexplicables aún) Copa de Primera, que tenía como ingrediente principal el hecho de que Cerro podía dar la vuelta de manera anticipada. ¿Qué pasó? Te lo contamos con la visión del pysatronco promedio.

SAN LORENZO 0 – CERRO PORTEÑO 3. Grito de Campeón Tiburónico

El Ciclón logró ayer sumar su estrella N° 31 del fútbol paraguayo en un partido que recién lo pudo disfrutar -con sus hinchas- en los últimos minutos. La falta de contudencia del propio equipo azulgrana hizo que el partido del campeonato se definiera recién en los últimos 15 minutos. Una noche en donde el Defensores se vistió de azulgrana para un festejo que se extendió hasta Quinta Avenida y todo el país.

Cerro Porteño manejó mejor la pelota los primeros minutos y Orti apretó el acelerador para tener su primer mano a mano de la noche, pero Orti, como en toda la noche, estaba de Orti (?) con el gol y no se le iba a dar en ninguna ocasión. Lo mismo pasó con el pibe Díaz, que estaba con la “pólvora mojada” (por favor, registren esta frase, nunca se dijo en el mundo periodístico del fútbol) y falló en las oportunidades que tuvo. Pero si es que hay un premio al “Chutar al pedo al arco”, ese se lleva Shony Fabbro, que probó de todo -futbolísticamente hablando eh, no sean así (?)- pero el gol le fue tan esquivo como el buen gusto a la hora de hacerse un peinado.

Fide
La noche se complicaba para un Ciclón cuya hinchada llenó el Estadio con la esperanza de simplemente festejar un partido que, en principio, parecía un trámite. Pero San Lorenzo contaba con un jugador extra: La fortuna, que apareció muchas veces como para que un jugador azulgrana la toque corta, la pique mal, chute fuerte, ere erea. Pero el gol no entraba y ya el ambiente se empezaba a poner denso en el Defensores como cuando te vas por la calle y te salen dos tipos con remera de luqueño. Caían las primeras puteadas de los “mevoyunavezalañoalacancha” que nuevamente, ayer estuvieron con todo.

Tiburón Torres movió sus piezas y nuevamente acertó el “interino”. Entendió que Paniagua ya no le daba la llegada que quería y que el Pibe Díaz probablemente tuvo una visita a la de Peguajó (?) en la semana, algo totalmente entendible para un pendejo de 17 años, por lo que decidió cambiar a ambos. Estos cambios cambiaron el partido, definitivamente, y valga el juego de palabras. Ingresaron Cecilio Domínguez y Miguel “Moe” Almirón, que se mostraron con mucha más luz para hacer trizas de una defensa sanlorenzana que, hasta ese momento, se mostraba con más aciertos que errores. Almirón en las primeras dos corridas demostró que entró con más ganas que novio nuevo en la sala viendo película con ella en la oscuridad. Almirón metió pique, gambeta y la pisó un par de veces. Mostró mucha seguridad para pedirla y ganar siempre la espalda a su marcador. Almirón exhibió lo mejor de su repertorio en el partido más importante de Cerro este año, no es poco. Cecilio, a su vez, en lo que sabe; mucha técnica para ganar espacios y ser siempre un dolor de cabeza para los rivales. Convinó frialdad con calidad para definir de manera monumental y dar el primer gol a Cerro, para el descontrol generalizado y las primeras lágrimas del tiburón Torres en el banco.

Después, la noche se robó “Moe” Almirón. Con dos corridas penetró profundamente en las entrañas de la defensa rival hasta que le tocó definir el pleito. Remate duro, desde fuera del área para el 2-0 y un verdadero poema para definir con la pierna derecha y sellar el resultado. Contundente 3-0 para un Cerro Porteño que de la mano de un tiburón invicto quien se mostró muy superior al rival y que justificó su chapa de campeón.

Gral Diaz 1 – 1 Libertad: El pasto de jardín no ayudó para la lluvia.

libertadEn una de las pocas canchas de la historia del fútbol paraguayo que tiene PASTO DE JARDIN, se jugaba con lluvia y barro el encuentro entre el local y Libertad, partido donde hubo más pozos en la cancha que hinchas en las gradas. General se adelantaba con un gol de cabeza del pibe Walter Cabrera, luego de un córner, única forma en el que en ese momento podía llegar un gol: la pelota parada. Rescatamos el festejo del técnico argentino Jara que, imaginamos, no tenía idea del club que venía a dirigir.
En el 2do. tiempo, el decaído y desconocido equipo de Sarabia lo empata en una jugada rápida por derecha que define el Pollo Recalde, final igualado donde al menos los pocos hinchas pudieron ver 2 goles, además de lluvia torrencial y el charco de 100 metros de longitud.

Nacional 2 – Luqueño 5: Luqueño juega lindo y piensa en la Suda.

luqueEl Luque de Rivera ya veníamos diciendo es para prestar atención. Juega lindo, juegan a ganar y… ganan. Si bien es cierto este Nacional es más malo que embarazar a una de 10 años, hacerle 5 al último finalista de la Copa no es moco de pavo (?). 7 goles se vieron en la tarde/noche de aquel viernes, cuando la ya habitual lluvia de fin de semana hacía su llegada. Enrique Meza (sí, sigue por ahí jugando ra’e), Luis Miño y  Miguel Godoy ya hacían 3 en el primer tiempo.
El 2do tiempo arranca ya con otro gol luqueño, esta vez Matto anota para que el arquero suplente de Nacional vaya pensando en qué hacer de su carrera. Bustamante, este pendejito que le armó kilombo a la defensa de Cerro días pasados anota su nombre en el tanteador. Un poco después, uno de los 18 Marcos de Nacional, este es Melgarejo, descuenta para el trico pero no sirvió de mucho, Marcelo Ferreira sumaba 1 gol más para los de la Capital de la música y los 3×3. Final feliz para el bigote Rivera que ya piensa en la Suda.

Olimpia 1 – 1 Sol de América: Chiqui sigue invicto a duras penas.

oliEl Olimpia de Chiqui venía dejando algunas dudas, sobre todo el desempeño en el Primer Tiempo. Ya mencionábamos que contra Luque fueron visiblemente superados por el rival y eso mismo volvimos a ver el sábado de noche en el Bosque. Un equipo franjeado más perdido que Quemil Yambay en concierto de electrónica, no podía sostener el aluvión del Chelsea de Villa Elisa. Sol manejaba las acciones y luego de un par de avisos (que no se pudo ver en el GRAN resumen de Telefútbol) llegaba el tanto del pendejito Rojas. Tomás con un toque sutil de cabeza en el área chica de CampeDios quien ya no pudo atajar esta. Un poco después Marquitos Duré luego de una linda jugada mandaba la pelota con destino a fondo de la red pero Rolón saca sobre la raya. Se iba el primer tiempo con el equipo azul fallando un montón de jugadas de gol y Olimpia con un mano a mano de Ove, quien recibía silbidos desde los 4 sectores de la cancha.
Justamente al arrancar el 2do tiempo, Ove se escapa de la marca en un tiro libre y anota de cabeza. Gestito de silencio a Prefe y festejo con sus compañeros, empataba Olimpia. Lo que pasó después ya no podemos analizar mucho porque fue más partido de waterpolo que fútbol, ya no vendrían goles, solamente un par de estupendas tapadas más de Campestrini que con ayuda de la Virgen de su barrio sigue tapando todo.

Capiata 2 – 0 Santani: El escobero barre bien igual con agua.

capiataLluvia torrencial, 2 goles, fin.
Mentira. Futbolísticamente hay poco que decir de este partido, mencionar que el Korea Bogado hizo un golazo, que sigue vigente a pesar de la pancita, y William Mendieta (sí, aquel que tuvo minutos en Cerro) también anotó su nombre en la historia del escobero. Santaní viene entregando más que secretaria VIP en las últimas fechas y ya tuvo que acudir al último recurso de los clubes apretados por el promedio, llamar a Alicio Solalinde. El equipo del interior del país que si no levanta cabeza volverá a Intermedia, junto al casi ya descendido San Lorenzo.
Mención especial a la cancha que fue UN DESASTRE. Es cierto, no paró de llover pero señores hagamos algo al respecto. El partido se debía haber parado (como ya pasó el año pasado en un partido contra Cerro) y luego invertir en un drenaje como la gente. Les dejamos ahí la tarea (?) para la dirigencia de Capiata.

Rubio Ñu 2 – 1 Guaraní: El indio ya se quedó sin el pan.

totoEl aborigen volvía a colocar equipo alternativo ante Rubio en la Arboleda. En una aérea, con un Manzur adelantado y Antonio Franco que tiene menos salida que monja en su periodo (?) llegaba el primer gol en la hermosa noche en Trinidad. Julio que sigue jugando y rindiendo, es cierto… ahora en equipos más humildes, pero dejando su nombre en el tablero de goles. Luego de varias jugadas polémicas, penales claros de por medio, le regalan un penal más trucho que billete de 3 mil a Guarani, hecho que Toto Gamarra en una FANTÁSTICA jugada de barrio convierte en gol. Hace rato no veíamos un jugador que “la pique” al arquero, bien por Toto que tiene esto de hacer lindos goles. Justamente a Rubio le había hecho un golazo en la primera rueda.
El indio que no podía anotar el gol que le ponga adelante y pescar por un gol de Sanlo (para seguir teniendo chances de campeonar) buscaba con algunos cambios del pelado Jubero pero fue Floriencáñez quien finalmente anota para el equipo de la casa y sentencia el resultado a favor del comprometido equipo albiverde. Guaraní ya piensa en Racing y lamenta un torneo más que lo tuvo como puntero largo rato y al final cayeron.
Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba