La solución de los clubes de internar a los chicos, brindándoles la posibilidad de estudiar y practicar, no tiene en cuenta un problema no menor: El desarraigo.

El modelo de Agentes de FIFA (que cada vez es más perseguido) se limita a asistir al chico económicamente mientras practica y se alza con gran parte de la ganancia una vez transferido.

7 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.