Equipos

Mundial CCh. Francia: Una candidata callada (?)

Tras la vergonzosa actuación francesa en el Mundial del 2010, Francia viene de una honorable eliminación (?) en cuartos de final en el campeonato mundial de Brasil y con una selección que se renovó para bien, se muestra como una candidata pero que no despierta, tal vez, la admiración o el torbellino mediático que otras selecciones. Los franceses llegan a Rusia con algo más que un buen pan (?). 


Historia

Michel Platini, cuando todavía era un ídolo.

Michel Platini, cuando todavía era un ídolo.

La selección francesa ha tenido una historia de tremendos altibajos en los Mundiales. Siempre mezclan participaciones excelentes con desastrosas eliminaciones que humillaron a la mayoría de los franceses.

Analizando mal y pronto podemos decir que Francia ha tenido 3 grandes equipos. El primero de ellos fue el de 1958, con Just Fontaine convirtiendo 13 goles y llegando a semifinales. La siguiente gran selección fue la de 1982 y 1986, con Michel Platini como líder fundamental (antes que se convierta en un gran ladrón presidente de la UEFA). Llegaron a 2 semifinales consecutivas para caer ante su gran rival: Alemania. Misma selección que volvió a dejarlos a los franceses afuera de una contienda mundial en Brasil, con un agónico gol de Hummels en los cuartos de final de Brasil 2014.  Por lo menos estas derrotas no significaron que les conquisten su territorio (?).

Otro momento histórico de la selección francesa.

Otro momento histórico de la selección francesa.

La última gran selección fue la de 1998. Aprovechando que se jugaba el Mundial en su país, una gran generación de jugadores, con Zinedine Zidane como estrella superlativa, pudieron obtener su tan ansiado primer campeonato. Llegaron sufriendo, apenas ganando por 1 gol o por penales sus partidos desde Octavos, pero le pasaron por encima a Brasil en la final. El mayor logro de este campeonato fue haberlo ganado a pesar de tener como titular al peor delantero de la historia de un campeón del Mundo: Stephane Guivarc’h. La comilla en su apellido representa su rol en el equipo campeón: estar al pedo sin molestar al resto.

Entre estos picos, las actuaciones francesas han sido horrorosas. Entre 1962 y 1994 no clasificaron a 5 de los 9 torneos, lo cual es imposible pensar hoy en día. La peor de las eliminaciones fue en 1994, cuando estaban a 1 minuto de clasificar, pero Bulgaria convirtió un gol de contragolpe porque David Ginola decidió tirar un centro en vez de retener la pelota hacia la esquina para que termine el partido.

Las pésimas actuaciones se vieron de vuelta en 2002 y 2010. Sudáfrica fue una verdadera catástrofe, comenzando por el escándalo de Karim Benzema y Franck Ribery por andar con una prostituta menor de edad y que terminó en un boicot del plantel al D.T. amante de la astrología Raymond Domenech por haber echado a Nicolás Anelka, quien le había dicho: “vaya al carajo, sucio hijo de puta”. El plantel quedó con tan mala imagen que este año para “exorcizar” a ese equipo una conocida marca destruyó un duplicado del colectivo que usaron en el torneo. Esto fue un karma por haber clasificado gracias a un gol con la mano de Thierry Henry contra Irlanda en el repechaje.

La historia de Paraguay jugando contra Francia ha sido dolorosa. En 1958 nos pasaron el trapo con una goleada tremenda por 7 a 3. 40 años después se enfrentaron de vuelta en la que hasta ahora sigue siendo la derrota más agobiante para toda una generación de paraguayos: el 1 a 0 con gol de oro de Laurent Blanc. Paraguay fue la primera víctima de aquel nuevo sistema, aunque iba a ser improbable revertirlo considerando que la albirroja tenía fobia al arco contrario.

Para llegar a Rusia, los franceses están con mayor cartel pero siempre callados, se ven como inofensivos pero guarda, que a la primera, te hacen la gran Blanc (?).

El gol que sigue doliendo.

El gol que sigue doliendo.

Técnico

La última participación de Deschamps en Mundiales.

La última participación de Deschamps en Mundiales.

El hombre quien levantó la Copa en 1998 sigue siendo el encargado de liderar a “Les Bleus”: Didier Deschamps. Desde 2012 su principal objetivo es limpiar la imagen de millonarios egoístas y haraganes que han tenido las camadas recientes de jugadores franceses. Lo eligieron porque tiene un carácter fuerte y no ha tenido miedo en quitar a jugadores talentosos que, según él, solo hacen daño a la armonía del plantel, como Samir Nasri y Gael Clichy (justo los 2 que juegan en el Manchster City) en plena eliminatoria para el Mundial de Brasil. Esto hizo que sea insultado por la novia de Nasri, y Deschamps demostró ser poco tolerante de los insultos, al denunciarla por injuria.

TÁCTICA

Después de varios intentos, finalmente Deschamps se quedó con un 4-3-3 como formación base. Todo depende del nivel de sus 3 mediocampistas, que tienen que cubrir toda su zona, atacando y defendiendo de la misma manera y con la misma intensidad. Los laterales y extremos son los que abren la cancha por los costados, pero normalmente se enfocan por el medio.

El mayor problema que tendrán será cuando los 3 mediocampistas se enfrenten a equipos que tocan mucho la pelota. Allí se verán sobrepasados por la movilidad y sobrepoblación del medio. Sus delanteros tampoco ofrecen mucha seguridad, porque aunque tienen buen nivel con sus equipos, siempre fallan cuando se ponen la camiseta de la selección.


Plantel

Peinado al estilo "Pájaro Loco"

Peinado al estilo “Pájaro Loco”

La fortuna del plantel depende mayoritariamente de 3 jugadores: Paul Pogba (Manchester United) y los jóvenes Ousmane Dembelé (Barcelona FC) y Kylia Mbapé (PSG). Claro, sin olvidar al único rubio que juega bien en Francia (?), Antonie Griezmann, que va por su mundial consagratorio.   Tendrán que correr la cancha como si fuera una maratón para cubrir toda su zona, pero les sobra capacidad para hacerlo. También saben manejar y distribuir bien la pelota. La clave es que Pogba demuestre que ya tiene la madurez suficiente como para hacerse cargo de una selección que para este mundial prefirió prescindir de Franck Ribery, un jugador que asusta pero que parece tenerle miedo a instancias decisivas internacionales con su club, el Bayern Munich.

Karim Benzema, el goleador del Real Madrid quedó fuera, por lo que todos los goles franceses están en los pies de Mbaé y Dembelé, que en el Barcelona tuvo menos trascendencia que la victoria moral (?) de Efraín Alegre en las elecciones pasadas.

La defensa francesa tendrá posiblemente la dupla Barza-Real, con Umtití y Varane. Ambos muestran mucha seguridad pero no hay garantía de nada con ellos, sobre todo con el de Barcelona, que con jugadores rápido tiene hartos problemas.

 

Perfil del hincha

Se merecen perder hinchas que van así a la cancha.

Se merecen perder hinchas que van así a la cancha.

Después del fiasco de 2010 el público francés le dio la espalda a su equipo. Sin embargo, tras la actuación en Brasil, el apoyo volvió. De cualquier forma, se sabe que los franceses consumirán litros y litros de vino y kilos de queso sin importar el resultado, delatándose por su lengua lila y su aliento. Todos quieren que la selección evite la trama de las películas “avant-garde” artísticas que son tan representativas de Francia, donde no se entiende nada y siempre termina en algún tipo de tragedia.

Los hombres seguramente apoyaran inconsciente a los franceses debido a la gran influencia que ha tenido “Emmanuelle” en sus vidas de adolescentes. Cuantos recuerdos trae ese nombre.


Conclusión

Con su tendencia de doctor Jeckll y señor Hyde es difícil saber que selección francesa aparecerá en este torneo. Es casi seguro que avanzarán en la fase de grupos, ya que está en el grupo C junto a Australia, Dinamarca y Perú, que es probablemente la que le dará más pelea. Llegar lejos es fundamental y casi una obligación para ellos. Levantar el trofeo es tan importante como recuperar el aprecio de sus compueblanos.

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba