Su clásico festejo. La multitud detrás. Sócrates es fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.