Darío Fabbro es el caño de escape. Por él pasa todo el humo con respecto a su hermano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.