Blanco ya tranquilo, pensando en sus pizzas y en el fútbol actual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.