Especiales

Improbables pero no imposibles

Una singular pasión por el club, por su hinchada y su estadio, sumado al contacto de su excompañero en la Roma, Nicolás Burdisso, llevaron al italiano Daniele de Rossi a aceptar la jugosa oferta de Boca Juniors para ser parte del plantel xeneize por unos cuantos meses.

Esto desató el furor dentro de la prensa argentina, ya que indudablemente, el arribo del campeón del Mundo 2006 será el gran atrayente para la Superliga del vecino país durante toda la temporada. Es de esos casos improbables, pero no imposibles, de jugadores considerados “de élite”, que arriban al fútbol de nuestro continente. Al menos a la parte competitiva. Si, a vos te digo MLS (?).

Conozcamos algunos otros a continuación.

Clarence Seedorf a Botafogo

Otro mundialista. Otro multicampeón. Con toda la gloria en su haber, al holandés Clarence Seedorf le hicieron una interesante propuesta directamente desde Río de Janeiro. Tras varios meses de negociación, se puso la “10” del Botafogo, el tradicional equipo carioca, a sus 36 años.

Mirá cómo lo recibían. Ni los Rolling Stones se animaron a tanto…

Marcó 25 goles con la casaca albinegra, y sumó 3 campeonatos estaduales a su amplia vitrina. Tras dos temporadas, finalmente colgó los botines.

André-Pierre Gignac a Tigres (México)

El francés se llevó los goles a México.

Lejos de lo que significa un digno retiro (?), el francés André-Pierre Gignac rompió con el mercado de pases del fútbol mexicano allá por el 2015, cuando el delantero “solo” tenía 29 años.

Fue contratado por Tigres, un equipo que generalmente anima (?) el torneo charro, pero no más que eso. Otra es la historia desde el arribo de alguien que supo jugar en la selección francesa, que participó en el Mundial 2010 y la Eurocopa 2016. 104 goles en 184 partidos y 7 títulos. Okairo diputado Portillo.

Daniel Güiza a Cerro Porteño

Dentro de lo más surrealista (?) del fútbol paraguayo sin dudas está el arribo del español Daniel Güiza a Cerro Porteño. El “gitano” era un potente delantero que llegó a ser pichichi con el Mallorca (27 goles y ninguno de penal), lo que le valió la convocatoria a la Selección de su país. Anotó un gol clave con “La Furia”, que valió el pasaje a la final de la Eurocopa 2008, y en donde España sería campeona.

 

Con ese repertorio, 5 años después, llegó a Barrio Obrero con 32 años y polémica incluida, pero el europeo acalló las críticas con buenos rendimientos, goles, y el campeonato invicto del Ciclón en 2013. Hoy, gasta sus últimos cartuchos en la Segunda División de su país.

«El Gitano» celebra en La Olla. Ganó un campeonato invicto con el Ciclón.

Goycochea en el fútbol paraguayo

Reemplazar a Nery Pumpido en el Mundial de Italia 90 lo catapultó a la fama. Fue la gran figura argentina que finalizó segunda tras la infame final ante Alemania en el Olímpico de Roma. Se consagró bajo los 3 palos al ganar la Copa América 1991 de Chile y nadie pensaría que después, estaría repitiendo esas estelares actuaciones en el fútbol paraguayo: Hablamos de Sergio Goycochea.

El portero llegó al Ciclón en 1992, donde jugó 6 meses, y disputó la Copa Libertadores con aquel equipo dirigido por Paulo César Carpeggiani. Luego, pasó de Barrio Obrero a Para Uno, y jugó una temporada con el Rey de Copas. Con aquel equipo, disputó la final de la Copa Conmebol, donde el Decano perdió ante Atlético Mineiro. Tras ese paso de ensueño por nuestras canchas, volvió a su país, y defendió el arco de River Plate.

Recordamos el paso de “Goyco” por la Franja en este material.

La Noche Amarilla del Barcelona

Como lo hacen casi todos los clubes al iniciar una temporada, se organiza un evento para presentar al plantel actual con sus refuerzos, pero el Barcelona de Ecuador decidió llevarlo a otro nivel: Organizan “La Noche Amarilla”, una ocasión en la que no solo dan a conocer a la plantilla, sino que también muestran la nueva indumentaria, y por supuesto, lo más esperado… la presentación del gran invitado.

Cada año, un jugador de élite firma contrato por una sola jornada con el equipo ecuatoriano. Bajo esa premisa, han vestido la casaca del Coloso de América Diego Forlán, Ronaldinho Gaúcho, su compatriota Kaká y en la última edición, rompieron todo trayendo nada menos que al italiano Andrea Pirlo.

Obviamente, la locura se apodera de todo lo que genera esta peculiar contratación, aunque sea por una jornada. El de tener jugadores que lo han ganado todo pisando tierras guayaquileñas y jugando por uno de los grandes de aquel país.

Pirlo mostrando la del Barcelona de Ecuador. ¿Qué otras figuras vendrán después?

Estos casos son tan contados como admirables, y estamos seguros de que seguirán llegando. Si recordás otro caso similar en nuestro fútbol como en el de algún país vecino, no dudes en recordarlo dentro de los comentarios, o etiquetando a @canchachicapy en todas las redes.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba