Especiales

El último patriarca del fútbol sudamericano

Nos dejó Nicolás Leoz, aquel que fuera expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL). A punto de cumplir 91 años, el dirigente deportivo se fue con su silencio y estando en prisión domiciliaria. Desde el 2015, pesaba sobre él un pedido de extradición de los Estados Unidos por el caso FIFAGate, la investigación fiscal que abrió la página más negra en la historia del fútbol sudamericano.

Leoz tenía 58 años cuando en 1986 asumió como presidente de la Conmebol. Nadie, a esas alturas, imaginaba que se convertiría en el presidente con el periodo más largo de la historia de esta entidad, completando 27 años en el cargo (hasta 2013).

Con casi tres décadas como titular de la Conmebol, Leoz se convirtió en el padrino del fútbol sudamericano. Detrás de Julio Humberto Grondona (+), Leoz se hizo lugar en el ambiente grande del fútbol sudamericano. Grondona, desde su eterno invierno, nunca dejó de asistir a su viejo amigo en cuanto estaban en el poder. El dirigente argentino, que falleció el 30 de julio de 2014, llegó a ser vicepresidencia de la FIFA y fue, durante 30 años, titular de la Asociación de Fútbol Argentino (AF).

En su libro autobiográfico “Pido la palabra”, Leoz habla de sus inicios. Cuenta, por ejemplo que entró al mundo deportivo de una manera peculiar, ya que sus primeros pasos laborales se remontan al periodismo deportivo, en “Corporación Deportiva Cóndor” de Radio Cáritas de Asunción.

Pocos saben tal vez que Leoz llegó a ser profesor de historia en colegios capitalinos y que se recibió de abogado. Vinculado siempre al deporte, en los años 50 fue también presidente de la Confederación Paraguaya de Básquetbol, hasta que en 1968 llegó al fútbol, cuando asumió como presidente del club Libertad. Paraguay atravesaba la dura dictadura stronista en aquellos tiempos.

Amigos. Julio Grondona y Nicolás Leoz, los dos grandes padrinos del fútbol sudamericano.

De Libertad a presidente de la entonces Liga Paraguaya de Fútbol (LPF) fue un salto que no le llevó demasiado tiempo. Hasta que en 1983, llega al lugar en donde trascendería mundialmente. La Conmebol. Ejerció la presidencia durante seis periodos consecutivos y durante 10 años integró el Comité Ejecutivo de la FIFA. Jamás ningún paraguayo había llegado a tanto.

Invitado por delegaciones, por gobiernos, empresas privadas, organizaciones de toda índole, Leoz era hasta mediados de los años 2000, una persona admirada por todos. Hastiado de condecoraciones, aparecía siempre en alguna nota en donde hablaba de la grandeza del fútbol y de cómo estaban trabajando por mejorar este deporte en esta parte del mundo, donde niños y jóvenes siguen entrenando en condiciones mínimas por la pobreza de los clubes.

Las denuncias

A mediados de 2007 empiezan a surgir algunas publicaciones en contra de la Conmebol y que afectaban la gestión de Leoz. En 2007, Andrew Jennings, un periodista de investigación inglés, publicó el primer escándalo. Lo acusaba de haber participado – junto con Grondona – de un sistema de coimas y sobornos dentro mismo de la FIFA.

La publicación de Jennings, sin embargo, no afectó a Leoz ni su entorno. Aferrado a su cargo, siguió en la presidencia de la Conmebol pero desde el 2010, las cosas ya estarían cada vez más difíciles. Ese año, la propia BBC – la cadena de televisión británica – tomó la historia de Jennings e hizo un material especial, aportando datos nuevos sobre los casos de corrupción en la FIFA, con relación a sobornos que recibían para organizar los mundiales de fútbol, con el suizo Joseph Blatter como presidente.

PODÉS LEER ACÁ: 

LAS ACUSACIONES CONTRA LEOZ Y LOS MIEMBROS DE LA CONMEBOL

El escándalo final

En mayo de 2015, agentes de la policía suiza en cooperación con el FBI de Estados Unidos, detuvieron a siete importantes dirigentes de la FIFA que estaban alojados en un hotel de Zurich, la capital suiza.

Fue el “comienzo” de una serie de detenciones que se fueron dando en torno a una investigación que el mundo conoció como “FIFAgate” y que terminó por derrumbar toda la estructura del fútbol mundial. Al menos, en cuanto a nombres.

El FIFAgate fue una investigación impulsada por el propio departamento de Estado de EEUU y que tuvo el apoyo de la oficina de tributación. El motivo inicial, algo imperdonable para los estadounidenses: Lavado de dinero en bancos norteamericanos. La primera sospecha fue que utilizaron la FIFA y sus instituciones adheridas (Conmebol, la Confederación Africana, etc) para lavar activos y usar dinero para pago de sobornos y coimas.

La investigación terminó afectando a la Conmebol en sus más altas esferas. El uruguayo Eugenio Figueredo Brítez (en el 2015 era el presidente) y el paraguayo Juan Angel Napout (también expresidente) terminaron siendo condenados en la causa, por citar a los más cercanos.

PODÉS LEER ACÁ: 

EL MISTERIO DE CIFFART EN PARAGUAY

Leoz, a su vez, estaba con prisión domiciliaria por este caso. Las investigaciones en el caso FIFA abarcaron hasta, por lo menos, supuestas coimas y sobornos desde 1990 en adelante. En ese tiempo, Leoz era el presidente. Otras investigaciones después lograron determinar millonarios desvíos de fondos que correspondían a la Conmebol a las cuentas particulares de Leoz.

A la par de sus años en la Conmebol y FIFA, Leoz supo construir un imperio económico en Paraguay, pasando de ser un periodista deportivo a convertirse en dueño de empresas, numerosas cuentas bancarias y cientos de inmuebles, además de ser accionista mayoritario de una clínica y propietario de estancias de alta calidad para la producción ganadera. El primer gimnasio que tuvo el edificio de la Conmebol, en Luque, que ocupaba todo un piso, era propiedad de María Clemencia de Leoz, la esposa del exdirigente.

Un reporte que aparece dentro de los informes de la investigación de FIFAgate, habla de que unos 40 millones de dólares fueron transferidos a cuentas de Leoz y su esposa en los últimos años en bancos de Estados Unidos y cuyo origen querían determinar.

Según los fiscales de Estados Unidos, en dos décadas, se habrían movido unos 150 millones de dólares en sobornos, coimas y transferencias de cuentas del dinero de las asociaciones a los dirigentes involucrados. Un escándalo sin precedentes.

PODÉS LEER ACÁ: 

LE QUITAN LA INMUNIDAD, ¿QUÉ HARÁN CON LA IMPUNIDAD?

En julio de 2015, finalmente la justicia estadounidense pidió la extradición de Nicolás Leoz Almirón en una causa por investigación de lavados de activos, desvío de fondos y crimen organizado. Los abogados de la familia lograron parar que el exdirigente termine en Estados Unidos para afrontar los cargos.

Con Joseph Blatter, ex presidente de la FIFA también investigado.

Un infarto fue la causa de la muerte, según reporte de los voceros de la familia Leoz. Su estado de salud, no obstante, ya estaba deteriorado por un linfoma que se le había detectado meses atrás. Estaba cerca de los 91 años.

Pocos se han animado a honrar el afamado «minuto de silencio» a la memoria de un hombre que estuvo 30 años en la cumbre elitista del fútbol sudamericano. La cruda y brutal ironía.

Fotos: AFP, Reuters, Abc Color, Última Hora

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba