Curiosidades

Amigos son los amigos

Les presentamos un escalofriante resumen sobre algunos de los más sonados casos de “soplo” en la historia del fútbol.

En el mundo del fútbol se da ese lado tétrico de las relaciones interpersonales y las traiciones. Que tu compañero de equipo, convertido en amigo, se quede al final con tu novia o esposa es una traición que uno nunca espera. Es una situación incómoda incluso para los demás compañeros, que no saben cómo reaccionar. El Diegote pidió no manchar la pelota, pero en muchos casos, se rompe el código, la pelota está totalmente manchada y no hay creolina (?) que sirva para sacarla.

Y es así que ahora les presentamos un escalofriante resumen sobre algunos de los más sonados casos de “soplo” en la historia del fútbol:

La dupla Ameli – Tuzzio

Eran centrales de uno de los clubes más grandes de América: River Plate. El hecho se registró en 2005, bah, saltó a la luz ese año, pero desde hacía mucho tiempo atrás que ya eran amigos y compartían camarin, hasta que Horacio “Coco” Ameli rompió una norma básica de la armonía grupal: Se dejó llevar por sus instintos de defensor y le hizo marca personal a la esposa de Eduardo Tuzzio.

Qué golazo, hermano! Le dice Ameli a Tuzzio, empezaron en San Lorenzo.

Qué golazo, hermano! Le dice Ameli a Tuzzio, empezaron en San Lorenzo.

Ameli y Tuzzio fueron los centrales de aquel San Lorenzo campeón de la por entonces Copa Mercosur en su edición del 2001, consiguiendo así el primer título internacional azulgrana (de ashá) de la mano del ingeniero Manuel Pellegrini. Desde ese año forjaron una amistad que se extendió más allá de las canchas. Siguieron juntos y un par de años después River los contrató para asegurar su línea defensiva con tipos que se conocían.

Sin embargo, en el 2005, un quilombo en el plantel de River hizo que Ameli fuera separado del plantel antes de un partido importante por el campeonato local. Nadie entendía qué pasaba hasta que saltó el objeto del escándalo. La misma jermu de Tuzzio fue quien confirmó a los medios que salió garchó con Ameli desde hacía dos meses.

"Lo Tuzzio es mio y lo mío es Tuzzio" una bandera de la 12, recibiendo a Ameli en un clásico.

“Lo Tuzzio es mio y lo mío es Tuzzio” una bandera de la 12, recibiendo a Ameli en un clásico.

Como el código del fútbol se había roto, Marcelo “El Muñeco” Gallardo, en ese año capitán de River después de robar como loco en el Mónaco, decidió que la traición se pagaba. Habló con el cuerpo técnico y directivos y logró que se marginara a Ameli del plantel, poco tiempo después, Ameli dejó River. Lo mismo pasó con Tuzzio. Era simplemente imposible seguir escuchando ese cántico de “cornuuuudo, cornuuudo”, el más doloroso en la cancha.

Nunca volvieron a ser amigos. En el fútbol, los cuernos no se perdonan.

John Terry – Wayne Bridge

Terry y Brigde. Llorás por el abrazo de Judas (?).

Terry y Brigde. Llorás por el abrazo de Judas (?).

En enero de 2010 estalló la bomba. John Terry, eterno cantante de U2 central del Chelsea y de la selección inglesa le revolvió el estofado (?) a la novia de su compañero de selección y también de equipo de Stamford Bridge, el lateral Wayne Bridge. Fueron compañeros durante cinco años en el Libertad de Inglaterra (?), nadie podía cuestionar la amistad que les unía.

Bridge, además de soportar los cuernos, tomó la drástica decisión de abandonar la selección inglesa para evitar roces con Terry, teniendo en cuenta que el bueno de John era el capitán del seleccionado. No obstante, Fabio Capello, entonces DT de la selección inglesa, decidió sacarle la capitanía a Terry principalmente por dejarle sin un lateral fijo para el Mundial de Sudáfrica y también por ser un mala leche de aquellos.

Como Lugo en sus mejores épocas, Terry la ponía en donde cabía el hueco: en el ángulo superior izquierdo, derecho, ahí donde tejen las arañas… y como para no ser menos, Terry había embarazado a la modelo Vanessa Perroncel, que a su vez era mejor amiga de su esposa, la muy cornuda (?) de Toni Pool. Tiempo después, Bridge fichó por el Manchester City y como buen macho cabrío, no le pasó la mano a Terry antes de un partido contra el Chelsea.

 

Andy Carroll – Steven Taylor

Tranquilo loco, está todo bien (?).

Tranquilo loco, está todo bien (?).

Se nota que en el fútbol inglés hay mucha caballerosidad en la cancha pero no en la cancha chica (?), teniendo en cuenta estos antecedentes. Aquí vamos con otros dos jugadores de la Premier que tuvieron conflictos de polleras. Andy Carroll y Steven Taylor (no Tyler, ese que dejó 2 dientes en Luque), si bien no eran así que digamos qué brutos qué amigos, eran compañeros de equipo en el Newcastle, ambos titulares y el quilombo saltó justo en un momento en el que el cuadro del legendario Alan Shearer era líder de la Premier.

"Así gritó ella" dice Carroll.

“Así gritamos” parece decir Carroll.

El incidente se registró a mediados del 2010 y si bien nunca desde el club se tuvo un informe oficial o se tuvo una suspensión para alguno de los dos, lo cierto y concreto es que ambos jugadores tuvieron que ser hospitalizados tras una gresca en pleno entrenamiento. Taylor terminó con el maxilar roto y Carroll con una fractura en el brazo. Según comentaron después los medios británicos, al parecer Carroll leyó los mensajes que Taylor le envió a su novia. Y no eran precisamente mensajes de buenos días (?).

Maxi López – Mauro Icardi

El caso que revolucionó el mundo farandulero-futbolero (qué feo que esto rime, pero bueno) fue la separación del jugador argentino Maxi López de su esposa, la ex modelo Wanda Nara famosa por su vídeo por su gracia al caminar por la pasarela. Todo iba corriendo como una separación normal hasta que entró a la historia Muro Icardi, un excompañero de López en la Sampdoria.

Linda foto familiar entre Wanda y Maxi, todavía esposos y el amigo de la familia, Icardi.

Linda foto familiar entre Wanda y Maxi, todavía esposos y el amigo de la familia, Icardi.

Apenas semanas después de su separación, Wanda tira en Twitter una foto con Icardi. “por fin juntos” (?????) y la cosa explotó. El boludazo de Icardi no se quiso quedar atrás y empezó a llenar su TL de fotos dedicadas a su nueva enamorada. El escándalo en Argentina e Italia no se hizo esperar.

Si bien en este caso no se puede hablar de cuernos directamente, no hace falta ser un entendido del amor (?) para darse cuenta que Maurito ya venía empolvándose a la Wanda estando esta casada con Maxi López.

Icardi posando con su entonces ídolo. Claro, no sabía que le quitaría la mujer después (?)

Icardi posando con su entonces ídolo. Claro, no sabía que le quitaría la mujer después (?)

Maurito llegó a Italia en 2011, fichó por la Sampdoria, en donde Maxi ya venía haciendo goles cada muerte de obispo, pero era ídolo (?). Maxi lo acogió como un hermano, y el agradecimiento de Icardi, pues lo pueden imaginar. A estas alturas, Mauro superó todos los niveles del boludometro universal al tatuarse enorme el nombre de Wanda en uno de sus brazos.

La nueva familia de Maurito (?).

La nueva familia de Maurito (?).

Y así culminamos este primer repaso de afanos de mujeres a nivel internacional. Hacemos la aclaración de internacional porque si comenzamos a escribir sobre el fútbol local terminamos cuando Carlos Amarilla deje de peinarse con gel (?).

Bonus track (?) para Benzema y Mathieu Valbuena.

El único caso que no se trata de un tesapo’ê. Karim Benzema y Valbuena son protagonistas de una investigación policial, donde el jugador del Real Madrid está imputado por complicidad en un escándalo de chantaje a su compañero de selección.

Todo esto a partir de una llamada que recibió Valbuena, en donde le amenazaban con publicar un video sexual suyo si no pagaba un monto “x” a cambio. Benzema le aconsejó que pague, ya que supuestamente conocía a estos chantajistas. Eso enojó al petiso que acusó al “9” de ser cómplice en este asunto. Un caso que hasta ahora no dictaminó la culpabilidad o inocencia de Benzema, y por lo cual sigue separado de la selección francesa.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba