Equipos

Mundial CCh. Camerún: ¿Otro fracaso más?

El bailecito en la bandera del córner de Roger Milla en Italia 1990 no solo fue un festejo divertido, para muchos también representaba el surgimiento de África como un contendiente dentro del fútbol mundial. ¿Qué pasó? Enterate acá.

El bailecito en la bandera del córner de Roger Milla en Italia 1990 no solo fue un festejo divertido, para muchos también representaba el surgimiento de África como un contendiente dentro del fútbol mundial. Al ser la primera selección africana en llegar a los cuartos de final, Camerún demostró que el fútbol africano estaba evolucionando y desarrollando una futura potencia, fusionando su capacidad física junto a una mayor disciplina táctica.

Al final el baile surgió más que la selección, siendo parte hasta de comerciales en el Mundial 2010, mientras que el equipo es más conocido por sus decepciones y problemas internos.

Historia

A pesar que Camerún jugó el Mundial de 1982, la mayoría los recuerda por sus conquistas en Italia 90. Los paraguayos envidiamos enormemente su logro en el primer partido: ganarle a Argentina, último campeón del mundo, con un plante de jugadores locales y de la segunda división en Europa. El gol llegó a través de un cabezazo de Oman-Biyik, ayudado por las manos de manteca de Nery Pumpido. Este partido también es recordado por las “caricias” que repartieron los cameruneses, la más violenta siendo una al “Pájaro” Caniggia que casi lo partió por la mitad al rubio e hizo volar el botín del morocho.

“Esto es la caza despiadada del hombre” decía el (llorón) relator argentino.
Lograron pasar a octavos de final (aunque tenían diferencia de gol negativa), en donde se enfrentaron a Colombia. Allí se dio una de las jugadas más recordadas del Mundial: la enorme cagada que se mandó René Higuita (aunque gran parte fue culpa del pésimo pase que le dio el defensor) que dejó el camino libre para el gol del jubilado Roger Milla.

Su camino terminó en cuartos de final ante la Inglaterra del borracho y excéntrico Paul Gascoigne.

Al haber logrado tal hazaña se esperaba mucho de las futuras actuaciones de Camerún en los próximos mundiales, pero al igual que MC Hammer, todo aquello después de 1990 terminó en fracaso. Desde 1994 hasta 2010 (no clasficaron en 2006) nunca pasaron de la fase de grupos, solamente lograron 1 triunfo en 12 partidos, su diferencia de goles fue de -15 y terminaron últimos en su grupo en 3 ocasiones. Hasta perder por walkover hubiera sido menos vergonzoso. Esto ocurrió a pesar que tenían excelentes jugadores como Patrick Mboma, Geremi, Rigobert Song, entre otros.

El enterizo de Eto'o.

El enterizo de Eto’o.

La principal causa de esta caída es la Federación Camerunesa de Fútbol, cuya administración es como la de la APF. Su inestabilidad es tal que han cambiado de técnico 19 veces en 20 años. A esto se suma la falta de implementación de políticas constantes de desarrollo de juveniles y el eterno problema de los supuestos cambios de edad de sus jugadores, como el recordado Tobie Mimboe, quien a medida que pasaba el tiempo se volvía más joven. Las malas lenguas dicen que una modelo le enseñó ese truco durante su paso por nuestro país.

Camerún ostenta la fama de ser un equipo al que le gusta jugar mucho con el diseño de sus camisetas. Su primera innovación (seguramente influenciada por un partido entre los perros) fue usar una camiseta sin mangas en la Copa Africana de Naciones de 2002, siendo prohibida por la FIFA para el Mundial de ese año y tuvieron que solucionar cosiendo una manga negra a la casaca. 2 años después utilizaron un uniforme enterizo, que combinaba la camiseta y el short, un verdadero mamarracho que también fue prohibido por la FIFA. Según Puma, las prohibiciones fueron incitadas por Adidas para mantener su cuota de mercado.

Tecnico

Armando la estrategia.

Armando la estrategia.

El alemán Volker Finke es bastante conocido en su país con su esquema táctico. Tiene como característica poder lograr buenos resultados con jugadores poco talentosos, a lo Alicio Solalinde. Su formación se basa en un sistema donde todos presionen de igual manera y luego ataquen rápidamente, al estilo socialista (?). Casi todo su juego se enfoca en el medio, como si fuera un embudo.

Plantel

Explicación fácil: jugadores rápidos y fuertes.

El sector defensivo está compuesto por jugadores con buena capacidad de marca y salto, y por los costados tienen laterales rápidos que buscan subir y presionar. Se han destacado al mantener su arco en blanco (irónicamente) durante varios partidos.

Su sector más poderoso es el medio, donde tienen varios volantes defensivos y recuperadores. Tienen un exceso de este tipo de jugadores, lo que demuestra una necesidad de contar con jugadores creativos.

En la delantera tienen al eterno Samuel Eto’o (Chelsea), quien ya no es uno de los mejores del mundo, pero que ahora realiza un mejor trabajo en equipo. La falta de creatividad del medio a veces lo obliga a bajar mucho para buscar la pelota. Lo acompañan jugadores que no han estado en buena forma, y no han convertido goles en más de 1/3 de sus partidos de clasificación.

Los 11 leones.

Los 11 leones.

Jugadores más reconocidos:

  • Arqueros: Charles Itandje (Konyaspor), Carlos Kameni (Málaga).
  • Defensores: Nicolas N’Koulou (Marsella), Benoit Assou-Ekotto (Queens Park Rangers), Aurelien Chedjou (Galatasaray), Joel Matip (Schalke 04), Sebastien Bassong (Norwich), Allan Nyom (Granada).
  • Mediocampistas: Alexandre Song (Barcelona) Jean Makoun (Rennes), Stephane Mbia (Sevilla), Eyong Enoh (Antalyaspor), Fabrice Olinga (Málaga).
  • Delanteros: Benjamin Moukandjo (Nancy) Pierre Webo (Fenerbaçe), Maxim Choupo-Moting (Mainz).

Polémicas

We got a bad ass over here.

We got a badass over here.

Samuel Eto’o fue siempre un jugador polémico, especialmente en el ámbito de la selección. Es el típico caso del talentoso que nadie del grupo aguanta, pero que siempre está porque  pasa por encima a todos. Ya se retiró 2 veces de la selección, pero siempre con piolita, porque inevitablemente vuelve. Ha tenido peleas de todo tipo, la más reciente siendo una supuesta conspiración de sus compañeros para no pasarle la pelota en el partido contra Túnez a finales de 2013.

Su mayor enemigo en el plantel es Alex Song. En el 2012 dijo que no existía un supuesto problema entre estrellas “porque yo soy uno de los mejores jugadores del mundo, mientras que Song ni siquiera es uno de los mejores de Camerún”. Muchos no estuvieron de acuerdo con la vuelta de Eto’o a finales de 2013, pero el técnico lo ve como un jugador indispensable. Resumiendo: se armó un puterío ambiente de pocos amigos.

Perfil del hincha

Entre los hinchas de Camerún si o si estará Clemente, alentando con el cántico que por mucho tiempo fue sinónimo de esta selección.

Perdón por esos 80 segundos de vida perdidos.

"Tengo más laburo que peluquero de Chantal".

“Tengo más laburo que peluquero de Chantal”.

Otra figura que no debe faltar es la primera dama de Camerún, Chantal Biya, conocida como “la leona”, no por su temperamento sino por su gigantesca melena (aunque las leonas no tienen melena. Gracias NatGeo). Los que no aprecian tanto a este país son los dirigentes de Cerro Porteño, que hasta hoy en día sufren por la deuda de cientos de miles de dólares que tuvieron que pagar a Geremi Ndjitap. Otros posibles “enemigos” serán los que se pudrieron de escuchar Waka Waka en 2010 (el 95% de la población mundial) ya que el tema fue basado en una conocida canción camerunesa.

Conclusión

Este Mundial servirá como muestra si los “Leones Indomables” (excelente apodo) pueden escapar del deterioro del cual han sido víctimas gracias a su Federación y algunas de sus figuras. Son parte de un grupo en donde tienen posibilidades de sorprender y pasar de ronda, por las dudas que generan México y Croacia. No tienen suficiente calidad para esperar algo más que eso, pero por lo menos deben evitar repetir el papelón que realizaron en Sudáfrica. Revivir el espíritu de Italia 90 es esencial para que el mundo vuelva a cantar “Yo soy el hincha de Camerún”.

Nos despedimos con esta gran canción, con un imperdible video-clip producido por el AponteMar de Camerún, que seguro recordarán los más viejos.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba