Especiales

Mundial 2018: El debut latinoamericano

Los colosos como Brasil y Argentina no pudieron pasar de un simple empate ante Suiza e Islandia respectivamente. Perú y Costa Rica perdieron, mientras que los que sacaron chapa por nuestra región fueron Uruguay y México, con sus respectivas victorias. Resta todavía el debut de Colombia y Panamá, que juegan hoy y mañana.

Aquí, un pequeño resumen al estilo CCh del debut de nuestro compueblanos:

Alegría en la vecindad del Chavo

Ni el más cabrón de todos los cabrones se hubiera imaginado lo que pasó ayer en Rusia. La selección mexicana de fútbol ganó por 1-0 a los últimos campeones mundiales en un gran partido y llenó de alegría a su país. Fue tal el desahogo en el grito de gol de Lozano, que la ciudad de México experimentó lo que los científicos llaman un “sismo artificial” que se originó, según explicaron los especialistas, probablemente por el salto sincronizado de miles y miles de mexicanos que en ese momento estaban viendo por la TV, el partido de su selección contra Alemania. Una verdadera muestra de que la realidad, gracias al fútbol, supera a la ficción.

Lozano festeja su gol.

Pero qué hizo México para superar a la siempre respetada y respetable selección alemana, que viene de defender justamente su título mundial conseguido en Brasil en el 2014? Siendo sinceros y para hacerla corta, podemos decir que los mexicanos pusieron huevo y tuvieron mucha fortuna. Pero como acá hay que vender un poco de humo (?), pues podemos decir que el cuadro azteca hizo un partido inteligente, supo aguantar los embates alemanes, que así como en el 44, no encontraron la fórmula para hacerse con el enemigo (?) en tierras rusas.

Lo increíble de esto es que los alemanes vienen de una preparación al estilo alemán; horarios y dietas estrictas, sistemas y tácticas bien repasadas, replanteadas como Low quiere. Un equipo que tiene una base ya establecida de lo que su DT quiere, siempre, con la concentración en que son mejores y deben ganar siempre. México, por su lado, venía de un mundillo de rumores e internas. A esto se sumó la publicación periodística sobre la supuesta fiesta de casi dos días que hicieron los jugadores mexicanos antes de partir a Rusia. El escándalo fue de proporciones y llovieron las críticas a los jugadores y a su DT, el siempre pintoresco Juan Carlos Osorio, que nunca tuvo el respaldo de una gran parte de la prensa mexicana.

Sin embargo, esta victoria mexicana, a estas alturas absolutamente histórica, deja la sensación de que México tiene armas como para ir buscando escalar mejores posiciones en el torneo y da un toque de alarma para los alemanes, que ya venían de 5 partidos amistosos sin poder ganar y que encontraron esta dura derrota en el inicio del Mundial Ruso. A lo mejor así, su prensa también deja la soberbia de lado, ya que como dijo el gran (?) lateral izquierdo uruguayo, defensor de Cerro Porteño, “no se preparan los festejos antes”. En ese sentido, la propia prensa alemana menoscabó a México y no dio ninguna chance ante la poderosa selección alemana.
Con el Memo Ochoa como gran figura atajando todo lo que iba a su arco, México dio al primera gran sorpresa de este Mundial (N. de la R.: Una frase que nunca nadie dijo) con su victoria ante Alemania. La vecindad del Chavo está feliz, y el fútbol también.

Neymar y Brasil, apagados

Lo más rescatable que presentó el astro del PSG fue su nuevo peinado. Una cosa inentendible color oro que envidiaría cualquier cantante de grupos de cumbia villera y unas líneas en la parte de la nuca, formando una especie de caminito para sus piojos (?). En fin, en esto se resume la presentación de Neymar en este primer partido de Brasil en el Mundial de Rusia.

El gol del empate. El único suizo en el área brasileña hace el gol.

El equipo de Tité entró como acostumbra Brasil encarar estos partidos; tratando de ser protagonista, buscando siempre el arco rival. Sin embargo, sus herramientas para tal objetivo no funcionaron. Los chocolateros de Suiza supieron hacerse fuertes y encontraron al fórmula para el empate y posteriormente como para aguantar el partido. Cierto es que el arquero de Brasil estuvo más al pedo que asesor en la EBY o Itaipú en el segundo tiempo, pero no es menos cierto que Brasil no generó demasiadas jugadas claras de gol, a pesar de que tenían la famosa “posesión” de la pelota.
Brasil arranca después de mucho con un empate en un Mundial, una igualdad que atendiendo el nivel mostrado por los Tite Boys, encendió la alarma en las carpas brasileñas. Para los suizos, este empate se festejó como una heroica victoria que terminó con la gente descontrolada en Berna, la capital –sí, Zurich NO es la capital de Suiza- y en donde la policía tuvo que intervenir ante los escandalosos aplausos de un grupo descontrolado de los hinchas suizos que, incluso, llegó al colmo de tirar un basurero al suelo. Las autoridades suizas emitieron una alarma nacional para parar con el descontrol en todo el país (?).

Messislandia (?)

Amén del forzado título con que arrancamos este mini resumen, el partido de Argentina vs Islandia fue la muestra que este Mundial iba a ser el de las sorpresas. O al menos, de algunas.

Messi y su penal.

Con Messi y la pesada de ganar un Mundial, esta Argentina demostró nuevamente que sigue siendo un equipo flojo y que Sampaoli no encuentra a los jugadores para alimentar y proteger al 10 del Barcelona. Los extras de juego de Trono (?) no son, ni por si acaso, un equipo flojo o débil, por lo que los argentinos se equivocaron si subestimaron a los islandeses. Este equipo de ojos azules ya había empatado a Inglaterra en las eliminatorias europeas y de local se hizo fuerte. Por lo que venía demostrando un fútbol lejos de ser inocente.
Argentina siempre con su generación pierdefinales (?) no logra demostrar una jerarquía en conjunto que esté acorde a los jugadores que calzan su camiseta. Sampaoli se muestra impotente hasta ahora de darle identidad a su equipo y sigue dependiente de una genialidad de Messi o de Agüero. Sin embargo, Messi ni siquiera pudo meter un penal que le atajó un productor de cine, como dicen los propios periodistas argentinos como para seguir profundizando la grieta que tiene Messi con la albiceleste puesta.

Perú y ese toqueteo exagerado

Perú es como ese novio primerizo (?) que hace toda la jugada previa pero no se anima a meterla. Toques lujosos, lindos, entretenidos, triangulaciones, manejo de la pelota, el tiki tiki a flor de piel, pero PATEEN AL ARCO UNA VEZ POR FAVOR LES PIDO SEÑORA LAURA QUE PASE EL DESGRACIADO.

El penal de Cuevas, al Machupichu (?).

Los peruanos vuelven a un mundial después de una larga sequía y el primer partido era fundamental. El equipo peruano entró con mucha seguridad para enfrentar a Dinamarca pero volvieron a cometer el mismo error que habían mostrado las últimas dos décadas y que los había privado de ir a Mundiales; el toqueteo exasperado, lindo, sí, pero inútil al final. Incluso, desperdiciaron un tiro libre penal. Perú sufrió de falta de gol y finalmente eso terminó por dejarlo con una derrota en el debut. Dinamarca, por su parte, conseguía su primera victoria al arranque de un Mundial. Imaginate cómo están los rubios.

Uruguay poniendo la cara

La selección uruguaya fue la primera de Sudamérica en debutar y la única que finalmente logró un triunfo. Y hay que decirlo, una gran victoria. Con ese frentazo a lo alto de Giménez, este equipo del Maestro Tabarez nuevamente apunta para llegar bien arriba en este mundial, y tiene herramientas para ilusionarse.
Uruguay en lo suyo dentro de la cancha. Morder para la marca y buscar a Suárez para definir.

El tremendo salto de Giménez para el gol uruguayo.

Sin su estrella Mohamed Salah, los egipcios se vieron envueltos casi en el mismo miedo escénico que cayeron los jugadores del Liverpool en la final de la Champions cuando el barbudo delantero salió lesionado, frente al Madrid.
La garra uruguaya nuevamente sacó la cara por Sudamérica, al menos en este inicio de la Copa Mundial.

 

Navas no puede solo

Costa Rica cayó en su debut ante Serbia con un tremendo golazo de tiro libre que no pudo contener el bueno de Keylor Navas, arquero costarricense. El equipo “merengue” (?) en donde la “r” no existe y todo se pronuncia con L, peldió (?) ante una Serbia contundente y que mostró un poderío sobre todo en las pelotas paradas.

Navas sufre en el suelo.

Sin muchas ideas, Costa Rica intentó empatar pero todo lo que se forzaron los delanteros no fue suficiente para emparejar un encuentro que por momentos fue muy aburrido, quizás de lo más parco que se vio en el Mundial hasta ahora. Igual, los costarricense tienen la mente puesta en ganar su siguiente partido y aspirar a una futura clasificación, que sería histórica. Pero Navas necesita compañeros, no puede todo solo.

Queda ver cómo les va hoy a Panamá y mañana a Colombia, en el recuento de debuts de equipos latinoamericanos.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba