Equipos

Mundial CCh. Alemania: los que siempre llegan lejos

Seria candidata a volver a llevarse la Copa del Mundo a su casa, la selección de Alemania.

Llegar a cada Mundial sabiendo que el equipo que uno apoya siempre tendrá una buena participación es algo impagable para un hincha. Uno de los pocos equipos que ofrece esta seguridad es Alemania, quienes nunca terminan avergonzados, y vienen de ser invictos en las complicadas Eliminatorias de su zona en Europa. La selección alemana llega de ser campeona en el Mundial de Brasil con aquel gol de Gotze sobre Argentina a los 112 minutos de juego y la ratificación de que es una de las más importantes selecciones que apunta nuevamente a quedarse con el trofeo máximo. 


Historia

Al igual que sus autos, “Die Nationalmannschaft” (que largo) ha sido un modelo de consistencia y estabilidad en los Mundiales. Alemania es el equipo con más partidos jugados (106) y más finales (8) en los mundiales. Además, el único torneo en el cual no llegaron por lo menos a Cuartos de Final fue el de 1938. Han clasificado a todos los Mundiales excepto en 1930, donde no fueron invitados, y 1950, donde todavía estaban excluidos por la locura nazi en las décadas anteriores. A partir de aquí dejaron de invadir a países vecinos y en lugar de eso decidieron conquistarlos dentro de sus campos de juego.

Franz Beckenbauer, antes de ser yeta.

Franz Beckenbauer, antes de ser yeta.

Sus 4 títulos son particulares en que casi siempre ─excepto en Brasil─ se recuerda más al equipo al cual vencieron más que al campéon, como los“magiares mágicos” de Hungría, uno de los más grandes equipos de la historia, en 1954, a quienes vencieron gracias a que tenían su “fúbol” especial con tapones intercambiables que les permitió no resbalarse en una cancha embarrada.

Se da el mismo caso en 1974, donde todos recuerdan a Holanda y su “futbol total”, más que al equipo campeón, que tenía grandes jugadores como Franz Beckenbauer y Gerd Muller. El de 1990 rompió esta racha, al vencer al pésimo equipo de Argentina, en el peor Mundial de la historia.

Hay que recordar que obtuvieron todos estos títulos con el país partido por la mitad, en donde ellos eran los exitosos del Oeste, mientras que la otra mitad eran los comunistas del Este, quienes no lograron nada como selección. Cuando cayó el Muro de Berlin, casi coincidiendo con su tercer campeonato, el entonces técnico Franz Beckenbauer se mandó una de las grandes mufadas (?) de la historia: dijo que ahora que la selección también tendría a los jugadores de la zona este serían invencibles. Al pronunciar una frase con tal nivel de yeta era de esperarse que nunca más hayan podido ganar un Mundial, hasta que llegó el cetro en Brasil.

Neuville h*** de p***

Neuville, un gran hijo de puta jugador

A pesar de ser vistos como un equipo metódico y poco atractivo, han sido parte de varios de los mejores partidos de la historia de los Mundiales: el ya mencionado 3-2 ante Hungría, la derrota 4-3 contra Italia en 1970, el 3-3 contra Francia en 1982, la final contra Argentina en 1986 y el 2-0 contra Italia en el 2006 son solo algunos de los más recordados. Algo que si se adapta a su estereotipo de frialdad es su capacidad de ganar series de penales, con un record perfecto de 4 ganados en 4 tandas.

El enfrentamiento más recordado entre Alemania y Paraguay es el de Octavos de Final en Corea/Japón 2002. Era aquel Mundial donde todos teníamos que o levantarnos tempranos o enganchar y ver el partido con un pedo tremendo encima. La expulsión del “Toro” Acuña, la salida por lesión de Roque Santa Cruz, la idea del viejo Maldini de solo meter a Nelson Cuevas en el suplementario y el gol letal de Oliver Neuville casi a los 90 terminaron arruinando aquella madrugada, obligando a todos a seguir tomando para ahogar la amargura o dormir con todo el nerviosismo encima. Igual, el mejor momento relacionado a este partido es la clásica frase de Taní Struway:

En el camino a Brasil llegaron sin ningún sobresalto, dejando segundos a Suecia. Un dato interesante es que en toda sus historia solamente han perdido 2 partidos en etapa de clasificación; una eficiencia absoluta. Terminaron sorteados en el grupo G, con Portugal, Ghana y Estados Unidos.


Técnico

Faltan los otros 3 Backstreet Boys.

Faltan los otros 3 Backstreet Boys.

Desde el momento que se destacó como el experto táctico al lado del (vendehumo) querido Jurgen Klinsmann, Joachim Löw ya tuvo el apoyo como para dirigir a la selección. Tras el retiro de Klinsmann él tomó la posta de la selección, la cual ha sufrido de “holandítis” bajo su dirección, quedando siempre cerca. Sin embargo, esa “maldición” se rompió en Brasil, cuando ganaron la Copa frente a la Argentina de Messi. La selección alemana ha cambiado totalmente desde que él se involucró, pasando de un fútbol funcional y medio envejecido a un sistema fluido y ofensivo, que fue muy apreciado por la gente pero que no convencía, sobre todo por la falta de títulos. Con la carta del título en Brasil más aquel inolvidable 7-0 en propia casa a los brasileños, Löw tiene más que créditos para seguir al frente de la selección cervecera.

Un dato no menor (?) del DT alemán es que casi siempre va a los partidos con el conjunto perfectamente combinado con el de su asistente, Hans-Dieter Flick, como si fueran un dúo pop adolescente. Esperemos que en Rusia tome las medidas para que las cámaras no le pillen comiéndose los mocos, como ya ocurrió en torneos anteriores.


Táctica

Alemania en lo que es; un equipo.

Han quedado en el lejano recuerdo aquellos equipos alemanes que vencían a todos pero que gustaban a pocos. Löw ha implementado un sistema muy a lo “jogo bonito”, buscando juntar la mayor cantidad de mediocampistas ofensivos para crear estragos entre las líneas rivales. Como moscas sobre carne podrida, vuelan de aquí para allá, rotando entre ellos, presionando constantemente y confundiendo a quienes tienen que marcarlos. Usan un falso 9 para poder arrastrar a los centrales fuera del área y permitir que entren con corridas desde atrás en el hueco que dejan. Muchos los comparan con el Barcelona y con España, pero sus jugadores son mucho más directos y rápidos en sus ataques y no pasan la pelota millones de veces tratando de aburrir a todos.

Sus problemas son similares a los del Barcelona: no tienen plan B si la defensa rival está muy cerrada y su propia defensa no es para nada segura debido a que siempre presionan arriba, lo que abre la cancha para el contraataque. Para empeorar esta situación sus principales mediocampistas defensivos están con problemas de lesiones, entonces es posible que la defensa quede sin ninguna protección por delante.


Plantel

Sin los históricos Lahm, Schweinsteiger, Mertesacker y Klose, igual Alemania tiene un plantel más que respetable con el que irá a Rusia. En la defensa siempre está la dupla “muralla” con Boateng y Hummels, mientras que en el arco aparece la figura de Neuer, que actualmente está lesionado. No obstante, muchos hinchas prefieren a Ter Stegen como el portero titular.

Mesut Ozil y su clon: Nemo

Mesut Ozil y su clon: Nemo

En el medio,  los ojos saltones de Mesut Ozil para controlar el equipo y Kross siendo el relojito para manejar los tiempos. Arriba, el por ahora ya histórico Thomas Muller, al que se lo conoce igualmente como “el peor buen jugador del mundo”. Lo llaman así porque no es un jugador con gran técnica, desborde o capacidad atlética superior, pero que sabe dónde ubicarse y como hacer jugadas simples pero efectivas.

Con Muller estará arriba una de las grandes apariciones de la Bundesliga; Timo Werner, el delantero del Leipzig que actuá con regularidad y mete goles en la liga local pero que tiene problemas auditivos, por eso prefiere no jugar en lugares tan cerrados.

Sin Lahm con el ida y vuelta como lateral, los alemanes rápidamente encontraron a un sustituto con las mismas características que el enano (?). Se llama Josua Kimmich, tiene 23 años, es titular en el Bayern Munich y ha renovado contrato con el equipo multicampeón hasta el 2023. Kimmich, de una regularidad notable, se ganó la titularidad también en la selección alemana y muchos en Alemania ya lo consideran el sucesor de Lahm.

 

Como los alemanes son muy especiales, al arquero  Manuel Neuer directamente lo tildaron de gay solamente por haber dicho que algunos futbolistas deberían salir del closet. Neuer también se merece un reconocimiento por haber sobrevivido la “maldición de Nutella”, en donde la marca tenía una tanda de comerciales de jugadores prometedores, que después de salir en ella nunca llegaban a ningún lado.

De los 10 partidos por la eliminatorias europeas, Alemania ganó 10. Hizo 43 goles y se ubicó como la más goleadora junto con Bélgica. No está mal.


Perfil del hincha

"Traigan más cerveza!" debe estar gritando este pobre hincha.

“Traigan más cerveza!” debe estar gritando este pobre hincha.

Con cada trago de la deliciosa cerveza que baja por la garganta y refresca todo el cuerpo, uno apoya indirectamente a Alemania, el país cervecero por excelencia. Entre la cantidad de cerveza consumida diariamente, las fiestas de la cerveza en las colonias alemanas y la importación de cervezas alemanas, el apoyo paraguayo será total y absoluto. Un grupo despreciable que seguramente apoyará al equipo alemán serán los típicos paraguayitos nazis que aman a Hitler, quienes apoyan la pureza aria siendo morochos, de cabello oscuro y ojos marrones; tal nivel de ignorante siempre sorprende.

Que mucho sufrirán los hinchas alemanes en tierras sudamericanas. Lo que para nosotros es algo común e inevitable, como el pésimo transporte, los atrasos, la desorganización, la corrupción, etc., serán herejías para personas que viven en un país donde el orden y la puntualidad son venerados de manera religiosa. Las agencias de turismo hubieran ofrecido paquetes de “aclimatación” para acostumbrarlos a nuestra idiosincrasia, lo cual es tan difícil para ellos como jugar en la altura de La Paz es para nosotros. Los sudamericanos también requieren de un periodo de adaptación para poder entender ese idioma que siempre suena como si están enojados con el mundo.


Conclusión

Como en todas sus participaciones, Alemania asegura a todos sus seguidores que llegarán a instancias importantes. Son el único equipo que debería pasar sin problemas el Grupo F, que comparte con México, Suecia y Corea del Sur. A partir de octavos, Alemania recién tendría algún equipo fuerte para enfrentar, pero siempre aparece como favorita. Por historia, por preparación y porque siempre apuntan a ganar y trabajan para ello. O mejor, resumamos esto en la frase del jugador inglés Gary Lineker: “El fútbol es un juego de 90 minutos en el que se juega 11 contra 11 y en donde siempre ganan los alemanes”.

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba