Equipos

Mundial CCh. Colombia: con más esperanzas que nunca

Llegar a un Mundial con la confianza al tope y que 6 meses antes una falta de un jugador de tercera división deje afuera a la figura estelar del equipo afectaría la confianza de cualquier equipo o afición. A esta situación se enfrenta Colombia al quedar sin Falcao, teniendo que enfrentar un torneo al cual llegó como uno de los posibles favoritos y que ahora tendrá que demostrar que el equipo va más allá de solo un jugador.


Historia

El peinado que marcó a una generación.

El peinado que marcó a una generación.

La historia de Colombia en el ámbito de selecciones es similar a la de Ecuador en que tuvieron participación casi nula hasta finales del siglo XX. Recién participaron en eliminatorias para el Mundial de Suecia 1958. Antes de eso o no aceptaron invitaciones al torneo (1938) o fueron excluidos por problemas con la FIFA debido a su liga “El Dorado”, donde por 5 años llevaron a los mejores jugadores del mundo al no seguir las reglas de FIFA sobre fichajes y salarios.

Desde 1958 hasta 1986 solamente clasificaron en 1962, donde lograron un empate histórico 4 a 4 contra la Unión Soviética de Lev Yashin. Ese partido les dio el honor de ser el único país en convertir un gol olímpico en un Mundial, gracias al córner de Marcos Coll

En la década del 80 empezaron a aparecer los jugadores que convertirían a Colombia en uno de los equipos más queridos en todo el mundo (coincidentemente al mismo tiempo que los narcos colombianos inyectaban capital a los equipos locales). Algunos jugadores que marcaron una época en el fútbol sudamericano fueron René Higuita, Freddy Rincón, Leonel Álvarez, Faustino Asprilla y el único e irrepetible Carlos “El Pibe” Valderrama, dueño del mejor peinado de la historia del fútbol.

Colombia clasificó al Mundial 1990, donde lograron un empate histórico ante Alemania a los 90 minutos gracias a un pase de otra galaxia del “Pibe”, lo que les permitió pasar a Octavos, donde no pudieron contra el bailecito de Roger Milla. Quedó en el recuerdo la imagen de René Higuita a 30 metros del arco perdiendo la pelota y persiguiendo desesperadamente a Milla cuando este iba en camino a su segundo gol.

En el camino a Estados Unidos 1994 lograron probablemente el resultado más festejado por todos los sudamericanos: el inolvidable 5 a 0 contra Argentina en el Monumental. Por esta razón llegaron al Mundial como favoritos a ganar. Hasta eran los candidatos de Pelé, lo que ya daba un mal augurio.

Asprilla vs. Chilavert

Asprilla vs. Chilavert

La presión les superó y terminaron eliminados en fase de grupos, con jugadas insólitas como el gol de Gheorghe Hagi desde 40 metros y el gol en contra de Andrés Escobar que le costó la vida unos días al discutirse con un narco en una discoteca de Medellín. Además de la muerte de Escobar, todo el equipo fue amenazado a través de mensajes en los televisores del hotel, que exigían que no juegue “Barrabas” Gómez, el hermano del asistente “Bolillo” Gómez.

(Para los que quieren saber más sobre esta época de la selección, vean el documental “The Two Escobars”.)

Clasificaron a Francia 1998, pero ya estaban en decadencia y cayeron en fase de grupos. A partir de ahí se vino una etapa de pésimos resultados, en los cuales quedaron fuera de 3 mundiales seguidos. Finalmente en estas eliminatorias pudieron armar un equipo potente que les permitió clasificar cómodamente para Brasil.

La historia entre Colombia y Paraguay está marcada por hechos notables y muchos conflictos. José Luís Chilavert les tenía un especial cariño, porque les convirtió su primer gol con la selección en 1989, se peleó con Faustino Asprilla en 1997 y le convirtió un golazo de tiro libre en Bogotá en el 2000. En los últimos tiempos Paraguay siempre ha jugado su último partido de local con Colombia y ha perdido 4 de seguido, en algunos casos bajo sospecha de haber regalado el partido para regalarle puntos que necesitaba el equipo cafetero, como pasó en 2001.

Han sido sorteados en el grupo C como cabeza de grupo, junto a Costa de Marfil, Japón y Grecia.


Técnico

José Pekerman tiene menos de que sonreír en estos días.

José Pekerman tiene menos de que sonreír en estos días.

José Pekerman apareció como el salvador de Colombia en 2011, tras unos malos resultados del entonces técnico Leonel Álvarez. Un hombre que tuvo que manejar un taxi para ganar plata mientras dirigía inferiores, logró ganar varios campeonatos juveniles con Argentina en los 90. Fue el sucesor de Marcelo Bielsa en la selección argentina y los dirigió en su mejor Mundial desde 1990, donde estuvieron a 8 minutos de eliminar al anfitrión. Renunció tras este partido porque como siempre no podían evitar criticarle a un técnico todo lo que haya hecho siempre y cuando este haya perdido.


Táctica

La idea de Pekerman se basa en armar un equipo que pueda compensar toda la capacidad ofensiva que tienen sin dejar demasiado expuestos a su defensa. Para esto utiliza una formación 4-2-2-2 con 2 volantes de marca en el medio, lo que puede parecer muy aburrido, pero les da mucha más libertad a los de arriba para dedicarse a atacar. También ayudan a los centrales a no quedar siempre mano a mano, porque no tienen la capacidad física para hacerlo. Mucho de su juego se enfoca por los costados, porque tienen a jugadores que pueden enredar a cualquier defensor y carrileros que dejan atrás a todos sus marcadores.

Todos los jugadores tienen una gran técnica y su estilo requiere de pases rápidos y precisos. El tener 2 volantes puede quitarles sorpresa cuando atacan y tener a 2 centrales lentos siempre los deja expuestos al contraataque. Para evitar este problema posiblemente jueguen con línea de 3 centrales.


Plantel

La jugada que le costó el Mundial a Falcao.

La jugada que le costó el Mundial a Falcao.

Esperaron hasta último momento, pero no hubo caso: Falcao no pudo recuperarse de su lesión de ligamentos y quedó fuera de la lista. Algunos dicen que eso le pasa por buscar solo la plata en un equipo chico como el Mónaco, y en parte ese deseo le costó el Mundial donde sería estrella.

Al no estar Falcao el cartel de figura pasa a James Rodríguez (pronunciado al estilo español y no ingles) a quien no le critican por perseguir la plata aunque también juega en el Mónaco, demostrando la hipocresía y memoria selectiva del hincha promedio. Encargado de dar el pase que rompe a la defensa, dependerán de su creatividad para poder tener oportunidades de gol.

El otro jugador esencial para las aspiraciones “cafeteras” es Juan Guillermo Cuadrado (Fiorentina). Posiblemente el jugador más versátil actualmente, puede jugar cualquier posición excepto de central, aunque su preferencia es ser un extremo por cualquiera de los dos costados. Una muestra de su habilidad la dio contra Paraguay en las Eliminatorias, al entrar en el segundo tiempo y dejar atrás a los defensas albirrojos como si fueran conos.

Juan Guillermo Cuadrado dejando en el piso a toda la defensa paraguaya.

Juan Guillermo Cuadrado dejando en el piso a toda la defensa paraguaya.

Aunque perdieron a su mejor delantero, esta zona no está en problemas porque tienen varios jugadores en un nivel altísimo. El que viene mejor encaminado es Carlos Bacca (Sevilla), con goles y mucho poder físico. El reemplazo directo de Falcao sería Jackson Martínez (Porto), un definidor implacable, y también puede jugar el polémico Teófilo Gutiérrez (River Plate), quien ofrecerá mucha variedad al ataque, siempre y cuando no quite una pistola en el vestuario.

En la zona de recuperación perdieron a uno de sus baluartes, Edwin Valencia (Fluminense), así que tendrán que depender más de Abel Aguilar (Toulouse) o Carlos Sánchez (Elche). Entre los más ofensivos tienen a Fredy Guarín (Inter), quien cree que chutar al arco es una buena opción sin importar donde reciba la pelota

El mayor problema de los colombianos es en la defensa. Tienen a un buen arquero en David Ospina, pero su zaga central trae muchas dudas. El titular indiscutible es Mario Yepes (Atalanta), quien con 38 años está más cerca del asilo que de su debut como jugador y las otras opciones, como Cristian Zapata (AC Milan) no son muy confiables. El futuro central del plantel es Eder Álvarez Balanta (River Plate), quien capaz tenga algunos minutos si los titulares no mantienen un buen nivel.

Sus laterales tampoco han tenido una buena temporada, con Camilo Zúñiga y Pablo Armero jugando poco en el Napoli, sea por lesiones o por bajo nivel. Posiblemente juegue el joven Santiago Arias (PSV).


Perfil del hincha

Hasta publicidad se pone en el disfraz el Colé, gran ladrón.

Hasta publicidad se pone en el disfraz el Colé, gran ladrón.

Paraguay tendrá varios fanáticos colombianos en este mes, por lo menos si tomamos en cuenta a todos los que se traumaron con “El patrón del mal” y repitieron sus frases hasta el hartazgo, malditos berracos. Los más viejitos sienten aprecio hacia un plantel que tiene titular a uno de los suyos en Mario Yepes y como suplente al jugador más viejo del Mundial, Faryd Mondragón.

Otro importante aporte colombiano es la cumbia, con temas como “La pollera colorá” siendo clásicos escuchados en cualquier fiesta. Aunque la cumbia ya de por sí ya es bastante mala, los colombianos también son los creadores del peor género musical de la historia de la humanidad: el vallenato. Quien no ha tenido un vecino masoquista y sordo que revienta Binomio de Oro o Chiches Vallenatos un domingo de tarde: lamento tras lamento con ese acordeón inaguantable de fondo.

Los colombianos tienen al “hincha fanático” que solo trae yeta, precursor de nuestro odioso “Pájaro Campana”, llamado “el Colé”. Este personaje supuestamente se viste como un cóndor, pero en realidad debería vestirse como La Parca, porque su presencia asegura la muerte de toda esperanza que el equipo logre un buen resultado. Además de yeta, tampoco es leal, ya que fue a Corea/Japón 2002 a “apoyar” a Ecuador, quienes obviamente terminaron eliminados en fase de grupos. Después de 16 años reaparece este personaje en Mundiales, veremos si sigue representando a la mala suerte.


Conclusión

Gracias a sus excelentes actuaciones Colombia logró ser cabeza de serie y tuvo la suerte de terminar en uno de los grupos que aparentan ser más accesibles. Deberán enfrentar a dos extremos: el fútbol defensivo al estilo Francisco Ocampo de Grecia y el ataque incesante de Japón. Si logran desplegar todo su poder ofensivo y evitan que la defensa sea agobiada o la yeta del Colé, podrán ser un rival peligroso para cualquiera, pero finalmente quedarán cortos ante equipos con menos deficiencias. Sin importar hasta donde lleguen, siempre contemplarán cuanto más hubiesen logrado si tenían dentro del campo a su gran estrella.

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba