Equipos

Mundial CCh. Inglaterra: los que siempre venden humo

En cada Mundial siempre hay una selección a la que se le considera como favorita pero en realidad nunca está ni cerca de cumplir esa expectativa. En casi todos los casos desde 1970 esta selección ha sido Inglaterra. Con la ayuda de su enorme influencia en los medios de comunicación mundiales, los ingleses han pasado de ser favoritos a ser decepciones en todas sus participaciones.

Sin embargo, esta realidad ya fue diferente en el Mundial de Brasil en el 2014, donde cerraron la segunda peor participación en su historia, y todo apunta a que esta Inglaterra no aparece con la chapa de favorita para esta competencia que se disputará en la siempre difícil Rusia. Entonces, los ingleses como que ya no sienten la presión de cumplir expectativas demasiado altas.


Historia

La pelada de Bobby Charlton al descubierto

La pelada de Bobby Charlton al descubierto

Al ser el país creador de este hermoso deporte, los ingleses siempre se creen la gran cosa, superiores a todos los demás. Salieron de la FIFA desde 1928 hasta 1945, así que no jugaron los primeros 3 Mundiales. Su debut se dio en 1950, y en lugar de dar una muestra de su estilo superior terminaron eliminados en primera ronda, gracias a una derrota catastrófica contra sus hijos rebeldes: Estados Unidos.

A esta debacle le siguieron otras participaciones de poca relevancia hasta que finalmente jugaron en su país, en 1966. Liderados por Bobby Charlton, quien tenía la difícil tarea de manejar al equipo y taparse la pelada al mismo tiempo, llegaron a la final y le ganaron a Alemania. Aquel partido tuvo la polémica del gol de Geoff Hurst, que hasta ahora no se sabe bien si entró o no. A ver qué piensan ustedes:

 

México 70 fue la última actuación buena en los siguientes 20 años de Inglaterra en los mundiales. Ni siquiera clasificaron en 1974 ni 1978, justo en la época que los clubes ingleses ganaron 6 veces seguidas la Copa de Europa. En 1986 se dieron 2 eventos relevantes para su historia: La primera; aquel partido con Paraguay en Octavos de Final, donde hasta hoy se dice que los dirigentes paraguayos vendieron el partido, lo que no es más que una excusa para no admitir que nos rompieron el **** y la segunda; aquellos 2 minutos en Cuartos donde sufrieron el gol más tramposo seguido por el gol más hermoso de todos los Mundiales, de la mano (bueno, por lo menos uno de ellos) de Diego Maradona.

Tuvieron que esperar hasta Italia 1990 para poder llegar a una instancia significativa, perdiendo ante Alemania en semifinales. En esta semifinal por primera vez tuvieron enfrente a su futuro némesis: los penales. Jugaron 3 tandas de penales, perdiendo en las 3, como la de 1998 contra Argentina y la de 2006 contra Portugal. Obviamente teníamos que poner un penal fallado de David Beckham (no importa que haya sido en la Eurocopa, igual sirve para reírnos de él).

 

Parece que se cortó un poco Terry Butcher.

Parece que se cortó un poco Terry Butcher.

En el Mundial del 2010 tenían al técnico más caro del torneo, Fabio Capello, pero igual no pudieron evitar el baile que le pegaron los alemanes en Octavos. Todos recuerdan el gol que le anularon a Frank Lampard, donde la pelota entró casi un metro detrás de la línea, pero Jorge Larrionda y su asistente inexplicablemente no convalidaron el gol.

La falta de capacidad de los ingleses en torneos internacionales se debe a su trauma con evitar dar muchos pases y tratar de jugar al contraataque o al pelotazo. Según un estudio hecho por un piloto inglés, Charles Reep, la jugada de gol más común es una de 3 pases o menos, lo que motivó a la Federación a implementar un estilo desde las inferiores que evite pasar mucho la pelota y a arraigar este estilo “eficiente” del pelotazo desde la década del 80. El problema es que el estudio estaba errado por varias razones y ha dejado al fútbol inglés por detrás de las demás potencias europeas en la capacidad de pase y técnica de sus jugadores.

En Brasil, los ingleses no solo demostraron que es puro humo aquello de que parten como favorito, sino que ni siquiera pudieron ganar un partido en sus tres partidos de fase de grupo. Dos derrotas de 2-1 (frente a Italia y a Uruguay) más el empate en la última fecha frente a Costa Rica -partido al que el equipo dirigido entonces por Roy Hodgson, que ya venía de fracasar en otros mundiales dirigiendo otras selecciones llegaron eliminados- los Rooney boys (?) cerraron la segunda peor presentación en la historia de Inglaterra.


Técnico

Gareth Southgate, joven entrenador inglés

Tras 3 Mundiales fracasando con técnicos extranjeros y uno último con un técnico local, la Federación Inglesa (FA) decidió jugarse por un entrenador joven para hacerse cargo del equipo principal. Gareth Southgate, que venía de ser entrenador de la selección sub 21, se encontró de pronto con la posibilidad de dirigir a la selección mayor en forma “interina” después de que la FA se viera obligada a despedir en setiembre de 2016 a Sam Allardyce, que era el DT hasta entonces después de un escándalo en el que se involucraba a Allardyce en un sistema de corrupción en la compra-venta de fichajes de jugadores.

A Southgate le fue bien en los últimos partidos oficiales de la selección que dijeron los dirigentes de la selección inglesa -poseídos por los dirigentes de Guaraní (?)- vamos a probar con este entrenador y lo confirmaron en el cargo. Southgate brilló (?) como jugador en el Crystal Palace, Aston Vila y el Middlesbrough FC, club en el cual se inició como DT para después pasar a dirigir la Sub 21 de la selección y ahora ya enfrenta su primer mundial como entrenador principal. Toda una incógnita.


Táctica

El sistema inglés buscará probablemente mantener su solidez defensiva. La mejor formación que usaría para esto es la formación que se puso de moda en los últimos años, el 4-2-3-1. En los extremos puede variar como juegan, poniendo a 2 jugadores que se abran mucho para dejar lugar en el medio, o 2 jugadores que corten hacia el medio, dejando los costados libres para los laterales.


Plantel

Harry festejando un gol, capiteaneando.

Sin poder instalar sus esperanzas sobre la cabeza con implantes de Wayne Rooney en este Mundial, los ingleses apuestan sus fichas en un rubio lesionado: Harry Kane, el delantero del Tottenham sufrió una lesión que incluso lo puso en duda para la cita mundialista y su recuperación es seguida en el día a día en Inglaterra. Otro que quizás pueda aparecer es el  jamaiquino nacionalizado; Raheem Shaquille Sterling, el extremo del Manchester City que con 23 años tendrá la responsabilidad de ser la figura de esta selección. Otros apuntan a alguien que apareció con furor en las últimas temporadas en el histórico Leicester de Ranieri; el delantero Jamie Vardy, considerado por expertos como una de las principales opciones para el ataque inglés.

Si bien en la defensa ya no tienen a figuras como Rio Ferdinand o el corneador de compañeros (?) John Terry, los ingleses tienen a un Kyle Walker, que en caso de que estén ganando, es un experto para hacer perder tiempo y ganar algunos segundos, tal como lo hizo en un clásico entre el Manchester City el United.

En caso que alguno no esté bien puede reemplazarlo el hombre de las mil caras raras, Phil Jones (Manchester United), que sigue vigente.

Una de las tantas caras raras de Phil Jones

Una de las tantas caras raras de Phil Jones

Sin Steven Gerrard en el medio, no aparece un nombre con su kilate para tomar su lugar como amo y señor del mediocampo. Sin embargo, están el que aparece con más experiencia es quizás su ex compañero en el Liverpool, Jordan Henderson, compañero suyo del Liverpool. Quién a lo mejor tendrá la posta como figura será Sterling, que ya acumuló experiencia con el mundial pasado con 19 años y a pesar de saludar a su hija por su cumpleaños en la en la fecha equivocada, aparece como un hombre comprometido con su familia.


Perfil del hincha

El escudo ingles con los "Tres Leones".

El escudo ingles con los “Tres Leones”.

El escudo ingles con los “Tres Leones”.[/caption]En los últimos tiempos el hincha inglés ha hecho la transición de hooligan violento, fanático y vándalo a simplemente borracho y menos fanático. Se enfocan más en lo que hacen las WAG’s (siglas de Esposas y Novias de jugadores de la selección) a lo que hace su equipo en el campo. Esto se debe a que los ingleses son los consumidores máximos de periodismo amarillista y basura y su influencia en los medios de todo el mundo es enorme. Si pueden echar la culpa a alguien por el pésimo nivel de nuestros medios, seguramente la culpa final es de un gerente inglés.

Los paraguayos si tienen una razón muy especial para apoyar a los ingleses: su apodo es “Three Lions” o
“Tres Leones”, un nombre que tiene muchos fanáticos en este país. Cualquier selección que lleve este nombre tan degustado en el territorio nacional, especialmente con abundante pomelo, tendrá el apoyo de quienes la disfrutan.


Conclusión

Al esperarse poco de ellos los ingleses están en una situación muy rara, pero que no cambiará mucho la difícil situación en la que se encuentran. Al menos se espera que no pasen el mismo papelón que en Brasil, cuando ni siquiera pudieron cantar victoria en tres partidos.

hooligans

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba