Equipos

Mundial CCh. Inglaterra: los que siempre venden humo.

En cada Mundial siempre hay una selección a la que se le considera como favorita pero en realidad nunca está ni cerca de cumplir esas expectativas. En casi todos los casos desde 1970 esta selección ha sido Inglaterra. Con la ayuda su enorme influencia en los medios de comunicación mundiales, los ingleses han pasado de ser favoritos a ser decepciones en todas sus participaciones.

Este Mundial ha sido diferente, porque como nunca los ingleses tienen la idea que no son superiores a sus rivales, entonces no existe la presión de cumplir expectativas demasiado altas.


Historia

La pelada de Bobby Charlton al descubierto

La pelada de Bobby Charlton al descubierto

Al ser el país creador de este hermoso deporte, los ingleses siempre se creen la gran cosa, superiores a todos los demás. Salieron de la FIFA desde 1928 hasta 1945, así que no jugaron los primeros 3 Mundiales. Su debut se dio en 1950, y en lugar de dar una muestra de su estilo superior terminaron eliminados en primera ronda, gracias a una derrota catastrófica contra sus hijos rebeldes: Estados Unidos.

A esta debacle le siguieron otras participaciones de poca relevancia hasta que finalmente jugaron en su país, en 1966. Liderados por Bobby Charlton, quien tenía la difícil tarea de manejar al equipo y taparse la pelada al mismo tiempo, llegaron a la final y le ganaron a Alemania. Aquel partido tuvo la polémica del gol de Geoff Hurst, que hasta ahora no se sabe bien si entró o no. A ver qué piensan ustedes:

México 70 fue su última actuación buena en los siguientes 20 años. Ni siquiera clasificaron en 1974 ni 1978, justo en la época que los clubes ingleses ganaron 6 veces seguidas la Copa de Europa. En 1986 se dieron 2 eventos relevantes para su historia: 1. Aquel partido con Paraguay en Octavos de Final, donde hasta hoy se dice que los dirigentes paraguayos vendieron el partido, lo que no es más que una excusa para no admitir que nos rompieron el **** y 2. Aquellos 2 minutos en Cuartos donde sufrieron el gol más tramposo seguido por el gol más hermoso de todos los Mundiales, de la mano (bueno, por lo menos uno de ellos) de Diego Maradona.

Tuvieron que esperar hasta Italia 1990 para poder llegar a una instancia significativa, perdiendo ante Alemania en semifinales. En esta semifinal por primera vez tuvieron enfrente a su futuro némesis: los penales. Jugaron 3 tandas de penales, perdiendo en las 3, como la de 1998 contra Argentina y la de 2006 contra Portugal. Obviamente teníamos que poner un penal fallado de David Beckham (no importa que haya sido en la Eurocopa, igual sirve para reírnos de él).

Parece que se cortó un poco Terry Butcher.

Parece que se cortó un poco Terry Butcher.

En el último Mundial tenían al técnico más caro del torneo, Fabio Capello, pero igual no pudieron evitar el baile que le pegaron los alemanes en Octavos. Todos recuerdan el gol que le anularon a Frank Lampard, donde la pelota entró casi un metro detrás de la línea, pero Jorge Larrionda y su asistente inexplicablemente no convalidaron el gol.

La falta de capacidad de los ingleses en torneos internacionales se debe a su trauma con evitar dar muchos pases y tratar de jugar al contraataque o al pelotazo. Según un estudio hecho por un piloto inglés, Charles Reep, la jugada de gol más común es una de 3 pases o menos, lo que motivó a la Federación a implementar un estilo desde las inferiores que evite pasar mucho la pelota y a arraigar este estilo “eficiente” del pelotazo desde la década del 80. El problema es que el estudio estaba errado por varias razones y ha dejado al fútbol inglés por detrás de las demás potencias europeas en la capacidad de pase y técnica de sus jugadores.

Para llegar a Brasil lograron clasificar con actuaciones eficientes pero poco convincentes. Las pocas esperanzas que tenían los ingleses por su selección fueron derrumbadas al ser sorteados en el grupo D, junto a Italia, Uruguay y Costa Rica.


Técnico

Roy Hodgson, un viejo zorro.

Roy Hodgson, un viejo zorro.

Tras 3 Mundiales fracasando con técnicos extranjeros, los ingleses decidieron fracasar con un técnico local: Roy Hodgson. Uno de los más veteranos del torneo, ya ha dirigido 20 equipos en casi 40 años de carrera. En Suecia lo consideran un dios por haber implementado tácticas nuevas en la década del 70. Hodgson ya tiene experiencia en Mundiales, habiendo dirigido a Suiza en 1994, donde quedaron afuera goleados por España.

Estuvo involucrado en un escándalo racial el año pasado, cuando algunos jugadores se sintieron ofendidos porque contó un chiste sobre un mono y un astronauta para explicar algo en el entretiempo de un partido. Ahora para ser más patriota exigirá a que todos los jugadores canten el himno nacional antes de los partidos.


Táctica

El sistema inglés buscará hacer 2 cosas: 1) maximizar el potencial de sus jugadores jóvenes y rápidos y 2) mantener solidez defensiva. La mejor formación que usaría para esto es la formación de moda en estos tiempos: el 4-2-3-1. En los extremos puede variar como juegan, poniendo a 2 jugadores que se abran mucho para dejar lugar en el medio, o 2 jugadores que corten hacia el medio, dejando los costados libres para los laterales.

Durante la Eurocopa 2012 el equipo fue considerado uno de los más aburridos y predecibles del torneo, lo que llevó a Hodgson a traer jugadores jóvenes para darle dinámica al equipo. Su mayor problema será como acomodar a los veteranos, porque al incluirlos a ellos se ve obligado a cambiar el estilo que mejor le va al equipo. Su mediocampo seguramente tendrá variaciones que no permitirán mucha solidez en el lado defensivo, al dejar muy expuestos a los centrales.


Plantel

Rooney pisando en la entrepierna a Ricardo Carvalho, Mundial 2006.

Rooney pisando en la entrepierna a Ricardo Carvalho, Mundial 2006.

Al igual que los últimos 2 Mundiales, muchos hinchas (y periodistas) ingleses pondrán toda la esperanza del equipo sobre la cabeza con implantes de Wayne Rooney. El único delantero inglés en jugar 8 partidos mundialistas sin haber convertido un solo gol. Para algunos expertos, como Gary Lineker, es mejor para el equipo que no juegue Rooney y que en su lugar esté Daniel Sturridge (Liverpool) para liderar la zona de ataque, pero es poco probable que no sea titular por su trayectoria y liderazgo. Algunos hinchas no le perdonan que les haya bajado la caña en el Mundial pasado.

En la defensa ya no tienen a figuras como Rio Ferdinand o el corneador de compañeros (?) John Terry, pero los actuales hasta podrían ser mejor dupla: Gary Cahill (Chelsea) y Phil Jagielka (Everton) quienes son experimentados y se complementan bien, Cahill siendo el típico grandote atlético y Jagielka el más posicional y técnico.

En caso que alguno no esté bien puede reemplazarlo el hombre de las mil caras raras, Phil Jones (Manchester United). En los costados también tienen a jugadores de menos renombre pero con un nivel decente como Leighton Baines (Everton). El punto débil es el lateral derecho, Glen Johnson (Liverpool)

Una de las tantas caras raras de Phil Jones

Una de las tantas caras raras de Phil Jones

En el medio la médula del equipo es su gran capitán, Steven Gerrard, quien este año buscará limpiar de su mente el recuerdo del resbalón que le regaló el título al Manchester City. Desde que es más viejo y se mueve menos entre líneas se ha vuelto más efectivo para la selección, ya que puede cubrir mejor su zona y dejarle la tarea de correr a jugadores más atléticos y él se encarga del manejo y control del equipo.

Como recuperador estará Jordan Henderson, compañero suyo del Liverpool. Un experimentado que mirará desde el banco es Frank Lampard, seguramente más enfocado en comprar una casa en Nueva York que en participar.

Para atacar tienen a varios jóvenes sobresalientes, como Ross Barkley (Everton), Alex Oxlade-Chamberlain, Jack Wilshere (Arsenal) y especialmente Raheem Sterling (Liverpool). Sterling cumple el rol de “Cuevitas” del plantel: el jugador con el chule’i infernal y la caradurez para encarar y ganar en velocidad a su marcador. Con sus 19 años juega en la selección y es padre de una nena, a quien felicita por su cumpleaños en la fecha equivocada.


Perfil del hincha

El escudo ingles con los "Tres Leones".

El escudo ingles con los “Tres Leones”.

El escudo ingles con los “Tres Leones”.[/caption]En los últimos tiempos el hincha inglés ha hecho la transición de hooligan violento, fanático y vándalo a simplemente borracho y menos fanático. Se enfocan más en lo que hacen las WAG’s (siglas de Esposas y Novias de jugadores de la selección) a lo que hace su equipo en el campo. Esto se debe a que los ingleses son los consumidores máximos de periodismo amarillista y basura y su influencia en los medios de todo el mundo es enorme. Si pueden echar la culpa a alguien por el pésimo nivel de nuestros medios, seguramente la culpa final es de un gerente inglés.

Los paraguayos si tienen una razón muy especial para apoyar a los ingleses: su apodo es “Three Lions” o
“Tres Leones”, un nombre que tiene muchos fanáticos en este país. Cualquier selección que lleve este nombre tan degustado en el territorio nacional, especialmente con abundante pomelo, tendrá el apoyo de quienes la disfrutan.


Conclusión

Al esperarse poco de ellos los ingleses están en una situación muy rara, pero que no cambiará mucho la difícil situación en la que se encuentran. Esperan que la edad de los uruguayos y un caos en el lado italiano abran la puerta para salir de un grupo tan difícil. El primer partido contra Italia, a jugarse en la humedad de Manaos, es fundamental para pasar, porque una derrota allí les obliga a vencer a sus 2 siguientes rivales, algo que Uruguay espera con gusto porque saben cómo encerrarse atrás y frustrar a sus rivales. Puede ser que ganen experiencia, pero igualmente se sentirán decepcionados de no lograr algo más que una clasificación a Cuartos de Final, porque el público puede esperar poco de ellos, pero el peso que tiene la camiseta nunca puede ser quitado.

hooligans

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba