Especiales

Numeración en el fútbol

Este es un tema que me cuestioné durante un tiempo, al ver cómo variaban los números posicionales en cada liga. En un país se utiliza cierto número para X posición y en otro país es diferente. Acá hablamos de eso.

Este es un tema que me cuestioné durante un tiempo, al ver cómo variaban los números posicionales en cada liga. En un país se utiliza cierto número para X posición y en otro país es diferente. Está claro que no hay una regla oficial respecto a la numerología en los dorsales. El arquero puede jugar con el número 10 y esto no afecta en nada al juego (Sandro Guzmán).

Mario, con la 3. Acorde a sus aires de líbero.

Mario, con la 3. Acorde a sus aires de líbero.

De hecho, en nuestro país tuvimos el caso de Mario Villasanti, quien siendo arquero portaba la 3 en Sportivo Luqueño.

El Bam Bam con la 9.

El Bam Bam con la 9.

Entre los jugadores que no ejercieron de arquero, la anécdota más llamativa sin dudas es la del delantero Iván Zamorano. El chileno que jugaba en el Inter de Milán, tuvo que ceder el número 9 al fenómeno Ronaldo, el gordo (?).

Bam bam Zamorano descontento por este hecho, decidió vestir entonces el dorsal “1+8” y de esta manera no abandonar completamente ese sentimiento de delantero de área (?).

Paréntesis para recordar a un arquerazo. Fillol usó la 5 y la 7.

Paréntesis para recordar a un arquerazo. Fillol usó la 5 y la 7.

Volviendo al tema, existen diferentes escuelas que asignan los números de acuerdo a la posición. En la mayoría de los países, sea cual fuese el esquema, los números (o conceptos posicionales) que se mantienen son aquellos que están del medio campo creativo para arriba. Aquí no entra el volante de contención, más adelante veremos el porqué.

En un 4-3-3 clásico, los volantes ofensivos llevan los números 8 y 10 respectivamente. El número 10 siempre es del más capo (?). En las escuelas de fútbol de nuestro país, generalmente te enseñan que el 8 juega por derecha y el 10 por izquierda. Para los delanteros no hay duda sobre los números. El famoso “wing” que juega por las bandas; si te dicen que hagas de 7 te vas a la derecha y de 11 a la izquierda. El centro delantero va a ser 9 siempre.
Ahora, ¿cómo se juega en nuestro fútbol? Así:

Esquema en Paraguay

Esquema en Paraguay


No sé exactamente de qué escuela proviene, pero se lo utiliza en varias regiones.
Laterales: Por derecha el número 2 y por izquierda el 4. Jugadores del fútbol local con este oficio: Eduardo Filippini, Jorge Moreira, Diego Vera, Nelson Benítez, entre otros.
Centrales: El primer central lleva dorsal 3 y el segundo 5. Ejemplos: Manzur, Ganso, Luis Cardozo, etc.

Volante defensivo o de recuperación: Más conocido como volante tapón en nuestra jerga. Son los trozadores (?), los que se encargan de morder al rival y destruir su fútbol. Acá usan el número 6, pero en otros países esto cambia notablemente. El fútbol paraguayo es una de las mejores fábricas en producir jugadores de este tipo. Como ejemplo podríamos mencionar a: Richard Ortíz, Fidencio Oviedo, Cristian Riveros, Topo Cáceres, Osmar Molinas… y la lista sigue.


En Argentina la numeración posicional es diferente, especialmente en la línea defensiva. Para el kurepa los laterales portan los números 4 y 3 (siempre empezando de derecha a izquierda). Los centrales usan 2 y 6. Es la numeración que se usa en TigoDT (?).

Acá el volante defensivo lleva 5 en la casaca. La figura táctica es un poco distinta a la nuestra. Para ellos la función del número 10 es más bien de enganche o media punta. Aquél que juega como enlace detrás del delantero y da el pase gol. También suele ser el volante de creación, ese que juega en el centro de la cancha acompañado de un volante de recuperación, un papel más cerebral.

Aunque también este rol en muchos casos se le asigna al número 8. De cualquier forma, el número 10 puede jugar en ambas posiciones. Estamos hablando de representaciones, ya que el número no determina el oficio del jugador.
Ya con la idea más o menos definida, podría mostrarse gráficamente que juegan así:

Esquema argentino

Esquema argentino

Los “wingnes” suelen arrancar desde el medio campo, dejando así a un 9 más solitario y batallador. A continuación algunos ejemplos.
Clásico 5 argentino: Gago, Redondo, Battaglia, entre otros.
Auténtico 10 kurepi: Burrito Ortega, Riquelme y no puede faltar Maradona.

El 9 solitario con mucho huevo: Santiago Silva, Martín Palermo, Juan Carlos Ferreyra. Todos conocidos como “tanques” o “titanes”.


En el fútbol español no hay mucha diferencia, aunque con el paso del tiempo ha ido evolucionando y cambiando de esquema.

Actualmente la selección española es una de las más poderosas y la que más control del balón posee. Esto se debe en gran parte a su poblado medio campo en la alineación, ya que en ese sector transita más el esférico y se trabaja más la jugada. Obviamente que para realizar una formación así, se necesita de jugadores de jerarquía y buen pie, así como lo tiene España. Pero una de las principales causas de la filosofía de posesión, ha llegado con la revolución del fútbol moderno de Guardiola, en donde no existe la posición estática y prácticamente todos son mediocampistas (?).

Esquema español.

Esquema español.

Habitualmente la selección del mencionado país, juega con 5 mediocampistas y un solo delantero. Este delantero no es como aquél 9 aislado del resto de sus compañeros, este debe abandonar el área y tener contacto con el balón mediante asociaciones colectivas. Se podría decir que dos medio campistas juegan bien en el centro, dos en cada banda y uno detrás del delantero.

Ahora vamos a lo nuestro, ¿cómo se distribuyen los números con estas posiciones? La defensa varía algo, los laterales usan 2 y 3, los centrales 4 y 5. En el mediocampo se mantiene el número 6 para el defensivo o de recuperación, así como acá. El que lo acompaña sería el 8, que tiene tareas más de creación y distribución. El resto es igual a la numeración argentina.

Ejemplos de cada posición creo que no hace falta, sólo en las pequeñas variaciones del medio. Un número 6 sería Busquets, acompañado de un 8 español como Xabi Alonso. Un 10 de allá es Cesc Fàbregas, quien justamente porta ese número en la selección.

Estas son las principales numeraciones utilizadas actualmente, aunque evidentemente varía de acuerdo al esquema, donde pueden surgir posiciones como la de carrilero, líbero, stopper, entre otros que ya forman un tema aparte. Algunas numeraciones no mencionadas son la brasileña (la novedad es el número 6 como lateral izquierdo), inglesa, europea, etc.

Efectivamente son sólo números que sirven para identificar posiciones según cada región y no afecta en nada al juego como se aclaró al inicio del artículo. De igual manera, cada quien se inclina por un sistema numérico que gusta más.

¿Vos con cuál te quedas?

Nota del editor: Posteo enviado por Miqueas Cicorio, agradecemos el aporte y te invitamos a que envíes también tu aporte a hola@canchachica.com.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba