Especiales

El Clásico de los paquetes

Este domingo se enfrentan Cerro Porteño y Olimpia en una nueva edición del Superclásico paraguayo. Tras preparar un especial sobre los traspasos más polémicos de un rival a otro, hoy preparamos un Clásico diferente: el de los paquetes, los extranjeros que vinieron a robar impunemente demostraron poco o nada dentro de la cancha para ambos equipos.

Tomando en cuenta la cantidad de paquetes que compró cada equipo en los últimos 20 años, fue dificil reducir a 11 por equipo, por lo que innumerables jugadores quedaron fuera. Estos son los 22 elegidos. Quién ganara (o perderá)?

Cerro Porteño

Joaquín Irigoitía

Irigoitía llegó a Cerro Porteño en el 2003 con el rótulo de campeón mundial Sub-20, un buen curriculum hasta que uno se daba cuenta que eso fue 8 años antes, en 1995. El Irigoitía que habían traído no era el joven con gran futuro, sino un presente con pocos reflejos y más fracasos que victorias. En poco tiempo en el arco solo demostró inseguridad e incapacidad, por lo que al poco tiempo dejó el club para ir a la altamente competitiva segunda división de México.

Germán Portanova

Proveniente de un verdadero gigente del fútbol argentino, Tristán Suarez, Portanova era un verdadero desconocido en el momento de su fichaje en 1998. Un defensor que era la definición misma de “rústico”, se destacó por sus innumerables patadas y expulsiones en su corto paso por Barrio Obrero.

Alcides Piccoli

Los hinchas de Cerro en el 2008 esperaban un central al que le sobrara talento para su zaga, pero en su lugar recibieron a Alcides Piccoli, a quien le sobraban los rollos. El propio jugador dijo que en 20 días estaría listo para jugar, pero al final se pasó comiendo empanadas casi no jugó debido al sobrepeso y a las lesiones.

Lautaro Formica

Con un nombre digno de una estrella pornográfica, Formica llegó para cubrir el siempre débil lado izquierdo de la defensa azulgrana. Convirtió un golazo contra 3 de Febrero en uno de sus primeros partidos, pero luego solo demostró que su máxima cualidad era llegar a destiempo a los cruces.

Germán Alemanno pasó más tiempo posando con la camiseta que en el campo de juego

Germán Alemanno pasó más tiempo posando con la camiseta que en el campo de juego

Luis Nuñez

El puesto de lateral izquierdo ha sido un imán de paquetes para el Ciclón. El más destacado en este rubro fue el colombiano Luis Nuñez, quien vistió la azulgrana a mediados del 2011. Llegó con sobrepeso, por lo que su debut se demoró por varias semanas. Luego, demostró su talento en las discotecas de Fernando de la Mora antes que en la cancha. 6 meses después volvía a su Colombia natal con los bolsillos llenos.

Germán Castillo

Siempre es dificil llevar la 10 por la espalda, por la tremenda responsabilidad que conlleva, pero hay algunos que la tendrían dificil sin importar el número que lleven, como era el caso del argentino Germán Castillo. Castillo llegó en la era Troglio en el 2009 era apodado “Pomelo”, apodo muy acertado ya que su juego no podía amargar más a la gente, que estaba obligado a tomar caña para poder sobrellevar el mal momento. Al poco tiempo el “Pomelo” se pudrió y volvió a su país.

Diego Madrigal

En la mayoría de los casos los jugadores paquetes vienen de países vecinos, pero Cerro se esforzó en buscar uno de otro lado del continente, eligiendo a Diego Madrigal, oriundo de Costa Rica, en el 2011. Traído con el rótulo de joven promesa, su primer aporte al club fue sufrir una apendicitis y quedar fuera por más de un mes. Luego de eso su aporte fue inexistente, quedando rápidamente en el olvido.

Mariano Campodonico

Un delantero que no convierte goles puede ser útil en otros aspectos del juego, o puede ser completamente inservible, como el argentino Mariano Campodónico. Fichado en la era de Osvaldo Ardiles, Campodónico llegó con la mira torcida, sin poder convertir goles. Finalmente el gol llegó tras 7 interminables fechas, pero al final fue su único gol para el Ciclón. Hoy tiene 41 años y sigue jugando el el fútbol argentino.

El momento más destacado de Froylan Ledezma en Cerro

El momento más destacado de Froylan Ledezma en Cerro (ABC Color)

Froylán Ledezma

El nombre Froilán no trae buenos recuerdos a los paraguayos tanto en el ámbito político como en el futbolístico, lo ultimo siendo obra del costarricense Froylán Ledezma. Ledezma llegaba como una gran promesa desde Ajax, pero el único recuerdo que dejó en el Ciclón fue la firma de contrato usando lentes de sol de marco blanco. En la cancha? Poco y nada.

Carlos “Cacá” Ferrari

Nunca un jugador tuvo un apodo que describiera tan certeramente su estilo de juego como Carlos “Cacá” Ferrari. El delantero brasileño había recorrido casi la mitad de todos los equipos de Europa antes de venir a Paraguay, pero su mayor logro era ser amigo del “Fenómeno” Ronaldo. Convirtió varios goles en amistosos, hecho que engañó tanto a hinchas como periodistas, ya que en el campeonato convirtió un solo gol.

Germán Alemanno

Germán Alemanno posiblemente haya sido el paquete más caro de la historia del club. Traído como gran refuerzo desde el fútbol peruano por el importador de paquetes Jorge Fossati, el argentino Alemanno parecía estar atornillado al banco de suplentes. Esto podría haber pasado desapercibido si no fuera por la filtración de una planilla de sueldos, donde se supo que Alemanno cobraba 20 mil dólares mensuales por ser suplente. A los 6 meses volvió al fútbol peruano, donde sí se siente a gusto.

Olimpia

Nicolás Peric

En el 2010 Olimpia trajo a uno de sus incontables arqueros paquetes: el chileno Nicolás Peric. Peric tenía un poco más de curriculum que los anteriores, pero demostró poseer su misma capacidad de atajar sin manos. Después de varias pésimas actuaciones tuvo la caradurez de decir que jugar en Olimpia le hacía perder prestigio, lo que causó que sea aún más odiado por los hinchas.

Renzo Revoredo

No era común ver a jugadores peruanos en nuestro fútbol y será aún menos común tras el pésimo paso de Renzo Revoredo en Olimpia. Firmado en el 2012 como una solución para el lateral derecho del Decano, es más recordado por su peinado cola de rata que por su marca. Su máximo logro fue hacerse expulsar en el partido final del Apertura 2012, ayudando así a Cerro a obtener el título.

Osman López, un error defensivo viviente

Osman López, un error defensivo viviente (ABC Color)

Osman López

El paquete por el cual se mide al resto de los paquetes, Osman López es la típica muestra que no hay que enceguecerse con la altura de un central. Con su imponente físico parecía que se iba a llevar a todos los delanteros por delante tras su llegada en el 2001, pero al final todos lo pasaban como si fuera un poste. En aquel Clausura 2001 Olimpia terminaría último, en gran parte gracias al colombiano.

Gustavo Badell

Pocos defensas hicieron sufrir tanto al hincha olimpista como Gustavo Badell, uno más de la interminable lista de paquetes uruguayos traídos por el Franjeado en los últimos 20 años. Era un central que siempre estaba mal posicionado, donde cada una de sus intervenciones era una falta, pifiada segura o una agresión. Increíblemente Badell no solo convirtió un gol en la final contra Guaraní en el 2000, sino que logró que despidan a Luis Cubilla por excluirlo del plantel.

Pedro Reyes

Este central chileno fue la apuesta de Gustavo Benitez para el Clausura 2004, ya que había sido figura en los equipos de Colo Colo que este dirigió en los 90, donde se destacaba por su capacidad de cabecear. Al pasar los años esta capacidad desapareció, así que Reyes solo demostraba ser un jugador con la aceleración de una tortuga y los reflejos de un perezoso. No es coincidencia que Olimpia haya terminado último en aquel campeonato con semejantes fichajes.

Matías Donnet, como siempre recuperándose de una lesión

Matías Donnet, como siempre recuperándose de una lesión (Ultima Hora)

Matias Donnet

El hombre de cristal, Donnet fue firmado en el 2011 ya estando lesionado. Cuando le tocó jugar su nivel fue tan bajo que el presidente Marcelo Recanate dijo que jugar con Donnet era “jugar con uno menos en la cancha”. Para felicidad de todos se volvió a lesionar y jugó esporádicamente en los siguientes meses, felicidad que desaparecía al recordar que todavía debían pagar su sueldo. El año pasado pudo ganar una demanda al Olimpia y el club le tuvo que pagar 30 mil dólares, 30 mil más de lo que demostró en la cancha.

Raúl Otero

El uruguayo Raúl Otero era hermano de Marcelo Otero, figura de Uruguay en la década del 90, y demostró que no siempre el talento se lleva en la genética. Hacía el intento de cubrir el mediocampo, pero sin ningún éxito. A pesar de esto convirtió un gol en aquella final del 2000 ante Guaraní, que debería llamarse la final de los paquetes, debido a que en ella todos convirtieron goles.

Al final es más recordado por sus rulos que por sus pases.
Danilo Peinado

Al comenzar la temporada 2010 el presidente de Olimpia, Eduardo Delmás, dijo que iba a traer un delantero “que valía por tres”. Cualquiera hubiera quedado corto ante semejante exigencia, pero Danilo Peinado no valía ni por 1/10 de un delantero competente. Pobre en el cabezazo, con pésima definición y mal posicionamiento, lo único que hacía en la delantera era estorbar a sus compañeros.

Matías Espíndola

El paso de Matías Espíndola por el Olimpia fue tan fugaz que nadie lo recuerda. Su nivel era tan bajo que ni siquiera se necesitaban defensas para pararlo, ya que el se marcaba solo:

Ebelio Ordoñez

De todos los paquetes vistos anteriormente, Ebelio Ordoñez era el dueño del mejor apodo de todos: el Corcél Negro. Vino a Olimpia de la mano de Ever Almeida, quien fue su técnico en El Nacional, y quien posiblemente se olvidó que Ordoñez ya tenía 35 años. Su único gol fue probablemente el más gritado por los hinchas decanos en el 2009, a los 94 minutos para ganarle a Libertad.

A los pocos meses se fue Almeida y también se fue el Corcel, galopando a la tierra del olvido.


Así completamos el Clásico de los paquetes. Te acordás de algún otro extranjero que solo aportó decepción a tu club? Contanos en los comentarios.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba