Equipos

Costa Rica y la dignidad en el fútbol

Cuando Bryan Ruiz hizo el gol de Costa Rica, a los 44 minutos del Primer Tiempo contra Italia, estaba dando un golpe de lección en este Mundial 2014, hablamos de eso.

Bryan Ruiz hace historia. Gol a Italia y clasificación.

Bryan Ruiz hace historia. Gol a Italia y clasificación.

Cuando Bryan Ruiz hizo el gol de Costa Rica, a los 44 minutos del Primer Tiempo contra Italia, estaba dando un golpe de lección en este Mundial 2014 y demostraba que el fútbol, más allá de las billeteras, en la cancha, la cuestión siempre -o casi siempre- se resuelve once contra once.


Bryan Ruiz jamás soñó, quizás, que a los 29 años, un gol suyo en un Mundial dejaba a la siempre respetable Italia en Jaque y fuera de competencia a la histórica y megapoderosa selección inglesa, dos selecciones que son negocios para el fútbol mundial. Justamente, este hecho, le valió a esta maleducada Costa Rica tener que enviar a 7 de sus jugadores para hacer el control antidóping, obligada por la FIFA. Tamaña desfachatez, por parte de un país centroamericano, que llega su cuarta copa Mundial, no podía pasar desapercibido. Y el mensaje de la FIFA es clarísimo, en este sentido; A las selecciones que se les ocurra pensar en una hazaña, vayan preparándose para los controles del dóping.

Pero vayamos a lo que despierta Costa Rica. Ayer, las calles de este país eran fiesta. La gente, con sus banderas, invadieron cada barriada al grito de su selección, con el abanderado Ruiz. Con ese gol que los deja, hoy por hoy, clasificada para los octavos de final en el considerado “grupo de la Muerte”, en donde, pocos, salvo eximios ponderosos de la fe, habrán dado chance a Costa Rica como clasificada.

Los nombres de unos y otros: Italia, catalogada como la 8va selección más cara de este Mundial: 425 millones de dólares.

Los nombres de unos y otros: Italia, catalogada como la 8va selección más cara de este Mundial: 425 millones de dólares.

La dignidad y entereza que demostró esta selección costarricense es una de las cosas lindas de este hermoso deporte. Más allá de cuestiones tácticas y técnicas, esta victoria viene a revalidar aquello de que dentro de la cancha, lo que vale son esos 90 minutos. Como decía un DT de un equipo chico, cuyo nombre no recuerdo: “Ellos podrán costar millones de dólares, pero tienen dos piernas como nosotros, la diferencia está en los huevos. Tenemos más huevos que ellos” como un aliento motivador, minutos antes de que su equipo entre a jugar el partido más importante de su historia. Igual, a juzgar por los fríos datos estadísticos, Costa Rica no fue menos que Italia. Ambos tuvieron 6 disparos al arco y en la famosa posesión, el país centroamericano alcanzó un 42%. El equipo costarricense generó 6 tiros libres de esquina, contra 5 de Italia. Hasta en estos datos, la victoria de los “ticos” no admite reparos.

Bryan Ruiz es el mejor jugador de Costa Rica. Nació en Alajuelita, el 18 de agosto de 1985, una zona montañosa del departamento de San José, que a estas alturas no supera los 80.000 habitantes, un muchacho de barrio, como vos y yo, que ayer emocionaba a 40.253 personas en el Arenas Pernambuco, la mitad de los habitantes de su pequeña ciudad.

Ruiz, actual jugador del PSV Heindhoven, de Holanda, es uno de los 10 jugadores que tiene Costa Rica actualmente en el fútbol europeo. Los demás son: Celso Borges, del ALK Estocolmo de Suecia; Keylor Navas, del Levante de España; Oscar Duarte, del Brujas de Bélgica; Junior Díaz, del Mainz 05 de Alemania; Christian Bolaños, del FC Copenhague de Dinamarca; Michael Barrantes del Aalesunds FK de Noruega; Cristian Gamboa, quien defiende los colores del Rosenborg Ballklub, también noruego, Marco Ureña, del FC Kubán Krasnodar de Rusia y una de las estrellas del seleccionado: Joel Campbell, quien juega en Olympiacos, de Grecia.
Después, los demás seleccionados se reparten entre el fútbol de la Major Soccer League (MLS) de los Estados Unidos y el fútbol centroamericano.

Fue tremendo ver a los jugadores italianos, que cada domingo visten las mejores galas en los mejores estadios del mundo, con toda la parafernalia de una exigente liga, que cobran millones al mes, correr desparramados y desorientados contra los volantes del Club Sport Herediano, o del Deportivo Sapriza. Pero justamente, de eso se trata esto. Los millones mensuales no garantizan un triunfo seguro. Cada 90 minutos es una historia nueva, que lleva a la gloria o al fracaso.
Podrán, es cierto, volver a jugar ambas selecciones. Y es probable que de 10 enfrentamientos, Italia gane 9 y el otro sea un empate. Pero este partido, esta historia, es imborrable. Poco importó a los “ticos” que Italia esté valuada en 425 millones de dólares y que Inglaterra cueste 433 millones de dólares. Al primero lo venció con justicia, al segundo lo dejó fuera sin jugar entre ellos.

Balotelli con la cabeza gacha. Los "ticos" festejan. Escriben una nueva historia

Balotelli con la cabeza gacha. Los “ticos” festejan. Escriben una nueva historia

El mundo queda chico hoy para Costa Rica, que emergió con fútbol para dar alegría a todo un país y estar hoy en octavos de final del Mundial 2014, aunque moleste a la FIFA.

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba