Especiales

Éric Cantona: el genio rebelde

Éric Cantona fue un talentoso jugador dotado de mucha técnica y clase. Desplegó su mejor fútbol en el Manchester United, último equipo de su carrera.

Se retiraría tempranamente debido a su carácter temperamental; aparte de ser un exquisito futbolista, Cantona también es recordado como uno de los jugadores más moqueteros y rebeldes que tuvo este deporte. Actualmente es capitán de la selección francesa de fútbol playa. Fue imagen del recordado viral “Joga Bonito” de Nike, en donde presentaba a los jugadores más talentosos del momento. Actuó en varias películas, como “La Fortuna de vivir”, “Elizabeth”, “Buscando a Éric” (en donde se interpreta a él mismo), entre las más conocidas.

Uno de los incidentes más recordados del fútbol ocurrió hace 20 años, cuando en un partido entre Manchester United y Crystal Palace, Cantona es expulsado tras reaccionar negativamente ante Richard Shaw, defensor del equipo contrario que venía pateándolo hasta colmar su paciencia. Mientras Cantona se retiraba a los vestuarios, un hincha del Crystal Palace lo insultó diciendo: “Vuélvete a Francia con tu puta madre, bastardo”. La reacción de Cantona fue impensada: saltó las vallas para propinarle una patada al estilo Kung Fu al joven aficionado:

Las consecuencias para el jugador fueron colosales: una multa de 20.000 libras esterlinas, además de quedar 10 meses fuera de las canchas. Fue condenado a dos semanas de prisión, finalmente absueltas a 120 horas de servicio comunitario. La selección francesa le cerró las puertas de manera definitiva, pues ya tenía varios antecedentes. Cantona llegó al United con la fama de chico malo; en 1987, cuando jugaba en el Auxerre, le propinó un apysarapó a su compañero de equipo. Al año siguiente fue sancionado por tres meses, debido a una entrada criminal contra Penverne y, tras ser expulsado, dio un cachetazo al rival que venía a recriminarle:

En 1989 fue excluído de la selección francesa por haber insultado en televisión a su propio entrenador, Henri Michel. Ese mismo año fue suspendido por el Marsella, tras lanzar el balón hacia el público y arrojar la camiseta al suelo, todo por no querer ser sustituído (para colmo en un amistoso). En el Montpellier agredió a su compañero tirándole el botín por la cara, y fue suspendido sólo 10 días. Ya en el Manchester United, dio sus primeras muestras de carácter cuando fue expulsado por tirar el balón contra el referee, manifestando así su desacuerdo:

Cuando se enteró que lo suspendieron un mes por este hecho, dijo que los del comité eran unos idiotas, por lo que la sanción se le aumentó dos meses más. El día de su debut en el Leeds United, escupió a un hincha de su propio equipo.

Pero Éric Cantona no sólo fue un rebelde, pues también es considerado como uno de los mejores jugadores que tuvo el Manchester United. Portaba el número 7 que más tarde usarían grandes jugadores como David Beckham y Cristiano Ronaldo. Siempre jugaba con el cuello arriba, y con esta fachada marcó uno de sus mejores goles (el festejo lo es todo):

Algunas de sus frases:

— “Cuando las gaviotas persiguen al pesquero, es porque piensan que las sardinas serán lanzadas al mar” — Tras la patada de Kung Fu.

— “El fútbol es como hacer el amor. Si no puedes aguantar 90 minutos como yo, no ganas”.

— “Yo soy Dios”.

— “¿Mi mejor momento? Cuando le di la patada a ese hooligan”.

— “Ni Zidane ni Platini, el mejor francés de la historia soy yo”.

— “Daría todo el champán que me he bebido por jugar con él un buen partido europeo en Old Trafford” — refiriéndose a George Best.

— “No soy un hombre, soy Cantona”.

Sin dudas fue uno de los jugadores más controversiales de su época, así como su compañero de equipo, el polémico Roy Keane. Para terminar, sus mejores jugadas, patadas y goles:

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba