Actualidad

Hinchadas organizadas: La gran oportunidad

Integrantes de los grupos organizados de hinchas de Cerro Porteño y Olimpia están embarcados en un proyecto de capacitación laboral. La idea es lograr que a través de esta iniciativa, estas personas -mayoría jóvenes- puedan acceder a mejores oportunidades que ayuden a mejorar sus condiciones de vida.

Integrantes de los grupos organizados de hinchas de Cerro Porteño y Olimpia están embarcados en un proyecto de capacitación laboral. La idea es lograr que a través de esta iniciativa, estas personas -mayoría jóvenes- puedan acceder a mejores oportunidades que ayuden a mejorar sus condiciones de vida. El proyecto, que es impulsado por la Fundación “Goles y Sentimientos”, cuenta con el apoyo de la Secretaría de la Juventud y surgió de los propios líderes de los hinchas organizados.

El sueño comenzó en el 2014. Paulo González (31) y Andrés Bartrina (29) se conocieron en la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), investigando fenómenos relacionados al fútbol, especialmente, el de las hinchadas organizadas. A ellos se unió Carlos “Marley” Escobar Leite (32), también estudiante de psicología y antropología. Los tres aman sus clubes, sus grupos y sus identidades. Pero también aman la investigación sociológica.

Justamente esa pasión por la sociología y las ganas de entender mejor las injusticias que existe en los grupos sociales del país, fue lo que los motivó como estudiantes a investigar un lado de la sociedad que mucha gente estigmatiza; las llamadas barras, hoy más conocidos como hinchadas organizadas. En este estudio basaron su tesis de grado. Esas fueron las raíces que les impulsó a unirse a la Fundación “Goles y Sentimientos”, una Organización creada por ex integrantes de hinchadas, con la intención de investigar la vida y la cultura que rodea a las personas que forman estos grupos conocidos como “barras”. Y esto fue lo que finalmente dio pie al proyecto de oportunidades laborales para los hinchas.

La presentación de los cursos para 40 hinchas, ayer en Fernando de la Mora.

Trabajar con las barras

“Toda esta idea de armar los cursos de capacitaciones surgió de los propios líderes de los grupos organizados de los clubes. Nosotros solamente lo que hicimos con la Fundación es articular las reuniones. Hicimos talleres en donde salieron los diagnósticos, pero la idea y la iniciativa fue de los líderes” dice Paulo.

Como explica Paulo, las primeras reuniones se dieron con las hinchadas más numerosas, que son las de Cerro Porteño y Olimpia, a través de los líderes de cada barrio o zona. Una de los principales conclusiones que surgieron de estas reuniones fue la falta de oportunidades, principalmente de estudio o capacitación, para los integrantes de los barras, que finalmente termina en que estos jóvenes no puedan acceder a un empleo o un puesto laboral dignificante, lo que generalmente termina por marginarlos del circuito social o del entorno económico sustentable.

A partir de estas informaciones, la Fundación “Goles y Sentimientos” trabajó de articulador. Gestionó las reuniones y encuentros con el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) y la Secretaría de la Juventud (SNJ), cuya titular, Magalí Cáceres, mostró predisposición para que el proyecto pueda tener aliento. La idea fue tomando forma.

“Nos dimos cuenta del potencial de las hinchadas organizadas como sujetos de transformación social al notar las iniciativas poco publicadas de las mismas. Por lo que decidimos con los referentes de las barras construir una organización capaz de administrar esas iniciativas, Potenciarlas y agregarle el contenido teórico que sustente cada acción práctica” dice Marley.

Reunión en la Chacarita, en junio pasado, con los hinchas de Olimpia.

A partir de las primeras reuniones, la dinámica fue creciendo y se tuvo mayor comunicación con los jefes o líderes de las hinchadas organizadas. Con un instructor del SNPP y el apoyo de la SNJ, los últimos encuentros ya fueron para ultimar detalles. Con los hinchas de Olimpia, las reuniones se dieron en la Chacarita y en el local del club sobre Mariscal López, teniendo a Salomón de Ultra Sur  y a Mario “Chupa” de Mafia como referentes. Con los hinchas azulgranas, las mismas se hicieron en el local del club, en Quinta Avenida, con Guille por La Plaza y Oscar, por Comando. En estos encuentros ya se fueron eligiendo los cursos y la cantidad de participantes por capacitación; el SNPP ofreció electricidad, plomería, cocina, y otra serie de capacitaciones totalmente gratuitas para los integrantes de estos grupos; el único requisito para los interesados fue tener el compromiso de asistir a los días de clase hasta terminar y recibir el certificado correspondiente.

“Para nosotros lo importante es demostrar que hay que darles oportunidad a los muchachos. Entendemos que hay mucho que mejorar, pero no todo lo que se publica de negativo en la prensa sobre las barras es verdad, hay que ver el contexto, entender que no sólo se trata de un comportamiento individual, sino de todo su entorno, se trata de algo que involucra a la sociedad” dice Carlos, a quien nadie lo conoce como tal, sino como Marley. De hecho, su cédula de identidad lleva esa firma: Marley.

****
Es un sábado fresco esta mañana de junio en Asunción. En el Centro Comunitario “Chacarita”, en la entrada de este populoso barrio asunceno, desde tempranas horas, Marley y Paulo esperan a los integrantes de Mafia Negra para la reunión informativa. Llega la ministra de la SNJ, Magalí Cáceres, llega el instructor del SNPP, Raúl Zaban, y llegan los jóvenes de Mafia. Se utiliza una de las aulas del Centro Comunitario, que los días sábados también sirve para ofrecer clases de música para los niños de la zona. En las paredes del aula, embanderado con los “trapos” de Olimpia, se pueden ver también dibujos de los niños; hay uno de Roque Santa Cruz festejando. Hay una “Nueva Olla” que tiene tres bandejas.

“Una oportunidad de trabajo es una oportunidad de dignidad” dice Mirian Ritter, directora de este centro Comunitario en su presentación. Son 30 jóvenes, la mayoría líderes de diferentes facciones de Mafia Negra de Olimpia. Están interesados, se muestran interesados. Escuchan y preguntan. “Esto realmente fue positivo, imaginate que te vengan de diferentes partes acá un sábado de mañana, es porque les interesa” razona Paulo.

Reunión con los hinchas de Cerro, en junio pasado.

Es lunes y este 18 de junio, en Quinta Avenida, frente a Cerro Porteño, parece que habrá un partido de fútbol. Muchos integrantes del grupo La Plaza llegan al club, pero esta vez no van a traer sus banderas ni van a la gradería Norte. Están sentados en el Quincho de la institución, esperando por los representantes del SNPP y las autoridades de la SNJ para saber más sobre esto de tener una oportunidad. Paulo, Marley y Andrés están listos para dar la charla y comunicarles el objetivo del encuentro.
Algunos integrantes de las hinchadas organizadas de Cerro Porteño ya trabajaron en programas de capacitación, pero con el club, en la construcción de la Nueva Olla. Pero en este proyecto, la oportunidad es más amplia y específica.

La última reunión con los hinchas de Cerro se hace en julio, pero esta vez con los miembros de la barra Comando. Nuevamente se desarrolla la charla informativa y los hinchas escuchan con atención. Tanto las reuniones en Cerro y en Olimpia, terminan en buenos términos y aplausos. Los hinchas agradecen la oportunidad y como dijo uno que tomó la palabra, tras finalizar la alocución de Cáceres en Cerro Porteño: “Estamos acostumbrados a que las autoridades vengan a amenazarnos, esto de venir a ofrecernos algo es nuevo” lo que generó la risa generalizada, pero no deja de mostrar una realidad tragicómica.

“Una oportunidad de trabajo es una oportunidad de dignidad” – Mirian Ritter.

Muchas mujeres se muestran también en estos encuentros. En efecto, las oportunidades laborales y de capacitación no distinguen género. Va para todos por igual. El SNPP tiene, en efecto, a muchas mujeres haciendo cursos vinculados mayormente a hombres, como chapería, pintura o mecánica. Sin embargo, cada día más mujeres van ganando terreno en estos sectores que históricamente fue ocupada por hombres.

“Para nosotros, desde la Secretaría de la Juventud, este proyecto nos pareció muy importante por eso estamos apoyando. Es una gran oportunidad para que muchos jóvenes, que por distintas razones no pudieron acceder a una mejor capacitación o estudio, hoy puedan tener esa chance. Por eso estamos acá, porque creemos en ustedes. La idea es, como siempre digo, dejar todo en la cancha y yo sé que ustedes pueden demostrar que se puede” dice la ministra Cáceres frente a los hinchas de Cerro Porteño. La noche termina con una presentación de la Murga azulgrana, que expone sus mejores temas. Hay risas, aplausos, bullicio y cantos a Cerro. La noche deja la esperanza de un mañana mejor.

****

Paulo comenta que el proyecto de capacitación con el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP) forma parte de un plan que pretende tener más proyectos con miras a los jóvenes que forman este sector de la sociedad, siempre de la mano de la Fundación “Goles y Sentimientos”.

Gracias a esta iniciativa, actualmente 44 miembros de la hinchada organizada de Olimpia ya iniciaron los cursos. Desde la Fundación estiman que en un par de semanas más ya arrancarán también los hinchas organizados de Cerro. La idea, además, es expandirse a los demás grupos de otros clubes. “Ya estamos en conversaciones con los hinchas de Guaraní, Nacional y también ya estamos contactando con los del Sportivo Luqueño” expone Paulo.

Para Marley, de estos proyectos se pueden armar posteriormente pequeñas o medianas empresas que pertenezcan a los hinchas o a los mismos grupos organizados. La idea no solamente apunta a dotar de capacitaciones, sino de impulsar también emprendimientos que ayuden a los jóvenes a trabajar en eso en lo que fueron capacitados. También buscan alternativas de alianzas con empresas que quieran incorporar a estos jóvenes una vez que tengan la certificación.

“El objetivo último es resignificar lo que es un hincha organizado, atender las diversas problemáticas que le afectan a los integrantes de estos grupos y que los ubica en un espacio de vulnerabilidad y obviamente por ese lado ir combatiendo los flagelos que están relacionados con ellos, entendiendo, por ejemplo, que el tema de la violencia no viene solamente de parte estos grupos, sino que hay diversos actores que influyen para que haya violencia” cierra Paulo.


Fotos: Gentileza SNJ y Fundación Goles y Sentimientos
Comentarios

Dejá un comentario

Arriba