Brasil

Las selecciones de la Copa América: Brasil, tratando de olvidar el Mineirazo

Según los diccionarios médicos el Trastorno de Estrés Postraumático es un tipo de trastorno de ansiedad que ocurre inicialmente al sufrir algún hecho traumático y resurge cuando se deben enfrentar situaciones similares a esa que causó el trastorno inicial. Así llega Brasil para esta Copa América en tierras chilenas, con el recuerdo de aquel marcador de 7 tantos contra 1 ante Alemania en Belo Horizonte impregnado en el fondo de su siqui. “O mais grande do mundo” ahora estrena técnico y plantel para esta competición.

Análisis histórico

Uno piensa que Brasil sería el dominador absoluto de esta competencia, tomando en cuenta que es el equipo con mayor número de títulos en Mundiales, cuna del “jogo bonito” y de jugadores como Pelé. La historia al final termina siendo de otra clase, especialmente en los primeros años de la competencia.

En sus primeras 23 participaciones en la Copa solamente pudo ganar 3 ediciones, todas ellas jugadas en su país. La primera Copa que gananaron fuera de Brasil fue la de Bolivia en 1997, 80 años después de su primera participación. En ese mismo periodo salieron sub-campeones 11 veces, un récord digno de los Cebollitas.

A partir de la década del 90 esto cambia. Desde 1997 hasta hoy Brasil ha ganado 4 de las últimas 6 ediciones disputadas. Su mejor época fue entre el 97 y el 99, donde el equipo era una máquina, con jugadores como el verdadero Ronaldo, Romário y Rivaldo. Ganaron los 12 partidos que disputaron, convirtieron 39 goles y solo recibieron 5. Además nos deleitaron goles como este, del debutante Ronaldinho Gaucho en Ciudad del Este:

El mayor deleite de la selección brasileña en estas últimas ediciones ha sido ser el verdugo de Argentina. Los elimininaron en 1995 con la mano de Tulio Maravilha (fantástico nombre), en el 99 y en las finales de 2004 y 2007. La del 2004 fue la más dolorosa, gracias al gol al último minuto de Adriano que llevó el partido a los penales.

Recuerdos albirrojos

Los cruces entre Brasil y Paraguay han tenido todo tipo de aristas interesantes en la Copa América. En 1949 la Albirroja venció a la Canarinha en la última fecha, forzando un partido extra para definir al campeón, en donde Brasil se vengó y aplastó a la ofensiva y veloz selección por 7-0. En 1953 fue Paraguay quien terminó venciendo a Brasil en un partido extra para llevarse la Copa. En 1979 se enfrentaron en semifinales, donde Paraguay ganó la serie con posiblemente el mejor gol de su historia, la chilena de Eugenio Morel:

En 1983 se dio el “monedazo de Uberlandia”, cuando ambas selecciones empataron los dos partidos en semifinales. Cuando eso no existía la tanda de penales, así que se recurrió a tirar una moneda en el vestuario para decidir al ganador. Las primeras noticias en nuestro país fueron que ganamos el sorteo, por lo que comenzó el festejo eufórico en la vía pública, pero al final había ganado Brasil, quedando truncado el festejo de la gente.

Hasta 1983 el cara-a-cara entre ambas selecciones estaba casi empatado, 7 victorias para Brasil, 6 para Paraguay y 6 empates. A partir de ahí comenzó el dominio brasileño y Paraguay solo ha podido derrotarlos una vez en los últimos torneos, 2-1 en el 2004 con goles de Julio González Ferreira y Fredy Bareiro.

El técnico

Brasil fue con el viejo lema de mejor mal conocido que bien por conocer al elegir a Dunga como el hombre encargado de salvar a la naufragada selección de Felipao. La elección de técnico de los brasileños demuestra la preferencia del “futebol força” en lugar del “futebol arte” del que tanto se jactan en el país. Dunga era recibido con cánticos tales como “Adeus Dunga” o Dunga Burro en su primer mandato, así era la relación con la hinchada.

Su estilo de juego predilecto es similar a su forma de jugar cuando era jugador: equipos defensivos, que cometen muchas faltas y tratan de convertir en el contragolpe. Para entender hasta que nivel buscan dar faltas sus pupilos, en el amistoso contra Chile el equipo cometió 32 faltas, el doble que en el partido del Mundial ante los chilenos, y eso que el equipo de Scolari era considerado un equipo duro en ese sentido.

El equipo

Sin dudas los brasileños han hecho una limpieza de plantel desde aquel 8 de julio. 10 de los 14 jugadores que participaron de aquel fatídico partido no están en esta Copa América, sea por bajo nivel, edad o lesiones. El jugador a quien más va a extrañar al equipo es Oscar, quien no se pudo recuperar de una lesión, debido a que él era el encargado de moverse y manejar la pelota como para darle el lugar a Neymar para que éste último pueda dejar hecho un nudo a los defensas. Otro que no iba a estar era Dani Alves, por decir que “Dunga no era la solución” para los problemas de la selección, pero debido a la lesión de Danilo fue convocado a último momento.

El desconocido que espera demostrar su calidad: Roberto Firmino

El desconocido que espera demostrar su calidad: Roberto Firmino

Ahora Neymar es cada vez más el eje de todo el equipo. La ofensiva depende de su creatividad y talento para poder ir rompiendo los cimeintos de los muros defensivos a los cuales enfrentarán en la competición. Gracias al juego del Barcelona ha pasado de ser un experto en firuletes sin sentido a un eficiente, pero impredecible, delantero y media-punta.

El jugador que tiene todo para ser la revelación de esta Copa es Roberto Firmino, el anónimo mediocampista del Hoffenheim. Recién debutó en la selección en el 2014, pero ya ha convertido 3 goles en los 6 partidos que jugó con la verdeamarelha. Firmino puede reemplazar a Oscar y ser el vínculo del resto del equipo con la ofensiva, dando pases de fantasía y llegando al área siempre que pueda.

Lo más probable es que Brasil juegue sin un delantero centro, a pesar que tienen a Fred entre los convocados. Esto complicará a los defensores, quienes no tendrán una referencia fija si se mantiene este esquema. En defensa buscarán afianzar el sistema con mediocampistas como Fernandinho y el talento de la dupla central del PSG, David Luiz y Thiago Silva.

Hasta donde llegarán?

Brasil es candidato en cada torneo que dispute. Pasar de ronda ni siquiera se considera un logro en este torneo, especialmente porque el único equipo que puede complicarlo en fase de grupos es Colombia, en un partido que seguro será picante por ser la revancha de aquel durísimo partido de Cuartos de Final del Mundial pasado. En las fases de eliminación directa es donde veremos hasta que punto Brasil ha superado aquel trágico 2014. La ventaja de jugar sin la presión de ser el anfitrión obligado a borrar el Maracanazo y ser la alegría del pueblo les permitirá jugar más libremente, y si es que Neymar puede evitar lesionarse ninguna defensa podrá dormir el día antes de enfrentarlos. Este torneo será la muestra si es que la selección sufre del Trastorno de Estrés Postraumático o si ha logrado superarlo con fuerza de voluntad para ganar el torneo que han dominado en los últimos 20 años.

Para despedirnos, ponemos el hit del verano que tanto bien hizo a la cultura general de toda América:

P.D.: Encuentren la frase escondida

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba