Especiales

Los hermanos del fútbol paraguayo

“Los hermanos sean unidos” reza un popular dicho, y el fútbol no está excluido de ello. Por muchas generaciones, futbolistas que comparten lazos de sangre fueron protagonistas dentro de un campo de juego, ya sea jugando para el mismo equipo, enfrentándose o adquiriendo rumbos distintos sin jamás haberse cruzado. En este espacio rememoramos algunos casos destacados dentro de nuestro ámbito.

10. Marcos y Víctor Cáceres

marcos y topo caceresLos recordábamos hace poco en honor a su apellido. Marcos y el Topo Cáceres, ambos obreros silenciosos en donde les tocó estar, sólo coincidieron en la selección nacional. Marcos fue parte de Cerro en la era Martino y luego emigró al fútbol argentino, donde hoy día defiende los colores de Newell’s Old Boys de Rosario. El Topo es baluarte de otro equipo rojinegro, el Flamengo de Rio de Janeiro… y no es casualidad, siempre realizaron buenas actuaciones y son de esos que hasta trancarían una pelota con la cabeza. Eso lo llevan en la sangre.

9. Ángel y Oscar Romero

Angel y Oscar 1“Los Mellis” son uno de los casos más notorios dentro de hermandad en nuestro fútbol. Al aspecto físico se sumaban las similitudes en el juego y sobre todo en su trayecto futbolero. Nacidos en la cuna de Cerro Porteño y con apariciones por igual en la selección, se llegó a mencionar sus nombres para el poderoso Real Madrid – que con humo o no de por medio, fue una posibilidad -. Ahora, Ángel forma parte del Corinthians y Óscar aguarda su gran oportunidad en Racing de Avellaneda, esperando desplegar todo su pileteo talento. Potencial tienen. Gustavo Romero también forma parte de este clan, haciéndose paso en el “Depor” capiateño.

8. Julio, Celso e Iván González Ferreira

julio celso ivan

Otro caso de tres hermanos. Uno fue delantero, el otro es defensor y el último es mediocampista. Julio supo ser el jugador letal de Guaraní en 2001, lo que lo llevó a ser transferido al fútbol europeo, en busca de más goles para el Vicenza italiano. Subcampeón olímpico con la Albirroja en 2004 y ejemplo de superación, tras aquel episodio que todos recordamos en 2005. Gastó sus últimos cartuchos en Tacuary, y quiso dedicarse a la política, lo cual al parecer no resultó.

Celso e Iván siguen en el camino del fútbol, cada uno como emblema de sus equipos. “Checho”, con toda su experiencia, es pilar (y actual capitán) indiscutido del Rubio Ñu de Solalinde que sigue sumando en el campeonato, e Iván que – tal como inició – sigue desplegando sus armas ofensivas para el equipo aurinegro que actualmente lidera el torneo.

7. Diego y Édgar Barreto

Diego y Edgar BarretoHablando de la medalla de plata en Atenas, estos dos también se anotan. Diego y Édgar Barreto se suman a la interesante lista de hermanos que tuvieron lugar en el Ciclón. Diego – de los pocos arqueros titulares que no usa la “1” – sigue defendiendo la portería de Cerro, con sus estiradas excepcionales y buscando ganarse siempre el cariño del hincha azulgrana. Edgar migró rápido al Viejo Continente, pasando primero por el NEC Nimega holandés para luego calar en Italia, donde hoy día comanda al Palermo. Sus cartuchos en la selección ya fueron gastados, al presentar renuncia por voluntad propia a la Albirroja en 2012.

6. Carlos y Roberto Bonet

carlos y robertoEl costado derecho de la cancha es su hábitat, y es ahí donde cada uno supo surgir y tener sus grandes chances. El “pesoca” Carlos Bonet, capitán de Cerro Porteño, multicampeón con Libertad. Respetado por todos y a que los 37 años sigue corriendo como un pibe de inferiores. Absoluto crack recordado siempre por aquel doblete contra River, jugando para el guma.
Roberto fue un huésped de nivel para varios clubes locales, y se recuerda su paso por Racing, pero lo que nadie olvida es aquel gol – jugando para Olimpia – ante Sportivo Luqueño en el que paró la pelota sobre la raya, la metió y casi terminó linchado.

Se recuerda a otro hermano futbolista del clan, César Bonet, que jugó para Sol de América y también defendió los colores de Trinidense, pero sin mayores efectos.

 

5. Francisco y Virgilio Ferreira

francisco y virgilioEstá claro que en Cerro siempre hubo generaciones de hermanos jugando juntos, y ahora le sumamos a dos que supieron ser parte de un gran plantel. Francisco y Virgilio Ferreira, ambos delanteros, fueron grandes baluartes del azulgrana allá por los ‘90 e inicios del 2000. De hecho, Francisco fue el goleador en el nuevo milenio con 23 goles. Hasta en los miniclásicos de La Lupa la mojan.

Acompañados de grandes figuras como Guido Alvarenga, Jorge Campos, El Tigre Ramírez y otros, llenaron a goles los arcos rivales y las gargantas de gradería Norte siempre que les tocó estar ahí, ya que Francisco tuvo breves pasantías por algunos clubes del ámbito local para luego ir a Bolivia (hoy día coqueteando con la Gerencia Deportiva), y Virgilio estuvo por España y Ecuador, entre otros destinos.

4. Los Jara Saguier

Jara Saguier 4Arriesgando, creo que hablamos de la dinastía más extensa de nuestro balompié. Con 7 representantes en nuestras canchas, podemos dar fe de ello. Empezando por Toribio, quien dedicó todos sus esfuerzos a Rubio Ñu, pasando una vez más por Cerro Porteño, en donde se destacó un tridente ofensivo remarcable: El de Ángel, Darío y Enrique. Alberto fue otro emblema de la institución albiverde, y cerramos con Carlos – otro medallista de plata y actual estratega de la Sub 17 – y Críspulo, quien también estuvo a los servicios del club de Quinta Avenida.

 

 

3. Roque y Julio Santa Cruz

Momento para una hermandad ligada al franjeado y al fútbol europeo. De Roque Santa Cruz no tenemos muchos secretos, ícono del Olimpia de finales del siglo XX, transferencia más cara en su momento, migrando al Bayern Múnich y goleador histórico de la Albirroja.

Tuvo un paso interesante por la Premier League, y en donde tuvo la ocasión de cruzarse con su hermano Julio en el Blackburn Rovers, pero quien no tuvo chances en el primer equipo y probó suerte en nuestro medio también en la institución decana, pasando por el Deportivo Capiatá, y llegando a rozar la gloria con Nacional mediante el subcampeonato en Libertadores 2014, pero en donde ese gol en la final de ida no se lo saca nadie. También recordamos y Oscar Santa Cruz, quien se desempeñaba como arquero de Cerro Corá (donde también jugó Diego Santa Cruz) fallecido en el año 2005.

roque y julio

2. Santiago y José Domingo Salcedo

Salcedo-630x354Tienen de hermanos lo que tienen de compañeros. Lo fueron y lo siguen siendo. Los hermanos Salcedo tarde o temprano se encausan para meter goles al mismo arco. Primeramente en Cerro – una vez más cuna de hermanos – y ahora para el Danzarín de Villa Elisa que cada vez juega más lindo. Santiago se cansó de hacer goles en Barrio Obrero, pero de ahí fue al futbol japonés. Aun así, su gran paso por el exterior lo tuvo en la Argentina, donde se destacó en Newell’s, Lanús y Banfield.

El “Mingo” por su parte no marcó muchos goles, pero supo ser un gran nombre en el mediocampo del Ciclón, de Capiatá, del 3 de Febrero y Rubio Ñu, pasando también por el único club chileno en ganar la Libertadores: Colo Colo. Inoxidables, y apasionados por este deporte.

1. Rolando y José Luis Chilavert

Cerramos este especial mencionando el apellido por el cual Paraguay es conocido en el fútbol mundial. En gran parte, gracias al gran capitán que tuvo la Albirroja en los ’90 y hasta el 2002, hablamos de José Luis Félix Chilavert, uno de los nombres más emblemáticos de nuestro deporte popular. Campeón de todo con Vélez Sarsfield de Argentina, protagonista en ambos arcos por sus atajadas y goles inolvidables y por qué no… por las situaciones polémicas en las que estuvo involucrado. Y lo sigue estando, con las declaraciones que hace cada vez que aparece por los medios.

Rolando es oriundo del Sportivo Luqueño como su hermano menor, participó del mundial de México ’86 y tiene en su haber algo que para José Luis sigue siendo una materia pendiente… la experiencia de ser Director Técnico.

rolando y jose luis

Para el final, mencionamos a otras hermandades como la del Paco Esteche y su hermano “El Samurai”; Adolfo y Luis Jara Heyn; Fredy y Adam Bareiro entre otros. Si conocen otros casos que merecen ser contados, se agradecen los comentarios. Y como terminábamos las exposiciones en la época del colegio, “espero que les haya gustado” un poco de las peculiaridades que nos va regalando el fútbol con el paso de los años.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba