Equipos

Mundial CCh. Irán: levantando el velo

La tecnología actual prácticamente nos ha arrebatado una de las partes más interesantes de los Mundiales: la de descubrir a equipos y jugadores desconocidos. El Internet, las decenas de canales deportivos y el éxodo de jugadores talentosos a los clubes poderosos significa que los grandes talentos casi siempre ya son reconocidos y exhibidos por todo el mundo antes de un Mundial.
A pesar de esto siguen existiendo selecciones de las cuales prácticamente no sabemos nada, como es el caso de la selección de Irán.


Historia

Irán no tiene gran historia dentro de los Mundiales, habiendo solo clasificado en 1978, 1998 y 2006. En parte esto se debe a que durante la década de los 80 no participaron internacionalmente debido a la guerra contra Iraq.

Solamente pudieron ganar 1 partido, pero esa victoria para ellos valió tanto o más que ganar la Copa: derrotaron al “Gran Satanás”, Estados Unidos, por 2 a 1. Los festejos en el país fueron tan extremos que hasta se reportaron casos de mujeres caminando sin velo por las calles y gente bailando en público. Hasta el ayatollah Alí Khamenei conmemoró el triunfo, diciendo “”El opresor ha sentido el gusto amargo de la derrota.”

Aparte de eso algunos de sus logros internacionales más reconocidos son: tener al mayor goleador en selecciones nacionales de la historia, Ali Daei, quien convirtió 109 goles, contra rivales tan competitivos como Laos, Maldivas y Guam. Otro logro (que pude encontrar) fue esta barrida de Ali Karimi al Zoolander del fútbol, Cristiano Ronaldo.

Su camino hasta Brasil fue bastante exitoso, terminando primeros en su grupo por encima de Corea del Sur, con quienes tuvieron unas cuantas peleas. Les tocó un grupo que les da esperanzas, con Argentina, Bosnia & Herzegovina y Nigeria. El mismo técnico dice que poder avanzar de ronda ya sería un triunfo histórico para ellos.


Técnico

Carlos Queiroz burlándose frente al banco surcoreano

Carlos Queiroz burlándose frente al banco surcoreano

Al mando del ejercito equipo iraní está Carlos Queiroz, reconocido por ser el eterno ayudante de Alex Ferguson y por sus rotundos fracasos en la selección de Portugal y Real Madrid. Su selección portuguesa solo convirtió en 1 de los 4 partidos que jugaron en Sudáfrica 2010, y también condenaron a que los jugadores de Corea del Norte terminen muertos o en trabajos forzados al humillarles por 7 a 0.

Su gran logro con Irán ha sido encontrar a iraníes en el extranjero quienes no eran convocados, así aumentando el nivel del equipo. Para muchos en el país jugar con estos “extranjeros” es un insulto al país y todo lo que representa. Ha tenido varios problemas para preparar al equipo porque no pueden organizar amistosos ni entrenamientos en el extranjero, supuestamente porque Estados Unidos bloqueó las cuentas de la Federación de Futbol.


Táctica

Qué clase de juego se espera de ellos: Un juego de mucha explosión, con carrileros y extremos que suban como ráfagas y lancen misiles teledirigidos al corazón del área contraria. Mediocampistas que declaren guerra santa y aterroricen a los creadores rivales, tirando bombazos desde fuera del área.

Que juego ofrecerán en realidad: Una estructura compacta para poder minimizar sus incontables debilidades. Buscan mantenerse ordenados atrás para evitar que los rivales les lleven por delante (y posiblemente condenen a muerte por avergonzar al Islam). Tendrán problemas para poder mantener el ritmo porque la mayoría de los jugadores juegan en la liga local, donde la competitividad esta al mismo nivel de un torneo de ex-alumnos.


Plantel

Ghoochannejhad, el goleador con apellido impronunciable

Ghoochannejhad, el goleador con apellido impronunciable

El plantel de Irán es prácticamente anónimo, donde ni siquiera los más grandes conocedores del fútbol podrían reconocer a la mayoría de sus integrantes. Los jugadores juegan o en la liga iraní o en equipos de poco reconocimiento en Europa, como el Charlton inglés o el NEC de Holanda. Los jugadores iraníes son bastante polifacéticos, ya que hasta su plantel femenino está compuesto por hombres.

Ellos serán el terror de los relatores, no por su velocidad, sino por sus trabalenguas que hacen pasar por apellidos, tales como Reza Ghoochannejhad, Alireza Jahanbakhsh, Mohammad Reza Khalatbari, entre otros. En la liga iraní los jugadores también causan terror entre sus propios compañeros, como lo demuestra este festejo.

La principal estrella es el ya mencionado Ghoochannejhad, quien tenía más futuro como violinista que como jugador, y recién a los 21 años decidió que el fútbol sería su profesión. Los iraníes descubrieron que podía jugar por su selección (porque vive en Holanda desde los 8 años) y lo convocaron en 2012, y desde ahí ha sido el goleador del equipo. Aparte de Ghoochannejhad la otra estrella del equipo es Javad Nekounam, quien llegó a convertirle un gol al verdadero “Gran Satanás”, el Real Madrid, cuando jugaba por Osasuna.


Perfil del Hincha

Por este abrazo fueron condenados a ligar 100 latigazos

Por este abrazo fueron condenados a ligar 100 latigazos

Todos los miembros de la delegación iraní estarán más que felices de poder ver mujeres en las gradas, ya que las mismas tienen prohibida la entrada a las canchas en su país. Esto podría causar distracción para los jugadores, tomando en cuenta la tendencia brasileña de dejar mucha piel al descubierto. Los que sí estarán a favor de ellos serán todos los anti-imperialistas que odian a Estados Unidos, solo para hacerles la contra a los gringos (a pesar que no aguantarían ni un día viviendo en un país como Irán). Los hinchas iraníes son grandes guerreros, pero del teclado. En su última “batalla” dejaron más de 30 mil mensajes insultando a Lionel Messi al saber que se enfrentarían a los argentinos en fase de grupos.


Conclusión

Irán buscará en este Mundial dar una muestra que, a pesar de ser desconocidos, todavía se puede dar pelea a las grandes selecciones. Pueden aprovechar la falta de experiencia de Bosnia y la inestabilidad de Nigeria para llegar a su objetivo de Octavos de Final. Este torneo no solo ofrece una posible victoria en lo deportivo; es también la oportunidad de mostrar su superioridad al estilo de vida occidental.

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba