Clubes

Olimpia y sus constantes encuentros con el payé

El partido que jugó Olimpia ante Santaní el viernes fue uno donde la previa al cotejo tuvo mayor relevancia que el partido mismo. Entre el mal olor en el vestuario y los sapos envueltos con cinta roja, todos acusaban a los sampedranos de usar el payé para obtener una victoria. Al final el payé no sirvió para nada, porque Olimpia ganó por 4-0, pero igual la imagen de la brujería quedó grabada en la mente de todos los hinchas.

Esta no fue la primera vez que intentaron utilizar el lado oscuro del esoterismo a favor o en contra del Olimpia. En los últimos 15 años han saltado varios casos de payé, brujería, tarotismo, entre otros intentos de contactar con el mundo de los espíritus, en la previa de sus partidos. Estos son solo algunos de los casos que recordamos:

La presión de la liguilla: Olimpia vs. San Lorenzo, Clausura 2000

En el primer año del nuevo milenio los campeonatos se dividían en dos partes: la primera ronda de todos contra todos y luego la liguilla, donde participaban 8 de los 10 equipos, jugando primero en grupos y luego eliminación directa entre los mejores 4 para llegar a una final. Por esta razón varios equipos recién tomaban el campeonato en serio al empezar la liguilla, ya que clasificar a la misma era un trámite y el terminar más arriba solo significaba tener puntos de bonificación.

La primera fecha de la liguilla siempre era un partido de gran tensión, en el cual se enfrentaba el equipo con más puntos contra el de menos puntos en cada grupo. En el grupo A se enfrentaban Olimpia y San Lorenzo y el “Rayadito” necesitaba una victoria para poder recuperar el terreno perdido al no tener puntos de bonificación. Para esto buscaron apoyo en la magia negra antes del partido.

Durante la semana una persona llegó a Para Uno y entregó un paquete que supuestamente traía autendos deportivos. Al abrir el paquete los utileros franjeados no encontraron remeras y medias sino tres gallinas muertas envueltas en cinta roja. Algunos en el club se asustaron bastante, entre ellos el técnico nómada Alicio Solalinde quien dijo “Yo por lo menos le tengo miedo a este tipo de hechos”.

El día del partido, que se jugó en Para Uno, continuaron los hechos vinculados a la brujería, porque los utileros esta vez encontraron sal tirada frente a la puerta del vestuario local, limpiando esto rápidamente antes que lleguen los jugadores. Al final no sirvieron de nada todos estos contactos esotéricos,ya que Olimpia ganó por 3 a 0 con goles del “Tanque” Torres y Gilberto Palacios, un gol por cada gallina muerta.

Kumanchú y su “maldición”

Una de las figuras que más aprovecho al fútbol para poder impulsar su propio negocio fue Kumanchú, nombre artístico de Sebastián Paredes. Kumanchú era uno de los tantos brujos que buscaban estafar a la gente haciendo payé por encargo. Lo que diferenció a Kumanchú de otros brujos fue que él se posicionó en el ámbito de la farándula peloteril.

Algunos de los más conocidos “hechizos” de Kumanchú fueron los tres penales errados por Martín Palermo en la Copa América de 1999 y la goleada de Atlético Nacional a Cerro Porteño en el 2005. Todos estos hechizos fueron conocidos, pero ninguno de ellos se grabó en el ámbito de los hinchas como el que supuestamente conjuró contra Olimpia.

El equipo que rompió la maldición de Kumanchu (Foto: Ultima Hora)

El equipo que rompió la maldición de Kumanchu (Foto: Ultima Hora)

Según Kumanchú, el arquero Ricardo Tavarelli le prometió una parte del premio del equipo si es que torcía la voluntad del destino para que Olimpia gane la Copa Libertadores del 2002. Tras haber obtenido la tercera Libertadores Kumanchú spuestamente nunca recibió el pago, por lo que lanzó una maldición de 10 años contra el club. Justo esta época de la maldición fue la misma donde Olimpia tuvo un colapso institucional y deportivo, incluyendo varios campeonatos perdidos de manera insólita.

Por esta razón muchos de los hinchas exigían a Tavarelli que pague su supuesta deuda. Kumanchú comento a mediados del 2011 que la deuda ya estaba pagada y que el hechizo había sido levantado. En el Clausura de aquel año Olimpia finalmente pudo ganar un campeonato local tras 11 años, rompiendo la sequía y la maldición.

Kumanchú falleció en el 2014, dejando a los periodicos sensacionalistas sin contenido y a los hinchas sin excusas por la cual su equipo jugaba de tan pésima manera.

23/02/2011: Payé pre-Clásico

El 2011 fue un año de enormes expectativas tanto para Cerro como para Olimpia. En el Decano había asumido Marcelo Recanate como presidente del club y de inmediato golpeó al rival de Barrio Obrero firmando a una de sus figuras, Pablo Zeballos. Esto, más las siempre polémicas declaraciones del presidente encendían más un siempre caliente Clásico.

El 23 de febrero los guardias del club encontraron atada por el portón a una gallina muerta, rodeada por velas y un pequeño ataúd con el logo de Cerro Porteño. Ese mismo día iniciaba la venta de entradas en el club, por lo cual algunos hinchas que fueron a comprar las entradas quitaron a la gallina del portón.

Tres días después se jugó el Clásico y, de nuevo, el payé no sirvió para nada. Olimpia ganó el partido 2-1, justo con gol de Pablo Zeballos, para que sufran aún más los hinchas cerristas.

Brujería Gaucha

Parte de la macumba que le dejaron a Ronaldinho (Foto: Chicomaia.com.br)

Parte de la macumba que le dejaron a Ronaldinho (Foto: Chicomaia.com.br)

Los hinchas olimpistas estaban dispuestos a hacer cualquier cosa con tal de obtener la cuarta Libertadores, hasta buscando la ayuda de las fuerzas espirituales. En la final que jugaban ante el Atlético Mineiro todos enfocaban sus vibras en Ronaldinho Gaucho, sin dudas la figura y máxima fuente de inspiración del equipo.

Por una cuestión de logística, el Mineiro se alojó en el Hotel Bourbon, ubicado en Luque, ciudad de Kumanchú y varios otros referentes del esoterismo en nuestro país. En la madrugada del 17 de julio, unos desconocidos dejaron una ofrenda a pocos metros del hotel, sobre la Autopista. La ofrenda consistía en una muñeca, botellas de caña, dos platos con comida y un papel con el nombre de Ronaldinho.

Al final aquella brujería tampoco tuvo el resultado esperado, ya que Ronaldinho tuvo una final tremendamente discreta, pero Olimpia fue el equipo que tuvo mayor mala suerte, tomando en cuenta la pifia de Wilson Pittoni en el primer gol y el resbalón del “Tanque” Ferreyra cuando tenía el gol que hubiera asegurado la Copa.


Así resumimos algunos de los casos más conocidos en los cuales Olimpia tuvo alguna relación con el payé. Lo más llamativo de los resultados de la supuesta brujería es que todos los intentos terminaron con el resultado contrario a lo que se buscaba. En el caso de las gallinas o los sapos, Olimpia siempre convirtió la misma cantidad de goles que los sapos o gallinas recibidos. Sin importar los resultados claramente negativos de la macumba o payé, estos casos siempre aparecerán en los partidos de fútbol, porque el deporte rey nunca será el mismo sin el vínculo con el mundo sobrenatural

Imagen principal: @Santiravidlas

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba