Especiales

Yo caníbal: perfil sicológico de Luis Suárez

En un Mundial donde ha pasado de todo el evento más llamativo sin dudas ha sido la mordida de Luis Suárez a Giorgio Chiellini en el partido entre Uruguay e Italia. No es la primera vez que Suárez comete una agresión así, por lo que nos hemos tomado el tiempo en hurgar su pasado (?), entender el porqué de las mordeduras y ofrecer posibles soluciones al problema.


Cronología de eventos:

Noviembre 2010 – Víctima: Otman Bakkal

Condena: 7 fechas

Abril 2013 – Víctima: Branislav Ivanovic


Luis Suarez biting Branislav Ivanovic Liverpool… por coolchrisvilla

Condena: 10 fechas

Junio 2014 – Víctima: Giorgio Chiellini

Todavía no hay condena


Influencias

Hannibal Lecter

Conde Drácula

Mike Tyson

Biter de “Game of Thrones”

Los uruguayos supervivientes del accidente aéreo en los Andes

Ozzy Osbourne


¿Por qué muerden?


El doctor Steven Fawcett explicó a la BBC que una mordida realizada por adultos es una reacción instintiva que exterioriza frustración. Los casos más comunes de mordida son en defensa propia o con la intención de dejar una marca visible en la otra persona. La American Psychological Organization explica que es normal que los niños muerdan hasta los 3 años.

El doctor Fawcett también predijo que un mordedor que se encuentra en una situación similar probablemente vuelva a morder varios años después. No se esperó que en el caso de Suárez solo haya pasado 1 año entre cada incidente.

Todas las mordeduras de Suárez han sido después de los 80 minutos de juego, por lo que se puede suponer que las mismas se dan por una combinación de cansancio, frustración y PORQUE ESTA LOCO.


Recomendaciones:

1. Obligar a Suárez a usar bozal.

2. No permitir que acerque su cabeza a menos de 30 centímetros de los rivales

3. Cambiarlo antes de los 70 minutos de juego.

4. Pagarle un mejor psicólogo.

5. Disminuir su hambre de gol y de gloria.

6. Analizar a todos los jugadores al terminar el partido para ver si tienen mordeduras.

7. Jugar con protectores en el cuello, hombros y brazos.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba