Actualidad

Del exilio político a la práctica de fútbol: Deportivo Paraguayo

La historia del Club Deportivo Paraguayo, un club insignia del Ascenso Argentino que tiene un peso histórico importante para nuestro país. Cómo nace, los motivos y la razón por la que esta institución sigue con vida se puede resumir en una frase: La pasión por el fútbol. 


En su vida, un hombre puede cambiar de mujer, de partido político o de religión, pero no puede cambiar de equipo de fútbol”. Con esta cita, Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo, clavaba en el ángulo de una portería ficticia, el pensamiento más acertado que acoge a un futbolero de cuna. Si cambiamos la palabra “fútbol” por “pasión”, ampliamos el alcance de la frase.

La pasión, esa que, en ocasiones, nos hace visibilizar sentimientos que creíamos irreales; a veces, hasta carentes de sentido. La pasión, en este caso, trascendió fronteras. Trascendió episodios políticos. Y fue trascendiendo durante el tiempo… 57 años, para ser exactos. Intenté resumir, en pocas líneas, lo que posibilitó la creación del Deportivo Paraguayo, un club que, a poco más de 1.200 kilómetros de la ciudad de Asunción, sobrevive en el duro ascenso argentino. 

Fundado un 15 de agosto de 1961, el Deportivo Paraguayo es un club de fútbol que milita en la Primera D del fútbol argentino, quinta y última categoría de los equipos directamente afiliados a la Asociación del Fútbol Asociado (AFA). Tal y como intenté introducirlo, fue la pasión por el fútbol y la propia identidad la que posibilitó la fundación del club, en un momento en que el Paraguay era azotado por una cruenta dictadura.

Para exiliados

El club, si bien era de carácter deportivo, no tenía como único objetivo la práctica de fútbol, al principio. De hecho, la entidad cobijó a exiliados políticos paraguayos de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), cumpliendo de este modo con un compromiso social y cultural que demandaba la ocasión.

Hoy, el Deportivo Paraguayo no olvida sus raíces; más allá de lo deportivo, el club centra el tiempo libre en la integración de los paraguayos que, por distintas razones, fijan residencia en Argentina, y más específicamente en Buenos Aires, ciudad donde se encuentra la sede social.

El vestuario.. (Foto de FB del Club)

En lo deportivo, el club no puede catalogarse como un equipo posicionado en la élite del fútbol argentino; sin embargo, fueron ganando popularidad a lo largo de sus años en el Ascenso. Fundado en 1961, y afiliado a la AFA al año siguiente, “Los Guaraníes”, llevan más de 50 temporadas en el fútbol del vecino país, teniendo como mayor logro deportivo el campeonato de la Primera D en la temporada 91/92, obteniendo de esa manera el ascenso a la Primera C. En esta categoría permaneció hasta el año 2000, cuando volvieron a descender.

El club también pasó por momentos difíciles. Fue desafiliado en 4 oportunidades, debido a quedar en el último lugar de la tabla, sanción impuesta por la AFA por tratarse de la última categoría del fútbol argentino. La última desafiliación fue en el año 2004.

La actualidad

Por no contar con estadio propio, el Deportivo Paraguayo oficia de local en el estadio Juan Antonio Arias, perteneciente al Club Social y Deportivo Liniers; aunque, cabe destacar que el futuro estadio del club se encuentra en plena etapa de construcción. Posee una sede de 5 hectáreas en La Matanza, provincia de Buenos Aires, donde estará localizado el nuevo estadio.

El presidente de la entidad es el señor Salomón Ramírez Santacruz, quien junto a su hermano Gilberto (reconocido poeta nacido en Caazapá), llevan las riendas del club. Pese al nombre representativo, hay sólo un jugador paraguayo en plantel. Se trata de Osmar Martínez, quien se desempeña en el puesto de volante central.

Tratándose de una división casi amateur, no existen sueldos altos ni puede considerarse una alternativa laboral. Es sabida la precariedad con la que se manejan las divisiones de ascenso de la mayoría de los países sudamericanos.

En cuanto al campeonato, las cosas no marchan de la mejor manera. Tras 6 fechas disputadas, el club aún no conoce de victorias, pues consiguió 2 empates y 4 derrotas. Aun así, la confianza en que los guaraníes mejorarán estos resultados es intacta, y los hinchas y socios lo saben.

Mientras aguarda mejores resultados, e ir creciendo institucionalmente, el Deportivo Paraguayo se hace camino en la dureza del suelo bonaerense. Sin olvidar sus orígenes, manteniendo la identidad y la integración entre paraguayos que siguen yendo en busca de mejores oportunidades, el club originario de la chipa y el tereré perdurará.

Sí, lo hará, tal y como el deseo de llegar, algún día, a la Primera División del Fútbol Argentino.


 

Posteado por Andrés Rodríguez, todo un pysatronco que se animó a escribir para compartir con nosotros.

A jugar!! Ingresá ahora a apostala.

Ingresá ahora mismo a la web y multiplicá lo que tenés en tu bolsillo!

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba