Bolivia

Las selecciones de la Copa América: Bolivia, peces fuera del agua

No hay localía que ofrezca tanta ventaja como la de Bolivia en el Hernando Siles de La Paz. Con sus 3.600 metros de altura cualquier rival queda ahogado, sin oxígeno y superado por las corridas y tiros de larga distancia del equipo local. El gran problema de Bolivia es que no puede llevar esta altura en sus valijas para los partidos que disputa fuera del país. Cada enfrentamiento de visitante es una derrota segura para la seleccion quienes nuevamente enfrentan una Copa América en otro país. Tendrán alguna esperanza en esta oportunidad?

Historia

Las derrotas, una costumbre para Bolivia en la Copa América

Las derrotas, una costumbre para Bolivia en la Copa América

Aunque pocos lo puedan creer, Bolivia tiene más Copas América que Ecuador, Chile o Venezuela y la misma cantidad que Colombia (aunque la de ellos valió más que la de los colombianos). Obtuvo su único título internacional en 1963, en una edición que obviamente se jugó en tierras bolivianas. Su otro gran resultado en esta competición fue la siguiente Copa disputada en Bolivia en 1997, saliendo subcampeones al no poder contra el poder ofensivo de Ronaldo y Edmundo.

Al salir de la altura cada Copa parece una repetición de las anteriores: ningún triunfo y eliminación en primera ronda. Excluyendo la edición jugada en Bolivia, la “Verde” ha ganado solo 1 de sus últimos 33 partidos en la competición, un record digno de récord Guinness. En Chile 1991 su único logro fue haber eliminado a Uruguay al empatar en la primera ronda.

Recuerdos albirrojos

La paternidad de Paraguay sobre Bolivia en la Copa América es absoluta. La única victoria boliviana se dio en aquel histórico 1963, aprovechando la ventaja de la altura de Cochabamba, rompiendo una racha de 6 partidos perdidos seguidos.. En los demás partidos se dio un dominiode la Albirroja, siendo el pináculo el triunfo por 7-0 en 1949, la mayor goleada de la historia de la selección.

En 1999 los bolivianos pudieron vengarse de la selección paraguaya, al aguarle el debut de local, empatando por 0 a 0. Desde este partido no se han vuelto a enfrentar por la Copa:

También le aguaron la fiesta a Argentina en el debut de la Copa en el 2011, por lo que Chile debe estar agradeciendo que no enfrentan a ellos en la primera fecha.

El técnico

Uno de los tantos debutantes en esta competencia es Mauricio Soria. Fue un arquero a quien recién convocaron a la selección cuando tenía 29 años. Tuvo un inicio avasallador como técnico, ganando sus dos primeros campeonatos con Jorge Wilstermann y Real Potosí. En este tiempo ha demostrado ser un tipo polémico, diciendo que la ciudad de Potosí era un “pueblo de mierda”, y hasta subiendo a las gradas para pelearse con los hinchas:

Con su “mal caracter” y obsesión con los videos es considerado un Bielsa de los pobres. En el caso que no le vaya bien en este torneo, no tiene nada que temer ya que es campeón de carreras de automovilismo en su país.

El equipo

Hace más de 20 años aquella selección del “Diablo” Etcheverry y “Platini” Sanchez logró el hito histórico de clasificar al Mundial de 1994 y cada generación que viene se aleja aún más del brillo de aquellos años.

Bolivia tiene al jugador más europeo de la Copa: Martin Smedberg-Dalence

Bolivia tiene al jugador más europeo de la Copa: Martin Smedberg-Dalence

Al igual que Paraguay, Bolivia busca a jugadores nacionalizados o hijos de bolivianos en el extranjero para poder recuperar su nivel futbolistico. A la cabeza está la figura del paraguayo Pablo Escobar, quien con sus 36 años no es un símbolo de renovación. El “Pollo” es el conductor del equipo y cada vez está más afianzado en los corazones de los hinchas del altiplano.

El mediocampo boliviano es donde se ve la mayor diversidad. En primer lugar está el sex symbol de la selección, Alejandro Chumacero, quien es acompañado por el jugador con el nombre menos sudamericano del torneo: Martin Sdemberg-Dalence, hijo de un emigrante boliviano que vive en Suecia. Junto a ellos está la gran promesa del fútbol del vecino país, el “Pirlo boliviano” Sebastían Gamarra, quien con 18 años juega en las inferiores del AC Milan.

Otros jugadores importantes son su goleador Marcelo Martins Moreno, el enganche argentino Damián Lizio y la eterna promesa con el mejor nombre del plantel, Jhasmany Campos. En el arco tienen a Romel Quiñonez, quien sufrirá un blitzkrieg contra su arco en lugar de imponerlo ante el rival.

Para tener oportunidades ante rivales de nivel como Chile y Ecuador, los jugadores bolivianos deben tomar el ejemplo de su presidente Evo Morales:

Hasta donde llegarán?

Las esperanzas de Bolivia son tan inexistentes como el oxígeno en el Hernando Siles. En el último partido de preparación para la Copa ya fueron aplastados por Argentina por 5-0, dando muestras del bajo nivel de preparación del equipo. El partido contra Chile estará colmado de tensión, tomando en cuenta el conflicto existente por la salida al mar que perdió Bolivia en el Tratado de Paz de 1904 tras la Guerra del Pacífico. Aparte de la tensión, lo seguro es que vuelvan a su país repitiendo las actuaciones de los últimos 30 años.

Uno de los consuelos de este plantel es que, sin importar los resultados, nunca darán tanta vergüenza internacional como esto:

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba