Especiales

Los 5 mejores goles del Fenómeno: Ronaldo

Ronaldo Nazario de Lima, nuevo dueño del Valladolid de España, tuvo una carrera donde pasó de crack precoz, estrella mundial, eternamente lesionado, resurgido al más alto nivel, subido de peso y retirado, siempre aportó goles de la mejor categoría. Esa mezcla de velocidad, habilidad, creatividad, potencia y frialdad al definir hasta ahora es única y es digna de admirar siempre.

Esta compilado es de 5 de sus mejores goles en diferentes etapas de su carrera. Se podrían elegir 50 más, porque sus goles eran verdaderas obras maestras del arte de convertir.

Talento innato: Cruzeiro-Boca Juniors, Copa Libertadores 1994

Cuando un jugador tiene un talento extraordinario, la edad ni el rival son impedimentos para demostrar toda su capacidad dentro de la cancha. Con tan solo 17 años y en un partido de vida o muerte en la Copa Libertadores ante Boca Juniors, Ronaldo nunca dudó al agarrar la pelota en el mediocampo, encarar a la defensa, ganar en velocidad, eludir al arquero y definir suavemente para poner el 2-1 final. Casi se vino abajo el Mineirao aquel día, disfrutando de un jugador que sería figura mundial en menos tiempo de lo que imaginaban.

Un tren imparable: Barcelona-Compostela, Liga Española 1996

Con 20 años recién cumplidos, Ronaldo daba sus primeros pasos en el Barcelona, tras un exitoso paso por el PSV, el mismo trayecto que otro inolvidable goleador brasileño: Romario. Ya en sus primeros partidos demostró tener un olfato goleador y una potencia pocas veces vista en un delantero, menos en uno tan joven. De todos sus grandes goles esa temporada, considerada la mejor de toda su carrera, el propio Ronaldo contó que el mejor y más difícil de todos fue ante el Compostela.

Es un gol que resume a la perfección todas sus características: pelea el balón en el mediocampo, lleva la pelota y engancha mientras un rival le toma de la camiseta, escapa de tres defensores, llega al área, hace una diagonal y define. Algo de otro planeta.

La bicicleta: Inter-Lazio, Final Copa UEFA 1998

Tras una salida tormentosa del Barcelona después de solo 1 temporada, Ronaldo llegó al Inter, y en el equipo neroazurro ya llevaba consigo la etiqueta del mejor jugador del mundo. Este rótulo no le pesaba para nada, menos aún en instancias importantes como la final de la Copa UEFA. En 1998 se enfrentaban en aquella final 2 poderosos equipos italianos, Lazio e Inter, este segundo dominando el partido por 2 a 0 cuando a los 70 minutos Francesco Moriero habilitó al brasileño quien quedó solo frente al portero Marchegiani.

Lo que parecía solo un trámite se convirtió en un gol que marcaría a toda una generación. Al enfrentar a Marchegiano, Ronaldo pisó hacia un lado, amagó hacia el otro, y al final siguió hacia el mismo lado en el cual inició, todo esto sin tocar la pelota hasta el último moento, movimiento que se llamó la “bicicleta” y fue imitado por todos los chicos alrededor del mundo. El portero, totalmente mareado, simplemente quedó atrás y definió solo el “Fenómeno”, quien hizo honor al apodo que le dieron los periodistas italianos.

Pesadilla en el “Teatro de los sueños”: Real Madrid-Manchester United, champions League 2003

Tras varios años plagado por las lesiones en el Inter, el delantero pudo recuperarse, ganar el Mundial y ser goleador del mismo y luego convertirse en el nuevo “galáctico” del Real Madrid. En el equipo merengue recuperó su cosecha goleadora, pero sin la misma explosión que tenía antes de sus innumerables operaciones. Como siempre, el gran Ronaldo siempre aparecía en los momentos importantes, ninguno de ellos más importante que un partido decisivo de la Champions League en Old Trafford, enfrentando al temible equipo del Manchester United.

Aquel partido fue su mejor partido vistiendo la camiseta del Madrid. Dominando en todo momento a la defensa rival, ya había convertido 2 goles a los 50 minutos, pero dejó lo mejor para lo último. Recibiendo la pelota a 40 metros del arco, avanzó, y al ver que los defensores se iban para atrás, engancho hacia adentro y soltó un bombazo desde 30 metros que no pudo tapar Wes Brown y se incrustó en la red del arco defendido por Fabien Barthez. Un triplete en Cuartos de Final de la Champions jugando de visitante, nada mal para quien 2 años antes estaba acabado.

Relleno de talento: Corinthians-Santos, final campeonato Paulista 2009

Para el final de su carrera su amor por la buena vida, las fiestas, las comidas y las bebidas habían convertido al Fenómeno de un atleta imparable a un peso pesado, con una protuberante panza. Con solo 32 años jugaba solo por diversión, por lo que volvió al Brasil para jugar por el Corinthians, ya en un estado de semi-retiro. El lideró al Timao a la final del Campeonato Paulista, donde enfrentaban al equipo del nuevo crack juvenil del país: Neymar.

En el primer tiempo Ronaldo convirtió un gran gol para poner el 2-1, pero en el segundo tiempo demostró que el peso no quita el talento ni la magia. A los 30 minutos del segundo tiempo recibió una pelota cerca del área, hizo el primer toque de taco de derecha, dejando en ridículo al lateral Triguinho, dio unos pasos al medio y, de la nada, picó la pelota casi con indiferencia desde 25 metros, un pique que hizo una parábola perfecta y entró en el ángulo. Un gol como para encuadrar y guardarlo en un museo.

Bonus: Brasil vs. Alemania, Final Mundial 2002

No podía faltar un gol del Fenómeno con la Verdeamarelha. El convirtió varios goles increíbles con su selección, goles que lo llevaron a ser por un tiempo el máximo goleador en Mundiales, entre ellos aquel gol contra Uruguay en la Copa América que se jugó en nuestro país. Para su paso en la selección elegimos su gol más importante, el que le dio el Mundial a Brasil en el 2002 contra Alemania. Tras una gran jugada, donde Rivaldo da un pase al dejar pasar la pelota sin tocar, Ronaldo se acomoda y pone la pelota al lado del palo izquierdo de Oliver Kahn, sellando el 2-0 para que el país entero festeje.

Recordas otro gran gol de Ronaldo? Escribinos en los comentarios.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba