Clubes

Nacional: como llegaron al partido más importante de su historia

Hoy el Club Nacional, uno de los pilares del fútbol paraguayo, se encuentra en el momento más importante de su historia centenaria: disputar una semifinal de Copa Libertadores, con una ventaja de dos goles en la ida, a solo 90 minutos de la final. Ni el más ferviente hincha del Trico hubiera imaginado esta situación hace solo 5 meses, ver a su amado equipo entre los 4 mejores del continente y tan cerca de una Copa que solo la han levantado las instituciones más gloriosas de América.

Este trayecto no ha sido uno de mera coincidencia, ya que Nacional ha sobresalido dentro del fútbol paraguayo gracias a su cultura de trabajo, sustentada por una directiva coherente, un plantel talentoso y unido, dirección técnica inteligente y estable; todo esto arropado por hinchas que siempre los han apoyado. El enorme trabajo ha levantado a una institución que para muchos ya no recuperaría su lugar entre los grandes de Paraguay, y lo ha hecho de manera sobresaliente


La institución

Robert Harrison, el presidente.

Robert Harrison, el presidente.

Lo más increíble del trayecto de Nacional es recordar su pasado reciente. Hace solo 10 años que pudieron recuperar la categoría, tras pasar 5 durísimos años peleando en la división Intermedia, siempre con la frente en alto. De ser un equipo casi olvidado por muchos durante esos 10 años nefastos desde mediados de los 90 (menos por sus fanáticos) se han convertido en una institución modelo de como un equipo puede recuperar el prestigio perdido.

En diciembre de 2006 Robert Harrison, hijo del entonces presidente de la APF, Oscar Harrison, fue electo presidente del club, y se propuso como meta reformar el estadio Arsenio Erico y llevar al equipo al tan ansiado campeonato, que les había evadido por más de 50 años. Solo necesitó 2 años para poder cumplir aquel objetivo, obteniendo el torneo Clausura del 2009, con Ever Hugo Almeida como técnico, entregando así a los hinchas el tan ansiado título.

No hicieron sufrir a sus hinchas con otro medio siglo de espera, porque solo 2 años después el mote de campeón apareció de vuelta para la Academia en el Apertura 2011, bajo el mando de Juan Manuel Battaglia. Tras haberse equivocado en contratar a Javier Torrente en 2012, lo rectificaron manteniendo al D.T. interino, Gustavo Morínigo, sin importar que nunca haya dirigido a un equipo en Primera. Bajo el mando del novato Morínigo el equipo nuevamente obtuvo un campeonato, esta vez el Apertura 2013.

La palabra clave bajo esta dirigencia ha sido la consistencia: En los 15 campeonatos disputados su peor ubicación fue un 7mo lugar, coincidentemente el último torneo donde estuvieron distraídos debido a su avance en la Libertadores. En 7 de los torneos terminaron entre los primeros 3, con 3 campeonatos a su nombre. Hace varios años que un campeonato si o si tiene que incluir al equipo albo entre los candidatos a pelear el título.

Gracias a Javier Torrente hoy Nacional tiene a Gustavo Morínigo como D.T.

Hasta el fracaso de Javier Torrente ayudó a Nacional.

Esta consistencia en el plano local también se daba en los torneos internacionales, pero en versión negativa debido a las constantes derrotas. En todas sus participaciones en la Libertadores Nacional nunca pudo avanzar más allá de la primera fase, lo que causaba gran ansiedad en la institución, porque su gran progreso se desmoronaba ante rivales internacionales. Finalmente este año fue el torneo que cambió todo, que brindó aquellos triunfos que nunca se daban, a tal punto que llegaron a donde nunca se esperaban.

Los jugadores, cuerpo técnico y dirigencia de Nacional demostraron tener el carácter suficiente para poder enfrentar una instancia copera y superar los obstáculos. Aparte de lo aportado dentro de la cancha también hicieron uso de la viveza para aprovecharse de los otros equipos, creando noticias falsas, como la posible titularidad de Jorge Achucarro contra Vélez o la duda si Julián Benítez podría jugar la primera semifinal por una lesión.


El plantel

Raúl Piris, el símbolo omnipresente de Nacional

Raúl Piris, el símbolo omnipresente de Nacional

En todo este tiempo Nacional ha podido aprovechar varios jugadores de gran nivel formados en su cantera, y junto a ellos posicionaron a jugadores de diversos ámbitos, como veteranos de reconocida trayectoria como Denis Caniza y Justo Villar. Siempre han demostrado la capacidad de mantener una estructura, reemplazando efectivamente a los que se van y manteniendo a aquellos que consideran indispensables.

En el corazón del plantel tricolor se encuentra su capitán, Raúl Piris. No hay jugador más indicado para portar el brazalete que aquel que siempre ha jugado por el club, quien surgió de las inferiores y tuvo que batallar en plena época adversa de Intermedia, donde la esperanza de un futuro exitoso era casi inexistente. Con más de 300 partidos encima es el eje de la defensa, el que siempre está mientras todo cambia alrededor, el que transitó el trayecto del infierno hasta el cielo a base de solidez, profesionalismo, respeto y garra.

Detrás del capitán, debajo de los 3 palos, está Ignacio Don. Él debería ser considerado como jugador del club porque fue firmado a los 23 años, sin contrato profesional y jugando en ligas amateur de la Argentina. Aquella decisión de aparente poca importancia aseguró a un portero que se ha convertido en figura durante los últimos 5 años, a pesar que tuvo épocas donde hasta fue suplente.

En el mediocampo, la zona donde se determina e impone el ritmo y estilo de los equipos, son 3 los hombres para los cuales Nacional ha sido una forma de vida: Marcos Riveros, Marcos Melgarejo y Silvio Torales. Los 2 Marcos, vecinos y amigos de infancia, han estado dentro del equipo siempre desde el 2008, figuras infaltables en todos los campeonatos obtenidos. Junto a ellos está Torales, un veterano de mil batallas a pesar de solo tener 22 años. Desde su debut demostraron que tenían la personalidad como para liderar al equipo con talento y carácter.

El juego del equipo está enfocado en lo que puedan hacer Riveros y Torales. Son sus pases los que permiten el juego ofensivo, su posicionamiento crea la solidez y confianza, su capacidad de marcar y recuperar anula a los rivales y su voluntad hace que el equipo no se agache ante ningún rival, sin importar de donde vienen ni quiénes son sus jugadores.

Además de los jugadores formados dentro del club, uno de los fuertes de la dirigencia ha sido contratar a jugadores que son poco reconocidos y hasta rechazados por sus antiguos clubes. En la defensa por ejemplo tienen a dos jugadores que fueron contratados de clubes de Intermedia: José Leonardo Cáceres de Trinidense y Ramón Coronel de Capiatá. También sumaron a David Mendoza, rechazado en Cerro Porteño y ahora parte fundamental del trabajo de su vecino para esta campaña.

Derlis Orue, de fugado a figura.

Derlis Orue, de fugado a figura.

El caso más curioso sin dudas es el de Derlis Orue. Llegado en 2011 desde Olimpia, donde no encontraba lugar entre todas las contrataciones millonarias del extranjero, encontró un lugar entre todos los mediocampistas y pudo disputar varios partidos. A comienzos de 2013 sorpresivamente firmó un contrato con el Sportivo Luqueño, el cual no era legal porque tenía un contrato de 4 años con Nacional.

Al no poder firmar por Luqueño debía presentarse a la pretemporada de Nacional, pero no apareció. A finales de Enero no se sabía dónde había ido, y su representante dijo que estaba probando suerte en Alemania, por la influencia de “empresarios buitres”. Finalmente volvió a Nacional y hoy en día ha convertido goles claves tanto en Octavos, Cuartos y Semifinales.

Adelante tienen como baluarte a Julián Benitez, quien llegó a Nacional en 2013 porque Diego Alonso dijo que no lo necesitaba en Guaraní. Junto a él tienen a Fredy Bareiro, cuyos goles errados en la final de 2013 no son olvidados por los hinchas olimpistas, Julio Santa Cruz y las nuevas incorporaciones Cecilio Domínguez y Brian Montenegro. Este último fue el héroe en la primera semifinal, convirtiendo el gol más importante de su carrera cuando solo una semana antes estaba practicando con el plantel de Tacuary.

Este plantel no hubiera llegado a esta instancia si es que no formaban un grupo unido, que se brinda apoyo incondicional siempre. Sin dudas una de sus características principales es el fervor religioso, visto en los rezos antes de comenzar el partido, las alabanzas al convertir los goles, y las entrevistas que se convierten en sermones al terminar los 90 minutos. Este vínculo les ha dado una enorme confianza, hasta sobrenatural.


Los hinchas

Las teorías que se pueden encontrar en nacionalquerido.com

Las teorías que se pueden encontrar en nacionalquerido.com

El espíritu de la hinchada de Nacional se encuentra desplegado en la página www.nacionalquerido.com, en la cual se mezcla la pasión de los “hinchas más misticos”, recuerdos históricos de la institución, un diseño que remonta a aquellas páginas amateur de los 90 y un toque de sicodelia. No existe sitio de fanáticos en el mundo que destile tanto fervor hacia un equipo de fútbol como esta creación nacionalófila. Uno puede encontrar loas a Robert Harrison, alabanzas a Arsenio Erico, paye a los rivales, menciones de “espíritus cósmicos” y la “religión alba”, todo escrito en tipografías de todos los tamaños y colores.

Los hinchas de Cerro y Olimpia muchas veces se burlan de la hinchada de Nacional porque son pocos y que muchos son de edad avanzada, pero eso más que ser una burla enorgullece al fanático del Trico. Ser parte de una minoría es un honor, una minoría que aguantó las penurias del descenso y que emergió con aún más fanatismo.

Hasta parece que aquellos tiempos de sufrimiento daban mayor fanatismo, porque actualmente el presidente Harrison se quejó de la poca cantidad de público en los partidos y dijo que capaz si volvían a Intermedia tendrían mayor apoyo. Es poco probable que eso sea un problema para Harrison después de haber llevado a 25 mil hinchas en el partido de semifinal. Finalmente fue la Libertadores la que llevó
a la gente a brindar de vuelta su apoyo, y esperan que continúe.

Los hinchas que siempre brindan su apoyo (clubnacional.com.py)

Los hinchas que siempre brindan su apoyo

Esta conjunción de liderazgo, planeamiento, humildad, consistencia, apoyo y fanatismo han llevado a Nacional a estar al borde de un hecho casi milagroso. Sin importar lo que pase hoy, ya son héroes para su afición, pero soñar un poco más es posible. Las puertas de la gloria se han abierto de par en par para recibirlos, y ahora solo necesitan dar un paso para cruzarlas y quedar en el recuerdo eterno, junto a Erico y Fleitas Solich, como el máximo orgullo y exponentes del espíritu de la Academia, de Nacional Querido, del Tricolor de Barrio Obrero.

Fotos: 24horas.cl, ABC Color, deportes.yahoo.com, clubnacional.py, nacionalquerido.com

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba