Opinión

Qué hacer para volver a las canchas

Era fines del 1.994, aquel año que imprimió imborrables recuerdos del primer mundial que pude ver, y disfrutar, con una inauguración de mucho espectáculo, indumentarias que ya no eran de algodón, árbitros que no vestían de negro y una dupla de brasileros que rompieron todo: Bebeto y Romário.

De ese año también recuerdo el primer eclipse total de sol, y el último que vio Paraguay, pero también recuerdo y a esto quiero llegar: el primer Super Clásico a ESTADIO LLENO.

Por supuesto, Cerro Porteño y Olimpia disputaban la final del torneo y se definía en penales. Bataglia con la franja, Aceval en Cerro. Este último, un nene en ese momento, le para el penal y luego anota, el resto ya es historia.

Los estadios llenos

Menciono este partido porque fue el primero de los muchísimos Super Clásicos que iba a ver después, en los 90s (para vos millenial) era común que los dos grandes definan el torneo y la costumbre era ver estadios llenos, llenos de colorido, aliento y en el césped jugadores identificados con su camiseta. De esto último no vamos a hablar hoy, pero sí del por qué la gente dejó de ir a la cancha y qué, desde nuestro punto de vista pysatronquial, podemos hacer para recuperar esa fiesta.

Repasemos la lista de qué podemos hacer para que la gente vuelva a las canchas:

[power_title color=”#33903f” ]Punto 1. Poner punto final a las barras[/power_title]

Lindos muchachos. No pusimos fotos de barras locales porque kilombo.

Esta es una medida poco popular y es lo primero que se menciona cuando inicia el debate. También, desde acá, es lo primero que se debe revisar si queremos que la gente vuelva a las canchas. Para mí, es prioridad absoluta el tema de la hinchada organizada y algo se debe hacer: yo sugiero la eliminación de raíz.

Muchos dicen: No pero la hinchada lleva el aliento, la hinchada le da color, la hinchada es la que empuja a la gente a cantar, inclusive leí que la hinchada es lo que hace que uno se sienta identificado con el equipo, que la gente común es “fría” y no va a alentar.

¿Sin barras no vamos a alentar? Las veces que se mencionó que “la gente”, “el público” influyó en un resultado, fue porque el estadio estaba lleno. Partidos decisivos del torneo local o internacional, si el público influyó en el resultado, fue la masa, un estadio lleno, no fueron los 500 o 1000 hinchas organizados.

“Al Olimpia lo hace grande su gente”, “El Ciclón espera a su rival en una candente Olla”, hacen alusión a la gente común, no a los 500 barras. Nunca se escuchó: Olimpia ganó porque sur no paró de alentar los 90 minutos. Cerro pudo dar vuelta a Gral. Díaz porque Norte no paraba de cantar. NO. JAMÁS. Para mí no suman nada.

Y acá los tibios hablan de que con más seguridad se puede solucionar, o inclusive siguen mencionando diomío el censo de las personas. Del tema seguridad hablo más adelante, de censar ni quiero mencionar, ya se hizo 347 veces y nada se logró.

[power_title color=”#33903f” ]Punto 2. Bajar el precio de las entradas[/power_title]

Foto D10.

En este punto ya se vienen haciendo esfuerzos, sobre todo de los clubes grandes. Burlas aparte, el 2×1 que implementó Cerro en el torneo local funcionó y superó expectativas. Tanto así que después de mucho tiempo se vio a Cerro llenando el Defensores en partidos consecutivos del torneo local. Se consagró campeón en aquel Apertura 2014.

Olimpia probó ya varios enfoques, sobre todo buscando beneficios para el socio. Programa de referidos, descuentos si te ponés al día, etc. Este tipo de “promos” se deben extender a los demás clubes y sacar la fijación de precios, que cada club lo decida. Si Libertad quiere cobrar 5 mil en todos los sectores y si Capiata te deja entrar gratis si llevás la remera, bienvenidos. Si de todos modos no vas a tener ingresos, por lo menos que tengas gente alentando a tu equipo.

Algunas ideas:

  • Con 5 partidos seguidos, en el sexto entrás gratis.
  • Combo familia: van 3 o más, uno entra gratis.
  • 2 por 1 contra equipos “chicos”.
  • Si vas 10 partidos se te exonera una cuota.

[power_title color=”#33903f” ]Punto 3. Vender mejor nuestro fútbol[/power_title]

Necesitamos que nuestro fútbol sea más que Cerro – Olimpia. Foto: D10.

Acá separemos en dos:

a) Los periodistas:

Nuestro periodistas tienen una facilidad tremenda de disparar, el gatillo fácil para la crítica que rara vez es constructiva. Que el defensor no tiene regularidad, que no cumplió, que desapareció del partido, que tiene problemas de vestuario; y cuando la rompen… meh, es buen jugador. Y no digo que mientan, pero hay formas y formas de comunicar, de agrandar los logros y minimizar los errores, para que el “producto” sea más atractivo, sobre todo para los que buscan refuerzos de afuera. Tan cañeadores somos que llegamos al punto de hacer un compilado de errores de UN SOLO jugador. Lamentable.

b) Las transmisiones y programas televisivos:

La cantidad de cámaras, los materiales de los resúmenes, los programas de deportes, los repasos, las promos, los datos en las transmisiones, los zócalos informativos, todo tiene una calidad artística y visual tan pero tan pobre… que alguien de afuera creería que se trata de un partido de 1996. Habrá que invertir y la verdad que poniéndose uno en el lugar de los dueños de los derechos, no sabemos si valdrá la pena, si la inversión les dará retorno. Aparte, si no hay competencia… para qué.

[power_title color=”#33903f” ]Punto 4. Mejorar la seguridad y la infraestructura[/power_title]

Tejido. Aa, de fondo se ve la cancha de Rubio Ñu. Foto: Portal HOY.

Este punto va muy ligado al Punto 1, sobre todo cuando hablamos de seguridad. Si los estadios llevan más gente, necesariamente habrá que tener mayor seguridad dentro Y FUERA de la cancha. Un tema importante, dentro del estadio debe haber también Seguridad Privada, de civil tal vez, que resguarde la integridad de la gente.

Afuera, policía nacional, muchos, y buenos. Pero sabemos que en su mayoría son socios de los barras, y los barras son socios de los dirigentes, que le dan las entradas, pero suponiendo que no es ese el escenario, deben existir varios anillos de seguridad que garantice a la gente llegar al menos hasta la parada sin ser apretada por un killo.

Respecto a la infraestructura, debemos tener mejores estadios. Es cierto que Rubio Ñu y Capiata mejoraron sus instalaciones, que Guaraní puso lumínica y que Sol pintó todo de azul. Aún así, nuestras canchas se quedaron en 1960. Son feas, no tienen asientos (solo hormigón y en verano sin almohada se te cocina el culo no se puede), tienen tejidos altos que no te dejan ver el juego y los baños y demás, ni hablemos (sacando el Defensores). No pedimos que haya restaurantes, salas de juegos para los chicos o tiendas de ropa (como en otros países), pero se puede mejorar y hacer que “Ir a la cancha” no sea solamente la cancha, sino una actividad familiar que implica hacer otras actividades, en paralelo.

[power_title color=”#33903f” ]Punto 5. Jugar mejor al fútbol[/power_title]

Que los GOLAZOS no sean solo en la práctica. Foto: Portal HOY.

Mejor fútbol. Sacando los equipos de Jubero y Chiqui, hace rato no vemos un equipo que “juegue lindo”. Y acá me van a decir “Pero en Paraguay luego nunca se jugó lindo, acá es garra, huevo, meta pierna, rechace como pueda, patee, tire centro” y puede ser cierto, pero basta. Este tipo de juego retranca y tosco no ayuda al espectáculo y no nos ayuda en lo deportivo. Cada vez se juega más lindo y rápido, si seguimos así vamos a caer todavía más bajo en el ranking FIFA y podríamos ya nunca volver.

No olvidemos que nuestros viejos rara vez vieron a la Albirroja en un Mundial, esos días oscuros podrían volver. Tenemos que jugar un mejor fútbol y para lograr eso deberíamos hablar largo y tendido, será en otro post, más adelante.

[power_title color=”#33903f” ]Punto 6. Mejorar el nivel del arbitraje[/power_title]

Enrique Cáceres, uno de los mejores localmente pero muy cuestionado en el Apertura 2016. Foto: abc color.

Es verdad, este tema es mundial pero acá como que la cosa es 3 veces peor. Metamos los asistentes de fondo, metamos la tecnología de linea de gol, paguemos mejor a los árbitros, exijamos más a los colegiados y dejemos también que hagan su trabajo. El tema del arbitraje es más novela de dirigentes que un problema técnico sobre la labor de los réferes, tienen falencias que deben mejorar, pero dejemos que trabajen.

[power_title color=”#33903f” ]Punto 7. Llevar partidos al interior[/power_title]

Lindo marco en el este. Foto: D10.

Podria ser otra alternativa, que de tanto en tanto los grandes u otros equipos con fanáticos en el interior lleven sus partidos a canchas que podrían brindar lo necesario para un lindo espectáculo. Pedro Juan Caballero, Cnel. Oviedo, Encarnación, Ciudad del Este, inclusive Carapegua, tienen canchas lindas y listas para albergar un partido de 5 mil personas, tranquilamente.


Son solo algunos puntos, evidentemente hay mucha tela por cortar y demasiado por decir en este tema que sin duda no escapa al “tema de fondo” del país y su situación cultural, económica, pero que independientemente a eso estas ideas se podrían implementar y otras más.

Hablábamos en el Episodio 7 del #PodcastCCh sobre este tema y esta fue la conversación:

Sobre el punto, contanos vos tu punto de vista sobre el tema de las barras y sumá qué otras cosas se pueden implementar para volver a tener colorido, gente y buen fútbol en nuestras canchas. ¡Te leemos!

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba