Especiales

Top 10: Martin Palermo

“El Loco”, “El Optimista del Gol”, el hombre que a través de sus casi 20 años de carrera supo construir una historia digna de Hollywood, con un look distintivo desde joven, con varios vaivenes en la vida y en el fútbol, sin demasiada técnica pero con goles de toda índole y con mucha, pero mucha gloria. Hoy recordamos a Martín Palermo y sus conquistas más significativas… de las tantas que gritó a lo largo de su vida profesional.

10 – A River, una sana costumbre.

Si de goles a River Plate se tratase, habría que hacer un ranking aparte. 18 fueron los goles que Palermo le marcó al Millonario, tanto con Estudiantes de la Plata como con Boca Juniors. En 1997 y en una noche que el Pincha metió 4, Martín hizo esto… demostrando que estaba destinado a ser un goleador, y no solo un jugador teñido como Javi Acuña (?)

 

9 – El penal con los dos pies.

Los goles de Palermo – o al menos varios de ellos – siempre tuvieron una connotación especial. Ya jugando por Boca y con el rubio reducido a los flequillos, metió este penal ante Platense en cancha de Velez Sarsfield. ¿La particularidad? El resbalón previo que hizo que tocara con ambos pies la pelota antes de convertirse en gol; algo prohibido por el reglamento, pero validado por lo accidental de la cuestión. Lo explica el mismo en el video.

8 – Desde 40 metros a Velez… con la cabeza.

¿Hablábamos de particularidades? Este gol no podía faltar. En 2009 y en una mala temporada para el xeneize, le ganó a Velez por 3 a 2 en La Bombonera y Martín se convertía en hombre récord por marcar un gol de cabeza desde aproximadamente 40 metros. Un tiempo más tarde, un gol similar en la Bundesliga terminaba quebrando esa marca, pero no deja de aportar un nuevo logro a su lista de goles excepcionales.

7 – Desde el mediocampo contra Independiente.

Y ya que hablamos de golazos desde lejos, este es el más significativo. Boca defendiendo con 10 ante Independiente en cancha de Racing (!) y tras trabar la salida de un central, mete literalmente un gol para cerrar el estadio, ya que ese gol se dio en el último minuto de descuento. El equipo de la Ribera se lleva los 3 puntos ganando 3 a 1, y suma un nuevo capítulo a la película de Palermo Hollywood.

6 – Lo pidió, jugó y la mojó.

En una semana fatal para la vida de Martin, coincidente con el inicio de un nuevo torneo argentino, había fallecido su hijo, quien había nacido en forma prematura. Mas allá del dolor y de no haber entrenado con normalidad, pidió ser parte del equipo, jugó y la embocó por duplicado ante Banfield. Una situación tan fea como la calidad del video, pero en donde El Titán supo reponerse gracias al apoyo de los hinchas bosteros. Nota: En aquel equipo de Boca “atajaba” nuestro compatriota Aldo Bobadilla.

5 – De chilena contra Banfield.

El anterior no fue el único gol importante que le marcó a Banfield. En esta ocasión, El Taladro vuelve a ser víctima de una genialidad de Martin, que tras una serie de rebotes y un centro bien direccionado saca de la galera una espectacular acrobacia en donde El Laucha Lucchetti ya no tuvo nada que hacer. Ese partido terminó empatado, pero El Loco “salvó la plata” con una asignatura que estaba pendiente: El gol de chilena.

4 – Lesionado, contra Colón.

En un acto hasta tal vez inconsciente, Martin buscó su gol número 100 como profesional del fútbol sin importar que minutos atrás se había golpeado en la rodilla, y que al final terminó con los ligamentos rotos. Aún así, logró su cometido jugando para Boca en el ’99 ante Colón. Luego de eso, quedó por unos meses fuera de las canchas como consecuencia de la lesión.

3 – Doblete para ser campeón Intercontinental.

En tal vez su mejor noche, Palermo llegó a la cima de su carrera al marcarle dos goles al poderoso Real Madrid por la Intercontinental que es mucho mejor que el Mundial de Clubes. Ambos, antes de los 10 minutos, impensado hasta para el más optimista de los hinchas de Boca. Había descontado Roberto Carlos, pero no bastó. El Xeneize conquistó la máxima gloria, algo que repetiría 3 años después ante el Milan.

 

2 – Gol a Perú y pasaje a Sudáfrica.

La historia de Palermo con la selección argentina no disponía de los mejores antecedentes. Todos recordamos aquella noche de Copa América en donde increíblemente no logró convertir 3 penales ante Colombia acá en Luque. El quería reivindicarse, y Maradona lo convocó como una opción más de clasificación para Sudáfrica 2010. En una noche lluviosa y en el último minuto, El Loco hizo delirar al Monumental (hasta eso hizo) con un gol en offside que le valió medio pasaje a la albiceleste y el completo a él, que también convirtió un gol – a Grecia – en la máxima cita del fútbol.

1 – La vuelta soñada.

Tras aquella lesión contra Colón, Palermo regresó a las canchas en la Libertadores del 2000. Con el pelo más enrulado y largo, podría jugar unos minutos nada menos que contra River en los cuartos de final. La Banda Roja ganó el partido de ida por 2 a 1 y consultado por la posible inclusión de Martin, Gallego, por aquel entonces DT Millonario dijo – irónicamente – que entonces lo va a poner al Enzo (Francescoli, ya retirado). El Loco ingresó en aquel partido y en el último minuto, metió el gol que selló la clasificación xeneize a la semifinal (El partido terminó 3 a 0). La Bombonera estalló de emoción y se rindió a los pies de un Martin que no pudo contener las lágrimas por lo que significaba una nueva victoria en su carrera, digna de un verdadero grande del fútbol. De un verdadero Titán.

Comentarios

Dejá un comentario

Lo más popular

Arriba