Lo nuestro

Códigos del Fútbol Paraguayo – Parte 2

Seguimos hoy con la Parte 2 de los términos usados generalmente en la jerga del fútbol y queremos explicarte desde nuestra óptica cuál es su significado de fondo.

Luego de repasar los Código de Nuestro Fútbol Parte 1, seguimos hoy con la Parte 2 de los términos usados generalmente en la jerga del fútbol y queremos explicarte desde nuestra óptica cuál es su significado de fondo.

A seguir:

Tío, Tío, no tenes un mil’i?

Cuando estás a punto de llegar a la cancha, tenés muchos sobrinos. Una decena de jóvenes se te acercan y al unísono de “tío, tío” te piden una “raya” (Gs. 1.000) para que ellos puedan entrar a observar el encuentro futbolero. A pesar de que parezca algo peligroso, para muchos #foreveralone es hasta reconfortante recibir tanto sobrinos de una sola vez en tan poco tiempo. Eso sí, nada de ser agreviso, porque podés salir mal.

Sentarseee

Este es un partido donde no ocurre lo de SENTARSE.

Este es un partido donde no ocurre lo de SENTARSE.

Típico de toda gradería paraguaya. Viene una jugada hacia la zona en donde estás sentado y obviamente, por inercia, te parás para ver la jugada. No falta el pelotudo argelado que desde atrás grita “¡SENTARSE!” e inmediatamente te caen algunas cosas cerca. En los 90, te caigan lluvia de naranjas, que por cierto, fue prohibida su venta desde que los muchachos entendieron que en lugar de exprimir esta noble fruta podría servir como un elemento contundente contra algún rival casual.

Y ni hablemos de pararte y tratar de cantar en una zona donde no está la barra brava, te sentís más sólo que Fio Migliore en una churrasquería (?).

Chipa 3 x 10.000

Los domingos de fútbol también son una muestra de cómo el capitalismo salvaje se adueña de nuestros gustos y juega con nuestra hambre (?). Antes de cualquier partido de fútbol y hasta entrado el segundo tiempo, los vendedores ofrecen una chipa argolla a Gs. 10.000 o una chipa común a Gs. 5.000. En algunos casos, todo ya es a G. 10.000.

Sin embargo al terminar el cotejo, uno puede ver la devaluación abismal que sufre este alimento, ya que los vendedores arman un mini “BlackFriday” (Arapotei hu) de chipas y rematan a 3 x Gs. 10.000 la argolla o 4 x Gs. 10.000 el común de las chipitas.

Chauchesku

Angelito, presto para bailar en Telefuturo, allá por el 2014.

Paréntesis para recordar la despedida del fútbol de Ángel Ortiz, un volante de contención de aquellos que son típicos de esta tierra roja. Rudo, terco, mujeriego, farrista, pero honesto, sincero y frontal, así como él mismo dijo: “Soy como el (sí, EL) moto, no retroceso, no tengo reversa”.

Es tan paraguayo que hasta fue cornudo engañado y vivió varios idilios amorosos con modelís cachaqueras, llegó a ser denunciado por prestación alimentaria, se hizo bailarín en un programa de Televisión y tiene un par de casos por violencia familiar. Un jugador de la Selección, sin dudas.

La línea de 8

Sistema táctico inventado por Tacuary FC, que hoy lucha por volver a la categoría Intermedia de nuestro fútbol. La famosa línea de 8 de Tacuary fue instalada desde que Francisco Ocampo se hizo dueño del club y Oscar Paulín el DT. Se trata de dos líneas de 4 jugadores bien pegados que juegan en la cabecera de su propia área, defendiendo el arco, dejando a dos delanteros flotando entre el mediocampo y en la delantera. En más de una ocasión este sistema le valió sumar buenos puntos y grandes victorias al Tacua, pero como no hay mal que dure 100 años, los últimos años fueron nefastos para el club, que perdió todo hasta caer en la tercera categoría de nuestro fútbol, desde donde pretende renacer.

En este punto queda la pelota en tu cancha y te toca compartir más términos futboleros en los comentarios.

Comentarios

Dejá un comentario

Arriba